Eurodiputados respaldan la renovación del acuerdo pesquero con Mauritania

Un pescador faena en aguas de la bahía de Palma de Mallorca (España). EFE/CATI CLADERA/ARCHIVO

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión de Pesca del Parlamento Europeo respaldó este jueves la renovación del acuerdo pesquero con Mauritania, el más importante de los que la Unión Europea (UE) mantiene con países terceros, que permite faenar a buques de España y otros diez Estados.

Los eurodiputados aprobaron en una reunión telemática el texto elaborado por la ponente del acuerdo, la eurodiputada española socialista Clara Aguilera, por 23 votos a favor, tres en contra y dos abstenciones.

Con el voto de este jueves se entró en la última fase para renovar el pacto, que permite acceder a caladeros mauritanos a 58 buques de once estados miembros (España, Italia, Portugal, Países Bajos, Lituania, Letonia, Polonia, Alemania, Reino Unido, Irlanda y Francia) e implica un desembolso anual de cerca de 61,6 millones de euros.

La flota europea que faena en Mauritania está compuesta principalmente por barcos españoles (65 en total), y actualmente pescan en el caladero gracias a una extensión del acuerdo de pesca actual euro-mauritano mientras se negocia el siguiente.

La eurodiputada de EAJ-PNV Izaskun Bilbao Barandica, representante del grupo Renew Europe en la negociación del informe, valoró las mejoras ambientales y sociales que incluirá el nuevo acuerdo.

Bilbao Barandica subrayó la importancia de este acuerdo “para la flota europea en general y la vasca en particular”, y ha celebrado que “el acuerdo mejore todos los contenidos que se refieren tanto a las buenas prácticas pesqueras como al apoyo al desarrollo local.

Entre las principales mejoras de este texto, mencionó “una mejor convivencia entre las flotas europea y mauritana, en la sostenibilidad de las prácticas pesqueras y en el desarrollo de las comunidades locales”.

El acuerdo igualmente mantiene la obligación de que los buques europeos donen el 2 % de sus capturas de pelágicos para beneficio de las personas más desfavorecidas.

Por otra parte, se ha introducido la obligación de que el país africano haga públicas las condiciones en las que se pacta el acceso a estos caladeros de buques pertenecientes a terceros países ajenos a la UE, para garantizar las mismas condiciones de sostenibilidad social y ambiental.

Aunque los eurodiputados han apostado por la posibilidad de extender el periodo transitorio hasta que se cierre un nuevo acuerdo, advierten de que esta prerrogativa no debe utilizarse para alargar indefinidamente unas negociaciones.

En el nuevo texto se mantienen también mejoras sobre la presencia de tripulantes locales en los barcos europeos.

A la vista del nivel de capacitación existente en aquel mercado laboral se obligará a que el 60% de la tripulación sea mauritana, aunque de ese cupo se van a excluir los puestos vinculados al mantenimiento de la maquinaria de a bordo.

En el comité también se votó la aprobación de las enmiendas al convenio de ICCAT, que desde la última reunión anual también puede gestionar las pesquerías de tiburones y especies afines “con el fin de reforzar y modernizar la organización y conseguir que sea más eficaz y esté preparada para responder a los retos actuales y futuros”.

El texto recibió 28 votos a favor y ninguno en contra.

Editado por Miriam Burgués