Palop (UP) pide una mejora de la calidad del empleo agrícola en España y UE

En la imagen, dos hombres trabajan en la recolección de manzanas en Girona. EFE/Archivo/Robin Townsend

Madrid (EuroEFE).- La eurodiputada Eugenia Rodríguez Palop (Unidas Podemos) defiende una mejora de la calidad del empleo agrícola en España y en la Unión Europea (UE) para superar problemas “estructurales” que afectan a los temporeros, más allá de las dificultades de circulación por la pandemia.

La europarlamentaria, cabeza de lista de Unidas Podemos a las últimas elecciones europeas, señala, en una entrevista con Efeagro, que además de facilitar el desplazamiento de temporeros “es imprescindible” garantizarles condiciones dignas de trabajo, salarios y vivienda.

Rodríguez Palop, originaria de la provincia de Badajoz, entró a formar parte de la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo con la remodelación por el Brexit; también es vicepresidenta de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género.

La eurodiputada de Unidas Podemos, Eugenia Rodríguez Palop, en el Parlamento Europeo EFE/Michel Christen/Parlamento Europeo

A su juicio, la Comisión Europea (CE) debe promover una armonización de protocolos agrícolas y que todos los países ratifiquen el Convenio 184 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre la seguridad y salud en la agricultura, entre ellos España.

“También los Estados miembros deben garantizar medidas de seguridad e higiene y el cumplimiento de condiciones de trabajo adecuadas, como hemos visto en España con la campaña que va a iniciar en el sector la Inspección de Trabajo”, añade.

Asimismo se refiere a los asentamientos informales “cuya realidad inhumana llamaba la atención hace pocos meses el relator especial sobre la pobreza extrema y derechos humanos de la ONU”.

Apunta que la explotación laboral en el campo “se sigue aprovechando de la vulnerabilidad de los extranjeros, y sigue empleando la amenaza de falta de trabajadores para incumplir los convenios colectivos sectoriales e imponer peores condiciones que permiten perpetuar la precarización extrema, la semiesclavitud y los abusos sexuales”.

En cualquier caso, defiende que los agricultores y ganaderos perciban un precio justo por los alimentos que producen.

Italia aprueba una regularización de migrantes, jornaleros y cuidadores

Roma (EuroEFE).- Italia aprobó este miércoles una regularización de los migrantes que se dediquen a las labores agrícolas y de cuidadores domésticos, que podrán optar a un permiso de residencia temporal para paliar la falta de mano de obra por …

Brecha de género 

La europarlamentaria considera que la brecha de género en el sector agrícola y pesquero es “enorme” y que, en las zonas rurales la tasa de desempleo es mayor para las mujeres, que afrontan más dificultades que las habitantes urbanas para encontrar trabajos indefinidos, mejores oportunidades y acceso a la Seguridad Social.

Por ello, asegura que es un reto incrementar la titularidad y extensión de las tierras que poseen las mujeres, el porcentaje de jefas de explotación y la garantía de servicios públicos de calidad y medidas de conciliación, al igual que las “perceptoras” de ayudas de la Política Agrícola Común (PAC).

Agricultura para reconstruir la UE 

La europarlamentaria aboga por una agricultura y un desarrollo rural con “espacio propio” en el Plan de Reconstrucción de la UE, y una dotación adecuada en el futuro marco financiero (2021-2027) igual o superior a la actual.

En cuanto a las medidas de la CE para paliar la covid-19 en la agricultura, opina que algunas son acertadas, pero “insuficientes”, especialmente para las producciones de lácteos, patatas o flores; valora la posibilidad del almacenamiento privado, pero critica que no beneficie al cerdo ibérico, por ejemplo.

En su opinión, la organización común de mercados agrícolas “no está diseñada” para hacer frente a una volatilidad como la actual: “Deberíamos tener mecanismos de respuesta que permitan disponer de recursos extraordinarios para una situación así”.

Rodríguez Palop añade que la pandemia ha puesto de manifiesto la lucha contra las “prácticas especulativas que desvirtúan los mercados para perjudicar a agricultores y consumidores”.

Además, apuesta porque los pagos favorezcan a quienes trabajen en el campo y no a quienes más hectáreas tengan.

Pide que, dentro de esta política, se tenga en cuenta que “los pequeños productores ofrecen una mayor rentabilidad social, por su aportación a la seguridad alimentaria y al desarrollo rural”, por lo que la PAC debería salvaguardarlos “frente a los procesos de “uberización que observamos en el campo”.

En relación a la propuesta “De la granja a la mesa” que desvelará la CE esta semana, aboga por combatir el cambio climático, pero entiende la preocupación de los agricultores y ganaderos ante un incremento de las cargas.

Por ello, Bruselas debe dar “garantías para una transición justa” que no deje atrás a ningún agricultor “ofreciendo apoyos económicos” para compensar los incentivos del actual modelo y un asesoramiento agrícola complementario.

Edición: Catalina Guerrero