Doce indicaciones geográficas españolas quedan protegidas en el acuerdo entre la UE y China

El comisario europeo de Agricultura, Phil Hogan (izq) estrecha la mano del ministro chino de Comercio Exterior, Zhong Shan (dha). Al fondo el presidente francés, Emmanuel Macron (izq) y su colega chino, Xi Jinping (dha) [EFE/EPA/JASON LEE / POOL]

Bruselas/Pekín (EuroEFE).- Doce indicaciones geográficas españolas, entre ellas el cava, el queso manchego y el brandy de Jérez, estarán protegidas contra las imitaciones y la usurpación en China, según el acuerdo “histórico” al que han llegado este miércoles el gobierno chino y la Comisión Europea.

Según la lista de denominaciones europeas protegidas, los productos españoles beneficiados por la medida son los vinos de la Mancha, Rioja, Cataluña, Valdepeñas, Valencia y Navarra, el Brandy de Jerez y el Sherry, el cava, el queso manchego y los aceites de Sierra Magina y Priego de Córdoba.

El acuerdo afecta a un total de 100 indicaciones geográficas de la Unión Europea, según un comunicado de la Comisión Europea.

En la lista de indicaciones geográficas de la UE que deben protegerse en China se incluyen productos como el cava, el queso manchego, el Brandy de Jerez, Champagne, Feta, Irish whiskey, Münchener Bier, Ouzo, Polska Wódka, Porto, Prosciutto di Parma. Entre los productos chinos, la lista incluye, por ejemplo, Pixan Dou Ban (pasta de judías Pixian), Anji Bai Cha (té blanco Anji), Panjin Da Mi (arroz Panjin) y Anqiu Da Jiang (jengibre Anqiu).

Cuatro años después de su entrada en vigor, el ámbito de aplicación del acuerdo se ampliará para abarcar otras 175 denominaciones de indicaciones geográficas de ambas partes.

La UE cuenta con más de 3.300 denominaciones registradas como indicación geográfica protegida (IGP) o denominación de origen protegida (DOP).  Las indicaciones geográficas de la UE tienen un valor de mercado de unos 74 800 millones de euros y representan el 15,4 % de las exportaciones totales de alimentos y bebidas de la UE.

Además, hay unas 1.250 denominaciones de terceros países protegidas en la UE, en su mayoría gracias a acuerdos bilaterales.

China, el segundo destino de las exportaciones agroalimentarias de la UE

China es el segundo destino de las exportaciones agroalimentarias de la UE, cuyo valor ascendió a 12 800 millones de euros en el período de doce meses comprendido entre septiembre de 2018 y agosto de 2019.

También es el segundo destino de las exportaciones de la UE de los productos protegidos, que representan el 9 % de su valor, incluidos los vinos, los productos agroalimentarios y las bebidas espirituosas.

Una botella de la denominación de origen Sierra Mágina, una de las protegidas el acuerdo con China.
EFE/José Pedrosa

Según la Comisión Europea, el mercado chino presenta un elevado potencial de crecimiento para los alimentos y bebidas europeos, con una clase media en aumento que aprecia los productos europeos auténticos, emblemáticos y de calidad.

También cuenta con un sistema de indicaciones geográficas propio bien establecido, con especialidades que los consumidores europeos podrían ahora descubrir gracias a este acuerdo.

El comisario europeo de Agricultura en funciones, Phil Hogan,  cree que este acuerdo muestra el compromiso de la UE “de trabajar estrechamente con nuestros socios comerciales mundiales, como China. Supone un triunfo para las dos partes, ya que fortalece nuestra relación comercial y beneficia a los sectores aagrícola y alimentario y a los consumidores de ambas partes”.

El acuerdo da contenido a la cumbre UE-China

En la última cumbre entre la UE y China celebrada el pasado mes de abril, las dos partes se “comprometieron” a concluir las negociaciones sobre un acuerdo sobre indicaciones geográficas en 2019.

Ambos confirmaron su firme apoyo al sistema de comercio multilateral “basado en normas, transparente, no discriminatorio, abierto e integrador, con la OMC como elemento central”.

La UE y China negocian en otros ámbitos: entre otros, la siderurgia, sobre la que ambos apuestan por “respuestas colectivas”; y la inversión, una prioridad para mantener un entorno empresarial abierto.

Edición: Luis Alonso