La UE debate mecanismos de ayuda a productores y para asegurar abastecimiento

EFE/ARCHIVO

Bruselas (EuroEFE).- Los ministros de Agricultura y Pesca de la Unión Europea (UE) debatieron este miércoles la manera de ayudar al sector agrario y pesquero europeo a afrontar el impacto económico del coronavirus y de garantizar que las restricciones en las fronteras no provocan un desabastecimiento alimentario.

En una reunión por vídeoconferencia, los titulares de Agricultura europeos evaluaron una lista de posibles acciones “no exhaustivas” para apoyar a ambos sectores, recogidas en un documento elaborado por Croacia, país que preside el Consejo de la UE este semestre.

En el ámbito agrícola se mencionó, por ejemplo, la posibilidad de conceder anticipos a los productores previos a la realización de los controles, así como exenciones temporales en los requisitos de “ecologización” y la prolongación de la fecha para la ejecución de los pagos directos.

Otra de las ideas mencionadas fue considerar el coronavirus como una causa de “fuerza mayor” para evitar penalizar a los beneficiarios que no puedan cumplir con todas las obligaciones.

En el marco de la Organización Común de los Mercados Agrícolas, se habló de la posibilidad de hacer un seguimiento de la situación de ciertos productos y, si se estima necesario, activar con carácter urgente la intervención y otras medidas excepcionales, incluida la ampliación de la lista de productos elegibles.

El texto elaborado por Croacia con vistas a la reunión subraya que la crisis del coronavirus “ha provocado cambios en los patrones de consumo alimentario”, y menciona en particular la caída de la demanda de productos de alto valor, como el vino, el pescado o las flores.

Las restricciones en las fronteras están afectando, según el mismo documento, no solo al transporte de alimentos, sino también de piensos, fertilizantes o semillas y que además impiden a algunas personas trasladarse a los lugares de trabajo, como es el caso de los temporeros marroquíes que van al campo en España.

El cierre de fronteras deja a la UE sin temporeros agrícolas en plena cosecha

Madrid (EuroEFE).- El sector agrícola español y europeo se prepara para afrontar otra de las consecuencias de la crisis del coronavirus: el cierre de fronteras en la Unión Europea (UE) les deja sin la imprescindible mano de obra extranjera en …

Las exportaciones también se están viendo afectadas, por dificultades que incluyen los controles sanitarios en ciertos puertos de entrada, la enorme reducción en la disponibilidad de carga aérea y, en algunos casos, solicitudes innecesarias de certificación sanitaria de alimentos.

Se espera que los efectos de la pandemia en el sector agroalimentario sean “significativos, desde la producción de alimentos primarios, hasta el procesamiento, almacenamiento, distribución y venta al consumidor final”, alerta.

España pide “medidas urgentes”

España pidió este miércoles a la Comisión Europea con motivo de la reunión la adopción de “medidas urgentes” para apoyar a los sectores agrario y pesquero y evitar problemas en el comercio internacional de productos agroalimentarios.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, instó a la UE a movilizar los “recursos financieros y jurídicos” para poner en marcha las medidas excepcionales previstas en el Reglamento de la Organización Común de los Mercados Agrícolas.

Planas explicó que aunque los sectores agrario y pesquero han seguido activos desde la declaración en España del estado de alerta, “se están detectando problemas”, por la caída de ventas causada por el cierre de restaurantes y la cancelación de eventos.

En particular, a España le preocupa en estos momentos la situación de la flor cortada, la fresa y frutos rojos y la carne de cordero.

El ministro recalcó la conveniencia de que los fondos de la PAC no ejecutados puedan recuperarse para su implementación en años posteriores, cuando se vuelva a una situación de normalidad y pidió una respuesta “urgente y sólida” de la UE para evitar el deterioro de la estructura del sector pesquero.

Por otra parte, Planas alertó del impacto del cierre de la fronteras para evitar la propagación del virus, una situación que dificulta la llegada a España de temporeros para la recolección, que está en plena campaña.

Editado por Miriam Burgués