Entrevistas

  • Embajador de Francia: No hay que hacer concesiones a la ultraderecha

    Políticas 18-07-2019

    Madrid (EuroEFE).- El embajador de Francia en España, Jean-Michel Casa, cree que "no hay que hacer concesiones a la ultraderecha o a las fuerzas populistas" en Europa, porque es "un cuento de hadas" pensar que se puedan reconvertir. 

  • Ramón Jáuregui: Las objeciones a los acuerdos de comercio de la UE son “anacrónicas y reaccionarias”

    Políticas 18-07-2019

    Madrid, (EuroEFE).- Las objeciones a los acuerdos internacionales de comercio que firma la Unión Europea son "anacrónicas y reaccionarias", opina el presidente de la Fundación Euroamérica, Ramón Jáuregui, hasta hace poco copresidente de la Asamblea parlamentaria Eurolatinoamericana (Eurolat). En una entrevista con Efe, Jáuregui ha …

  • La activista Helena Maleno denuncia la “necropolítica” de Europa y EE.UU.

    Políticas 16-07-2019

    Madrid (EuroEFE).- Las medidas migratorias de la Unión Europea (UE) y Estados Unidos "son las mismas" porque se basan en la "necropolítica", que consiste en matar o dejar morir a determinados colectivos humanos, denunció este martes la activista y periodista española Helena Maleno, fundadora del colectivo Caminando Fronteras.

  • Borrell asumirá la diplomacia europea en un “momento histórico”, según el director del Real Instituto Elcano en Bruselas

    Políticas 12-07-2019

    Madrid (EuroEFE).- El ministro español de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell, ocupará el cargo de responsable de la diplomacia europea en un "momento histórico" por la competición entre grandes potencias, pero como baza a su favor contará con un peso político "mayor" que el de sus predecesores.  

  • El socialismo francés pide a Pedro Sánchez reafirmar su rol en Europa

    Políticas 11-07-2019

    París (EuroEFE).- En plena reconversión en Francia tras sus bajos resultados en las últimas elecciones, el líder de los socialistas franceses, Olivier Faure, considera que sus familias políticas, particularmente en Portugal y en España, deberían reafirmar en Europa una hegemonía de la que ellos han sido privados.

    "Tenemos socialistas que son demasiado modestos respecto al rol y a la influencia que podrían tener, y creo que Pedro (Sánchez) podría ser de aquellos que reafirmen más ese liderazgo", explica en una entrevista con EFE el primer secretario del Partido Socialista (PS).

    Faure habla desde su sede en Ivry sur Seine, una antigua fábrica de embalaje de medicamentos y posteriormente incubadora de empresas emergentes en las afueras de París, a la que se mudaron tras haber tenido que vender en diciembre de 2017 su histórica sede de la calle parisina de Solférino para afrontar la caída progresiva de ingresos.

    En el momento en que se cumplen 50 años del congreso de Issy Les Moulineaux en el que junto con el de Alfortville en mayo de 1969 se redefinió la estructura actual del PS, su líder desde marzo del año pasado reclama "hombres y mujeres de izquierdas que sepan dar un nuevo impulso a la Unión Europea".

    Faure (La Tronche, 1968) lamenta que la escasa representación de la izquierda en el Consejo Europeo obligue a socialistas como el jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, y el primer ministro portugués, António Costa, a acercarse al presidente de Francia, Emmanuel Macron, para hacer avanzar Europa.

    "¿Eso quiere decir que Macron puede ser un socio fiable para los socialdemócratas europeos? No lo creo", recalca este militante socialista del PS desde sus 16 años, hijo de un francés con orígenes españoles y de una vietnamita.

    Los socialistas, añade, no tienen "nada que aprender de Macron": "Aplica en Francia las políticas de (la ex primera ministra británica) Margaret Thatcher en los ochenta. No ha inventado nada. Tiene la imagen de un hombre moderno, pero su política es vieja como el liberalismo".

  • Mitsotakis y el sueño de hacer de Grecia un paraíso empresarial

    Políticas 07-07-2019

    Atenas (EuroEFE).- El vencedor de las elecciones generales griegas, Kyriakos Mitsotakis, exponente de una corriente modernizadora del conservadurismo, se ha propuesto liberar a Grecia de lo que considera ideas obsoletas de izquierdas y convertirla, con una política de bajos impuestos, en un paraíso para el empresariado.

  • O’Flaherty (Agencia de Derechos de UE): “Europa no es un paraíso de los derechos humanos”

    Políticas 29-06-2019

    Viena (EuroEFE).- Discriminación, racismo, desigualdad, pobreza infantil. La Unión Europea (UE) es todavía escenario de graves violaciones de derechos fundamentales, una situación agravada por el auge de los ultranacionalismos y la pérdida de valores éticos y morales.

    Ese es el panorama que describe Michael O'Flaherty, director de la Agencia de Derechos Fundamentales (FRA) de la UE, a la luz del informe correspondiente sobre la situación en 2018, que la institución ha publicado recientemente.

    En una entrevista con Efe en Viena, donde la FRA tiene su sede, O'Flaherty advierte de que la UE no es el paraíso en materia de derechos humanos que muchos piensan, que la desigualdad es uno de los principales retos y que hay que actuar con más contundencia contra los políticos que propagan el odio y las mentiras.

    Pregunta: Al presentar el informe, usted dijo que las desigualdades, el acoso y los prejuicios siguen creciendo en la UE y que, le cito, "están saltando las alarmas". En la UE tenemos las leyes, las normas, las instituciones democráticas. ¿Qué está fallando para que aún quede tanto por hacer?

    Respuesta: Tenemos algunos problemas graves y hay que ponerles cara. Hablamos de los judíos de Europa, muchos de los cuales nos dicen que tienen miedo y que piensan en marcharse, algo que encuentro inaceptable en la Europa moderna. La situación de los musulmanes, incluidos los inmigrantes. Seis personas al día que tratan de llegar a Europa ahogándose en el Mediterráneo en 2018. La situación de los gitanos: desigualdad, privaciones, marginación; es un escándalo de dimensiones globales.

    ¿Alguna vez cambia algo? Sí, en 2018 vimos las bases de algunos avances reales. Y cuando bajamos a lo local, vemos más y más buenas prácticas que refuerzan el respeto a los derechos humanos. Hay también señales de esperanza. Pero no deberíamos apartarnos del hecho de que, ahora mismo, no estamos en una buena posición.

    P: Pero, pese a todos esos problemas, ¿es Europa aún un paraíso de los derechos humanos, comparado con otras regiones del mundo? ¿O es eso lo que pensamos?

    R: Entonces estamos engañándonos a nosotros mismos. Europa no es un paraíso para los derechos humanos. Sí, es la parte del mundo que tiene la mejor protección de derechos humanos. Pero eso no es lo mismo que una persona disfrute todas esas libertades en su día a día. Tenemos mucho camino que recorrer, igual que otras partes del mundo. Europa no es única y distinta, separada y diferente. Es parte del mundo y comparte los mismos problemas. Algunos de esos problemas son peores en Europa que en otras partes. Tenemos que mirar al futuro con genuina humildad.

    P: ¿Diría usted que ha habido una marcha atrás en la lucha por los derechos fundamentales o, al menos, que estamos avanzando más lentamente que hace cinco o diez años?

    R: Sí, lo diría. Solíamos tener graves pautas de abuso de los derechos humanos, algo que nunca ha sido aceptable. Pero se aceptaba el sistema. Hoy día, hay cada vez más gente en altos puestos políticos que están repudiando lo más básico, las leyes, los tratados, los compromisos, diciendo que no es lo que necesitamos para que Europa avance. Esa es la diferencia, y tenemos que resistirnos con fuerza.

    Tenemos que insistir en el cumplimiento legal, que la gente rinda cuenta cuando vulneran o abandonan la ley. Parte del populismo estos días es contar mentiras sobre los migrantes, sobre los gitanos, sobre la gente en los márgenes de nuestra sociedad. Todos aquellos que están comprometidos con los derechos humanos debemos confrontar cada mentira con la verdad.

    P: ¿Cuándo fue el momento de cambio en esa tendencia?

    R: No puedo identificar un mes de un año. Ha habido una suma de tendencias inquietantes que nos han conducido a esto. Y, en un determinado momento, y esto es muy importante, perdimos la buena voluntad de nuestras poblaciones, de la persona común, que olvidó ver que los derechos humanos también lo son para él y para su familia, y piensa que es solo para la gente en los márgenes. Si es así como la gente percibe los derechos humanos, tenemos un problema. Para salvar el sistema que hemos construido desde la II Guerra Mundial, para garantizar la civilización, tenemos que cumplir con todos: nuestros vecinos y quienes han llegado recientemente a nuestra comunidades.

    P: ¿Hasta qué punto ha afectado el auge de la ultraderecha, de los populismos, del ultranacionalismo, a la lucha por los derechos humanos?

    R: Por supuesto que no ha ayudado. Pero los derechos humanos no son un programa político. Son apolíticos, da igual qué partido gobierne en qué país. El compromiso con los derechos recogido en los tratados se mantiene tan válido como siempre. Cuando un político, sin importar cuántos votos recibe, dice algo que constituye un acto de discurso de odio, tiene que ser procesado por ello.

    Tenemos democracias robustas, tenemos sociedades estables que pueden volcar toda la fuerza de la ley para ocuparse de las violaciones. Quiero ver más persecución judicial de delitos de odio, quiero ver que se pida cuentas a la gente cuando hablan de los gitanos como si fueran menos que humanos.

    P: Teme que en las nuevas instituciones europeas, tras las elecciones, el retroceso en los derechos empeoren al tener esos partidos más poder.

    R: Francamente, no lo sé. Pero no estoy tremendamente desalentado porque el voto muestra también una gran diversidad en el Parlamento (Europeo). Hay una fuerte representación, por ejemplo, de Los Verdes. Hay mucha gente llegando al Parlamento con una fuerte posición en derechos humanos. Y, por mi experiencia con el anterior Parlamento, podemos trabajar con todos los principales grupos políticos, y tengo la expectativa de que este va a ser el caso.

    P: Tendemos a culpar a los partidos ultras, o a los políticos en general. Pero, qué ocurre con el ciudadano. Cuatro de cada diez ciudadanos de la UE ven la migración como un problema, hay gente que considera a sus vecinos gitanos ciudadanos de segunda y muchos votan a los partidos populistas. ¿Cree que los europeos nos hemos vuelto más intolerantes?

    R: No empezaría por ahí. La gente está muy influida por lo que se le dice y lo que experimenta. Si vives en una Europa desigual, si eres la segunda generación en tu familia que no puedes encontrar un trabajo, no sorprende que estés enfadado. Si no puedes alimentar a tus hijos por la noche o tienes que elegir entre comida y ropa para tus niños, como es el caso en algunos sitios en Europa, te vas a enfadar y vas a reflejar ese enfado en tu voto.

    Necesitamos una Europa más igualitaria, no culpar a las personas sino a nuestras estructuras, al sistema y a la forma en la que distribuimos la riqueza. No culpamos a la gente por no fiarse de los migrantes, si están oyendo continuamente mentiras, mensajes ridículamente exagerados sobre cuánta gente está llegando, mentiras sobre que los migrantes traen violencia sexual a Europa.

    Necesitamos una discusión en nuestra sociedad sobre ética, sobre valores, el código de normas con el que tomamos nuestras decisiones morales. No vemos suficiente de esto, está cayéndose del programa educativo en muchos colegios.

    P: ¿Es más importante la aplicación de las leyes o la información y la educación?

    R: Hacen falta la dos, pero a veces se ha desatendido la parte de la educación. Es urgentemente importante, especialmente hoy en Europa, donde, como he dicho, vemos la educación ética, cívica, alejándose de muchos colegios en muchas partes.

    P: Entre todos los desafíos en materia de derechos humanos, ¿cuál es el más relevante para la UE?

    R: Siempre encuentro difícil ordenar los problemas de derechos humanos, porque se puede sugerir que un sufrimiento tiene más valor que otro, y eso no ayuda. Hay temas que me mantienen despierto ahora, que pienso debemos afrontar si queremos avanzar. El primero es la desigualdad. Si eres un niño en Bulgaria, tienes como ocho veces más probabilidades de irte con hambre a la cama que si eres un niño en Dinamarca. Eso no es aceptable.

    Tenemos de verdad que invertir en igualdad. Y está pasando. La UE se está poniendo cada vez más seria con esto, con alguna iniciativas en 2018 y que se extienden hasta 2019 y 2020.

    El segundo (desafío) es la situación de los seis millones de gitanos en la UE, una enorme minoría cuyas experiencia vitales son totalmente espantosas, peor aún si eres una mujer. (El problema) es de una escala tal, que nuestra continua tolerancia de las inaceptables condiciones de los gitanos es un escándalo de importancia global, que tenemos que atajar si vamos en serio con el tema de derechos humanos en esta parte del mundo.

  • Sira Rego: “Además de rostros de mujeres hacen falta políticas feministas”

    Políticas 28-06-2019

    Bruselas (EuroEFE).- La candidata de la Izquierda Unitaria a presidir el Parlamento Europeo, Sira Rego, defiende en una entrevista a Efe la necesidad de un "giro" a nivel europeo para aumentar la presencia de mujeres y de unas "políticas feministas de alcance".

    "Esto no va solo de poner rostros de mujeres sino de plantear políticas de alcance feministas, radicales, que verdaderamente le den un giro completamente distinto al modelo europeo", dijo Rego, una española de origen palestino que se considera una candidata "diferente" a las opciones que se barajan para renovar los altos puestos de las instituciones comunitarias.

    "Precisamente desde la izquierda lo que planteamos es que hay que dar espacio a las mujeres y sobre todo a las políticas que representa el feminismo", subrayó Rego, que aseguró que afronta su designación con "muchísima fuerza y arrojo".

    Para la eurodiputada, número dos de la lista de Unidas Podemos para las elecciones europeas y recién llegada a Bruselas, los nombres que se barajan para el reparto de los puestos más altos de las instituciones comunitarias, incluida la Comisión Europea, el Consejo y la Eurocámara, hacen temer el mantenimiento de las políticas europeas de los últimos años.

    "Es más de lo mismo, al final lo que vemos es que se van a reproducir las mismas políticas neoliberales que lo que están haciendo es generar una situación de precariedad en el conjunto de los pueblos de Europa, particularmente en los pueblos del sur, en nuestro pueblo", señala.

    Según Rego, "en España sabemos perfectamente lo que han supuesto en el último ciclo las políticas neoliberales que venían de la UE" y "los nombres que están encima de la mesa vienen a reproducir un poco ese esquema".

    "Aquí lo que estamos asistiendo es a un reparto de sillones que nada tiene que ver con las familias trabajadoras, que nada tiene que ver con la mayoría trabajadora", asegura.

    Preguntada por el hecho de que los grandes grupos de la Eurocámara -el Partido Popular Europeo (PPE), los socialdemócratas (S&D) y los liberales (RE)- no hayan incluido a Izquierda Unitaria en el bloque proeuropeo que se está repartiendo esos cargos, Rego responde que, pese a ser "crítico" con el modelo de integración europea, su grupo defiende Europa, pero sobre la base de "otro concepto".

    "Nos encanta Europa. Nos encanta también la Europa de la democracia, de la justicia social, de la ecología, del feminismo, de los derechos humanos. Eso de poner una etiqueta en función de los intereses de quienes dictan las normas neoliberales, no nos parece apropiado", comenta.

  • Teresa Ribera: EEUU volverá a la senda en la que estaba, y cuanto antes mejor

    Políticas 26-06-2019

    Luxemburgo (EuroEFE).- La ministra española en funciones para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, cree que Estados Unidos terminará regresando a la lucha internacional contra el cambio climático y, mientras eso ocurre, anima a la Unión Europea (UE) a ocupar el espacio geopolítico que desaprovecha Washington.

  • Pellistrandi: La sentencia del “procés” será “un momento crítico” para la imagen de España

    Políticas 18-06-2019

    París (EuroEFE).- La sentencia del juicio del "procés" va a ser "un momento crítico" para la imagen de España, vaticina el historiador e hispanista francés Benoît Pellistrandi, que aconseja a Madrid que se anticipe y active su red diplomática para desmontar la idea del "juicio político" y el mito de la "democracia incompleta".

  • Alcaldesa de Gdansk: somos el símbolo de tolerancia en un momento difícil para Europa

    Políticas 15-06-2019

    Gdansk (EuroEFE).- El Premio Princesa de Asturias confirma a Gdansk como la ciudad polaca de la libertad, una localidad que "lucha por la libertad, los derechos cívicos y la tolerancia en un momento político difícil para Polonia y Europa", explicó a Efe su alcaldesa, Aleksandra Dulkiewicz.

    Dulkiewcz se convirtió en regidora de Gdansk tras la muerte de su predecesor, Pawel Adamowicz, alcalde de esta ciudad portuaria durante los últimos 20 años, quien fallecía asesinado a cuchilladas en enero.

    "El papel de Adamowicz, que fue también miembro del Consejo de las Regiones en la UE, y su trágica muerte hicieron que los ojos de todo el mundo mirasen a nuestra ciudad y a la situación que vive Polonia, a cómo el discurso del odio y la discriminación pueden acabar de manera trágica", recuerda Dulkiewicz.

    Como su antecesor, Dulkiewicz pertenece al partido liberal de centro-derecha Plataforma Ciudadana, una formación que obtuvo el 82% de los votos en las pasadas elecciones locales y que, a nivel nacional, es la principal fuerza de la oposición en la Polonia dominada por los nacionalistas de Ley y Justicia.

    La diferencias ideológicas, muy profundas en la Polonia actual, han limitado hasta ahora el diálogo entre Gobierno polaco y ayuntamiento de Gdansk, aunque Dulkiewicz asegura que se está trabajando en ese diálogo, algo en lo que sin duda ayudará el Premio Princesa de Asturias a la Concordia.

    Para Bogdan Lis, uno de los líderes del movimiento Solidaridad junto con Lech Walesa, este reconocimiento confirma que "la gente de Gdansk somos un poco diferentes a los del resto de Polonia, tal y como demuestran los resultados electorales".

    "Gdansk juega un poco el papel de faro en Polonia, y en los últimos años ha quedado claro la posición de esta ciudad en conflictos sobre diferentes cuestiones, como el de los refugiados o la apertura colectivos que piensan diferentes", añade a Efe Lis, quien espera que "el impuso para cambiar Polonia venga de Gdansk".

  • El historiador Ian Kershaw no tiene mejor opinión de “Corbyn que de Johnson”

    Políticas 13-06-2019

    Madrid (EuroEFE).- El historiador inglés Ian Kershaw (Oldham, 1943) reconoce que no tiene mejor opinión de Jeremy Corbyn que de Boris Johnson al ser preguntado por el futuro del liderazgo de los laboristas y los conservadores británicos en pleno Brexit.