La UE crea un fondo para invertir en economía azul con 75 millones de euros

Detalle de un puesto de marisco expuesto en la XVIII edición de la cumbre gastronómica internacional Madrid. EFE/Zipi

Bruselas/Madrid (EuroEFE).- La Unión Europea (UE) ha puesto en marcha un nuevo fondo de inversiones dotado con 75 millones de euros para financiar proyectos de economía azul, es decir, actividades ligadas a los océanos, mares y costas.

Según informó la Comisión Europea (CE), el fondo, bautizado como BlueInvest, ha sido lanzado por el Ejecutivo comunitario y el Fondo Europeo de Inversiones, que es parte del grupo Banco Europeo de Inversiones (BEI) y se encargará de la gestión de este nuevo instrumento.

El objetivo es proporcionar apoyo financiero a la economía azul, que engloba desde empresas que trabajan directamente en el entorno marino, hasta negocios que producen bienes o servicios para la economía marítima.

Según la Comisión, en este sector trabajan muchas empresas en fase inicial con un fuerte componente de investigación e innovador que desarrollan, por ejemplo, soluciones para energía renovable, marisco sostenible, biotecnología marina o tecnologías de la información ligadas a este entorno.

El fondo se complementará con la plataforma BlueInvest, gestionada por la Comisión, para asistir a las empresas pequeñas y medianas que deseen financiación.

Su apoyo económico se sumará al que ya ofrece la UE a través del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca, que incluye un programa dotado con 40 millones de euros para ofrecer avales a pymes de la economía azul para que lleven sus productos al mercado.

En un comunicado, la vicepresidenta del BEI, Emma Navarro, destacó los océanos “se encuentran amenazados” debido a la crisis climática y que esta financiación ayudará a protegerlos y a “convertir los mares en un recurso económico sostenible”, contribuyendo también a movilizar la inversión privada en el sector y ayudando a que despeguen algunos proyectos clave.

El BEI dio casi un tercio de su financiación en 2019 a proyectos por el clima

El BEI concedió durante 2019 un total de 63.250 millones de euros en financiación, de los que un 30,5 % se destinó a proyectos de acción por el clima, según los resultados anuales de la institución.

La cantidad total es superior a los 55.630 millones que el banco dio en créditos en la Unión Europea (UE) y el exterior durante 2018, y la proporción dirigida a las iniciativas climáticas aumentó un punto y medio frente al 29 % del año anterior, aunque todavía se encuentra lejos del 50 % fijado como meta para 2025.

En 2019, el BEI destinó 19.300 millones de euros a proyectos por el clima, de los que la mayor parte se concentró en el transporte de bajas emisiones de carbono (7.600 millones de euros), seguido de la eficiencia energética (4.600 millones) y las energías renovables (3.900 millones).

A continuación, se situaron “otras actividades para la mitigación del cambio climático” (1.400 millones de euros); investigación, desarrollo e innovación (1.000 millones), y adaptación al cambio climático (800 millones).

El objetivo del BEI es dirigir el 50 % de su financiación a la acción climática en el año 2025, y espera generar más de un billón de euros en finanzas verdes para 2030.

Además, el banco ha decidido alinear todas sus actividades con el Acuerdo de París sobre el clima para finales de 2020, mientras que a partir de finales de 2021 dejará de financiar proyectos ligados a los combustibles fósiles, incluido el gas natural.

El presidente del BEI, Werner Hoyer, explicó en una rueda de prensa que se cumplirán los contratos y proyectos sobre gas en los que el banco ya se haya comprometido a participar o que estén en discusión, pero que no aceptarán nuevas propuestas.

“Combatir el cambio climático es el desafío más definitorio de nuestro tiempo. Es también la mayor oportunidad de inversión de nuestro tiempo”, declaró Hoyer.

Añadió que Europa “ha estado perdiendo terreno” frente a sus “competidores” en el ámbito de la innovación durante casi dos décadas y que el continente solo tendrá “éxito” con sus políticas climáticas si recurre a la innovación, la investigación y la tecnología.

En cualquier caso, recalcó que la acción climática no implica “desatender otras áreas de trabajo”.

“Conseguir nuestros objetivos climáticos también significa asegurar que prestamos atención a las regiones que hasta ahora han sido más dependientes de los combustibles fósiles para sus empleos y actividad económica”, comentó.

El BEI destinó durante 2019 un total de 25.520 millones de euros a pequeñas y medianas empresas (pymes) y empresas de capitalización media, así como 14.440 millones a la innovación y 15.740 millones para infraestructuras, en tanto que para medio ambiente ofreció 16.520 millones.

Por países de la Unión Europea (UE), Italia (10.969 millones de euros) recibió la mayor financiación del BEI en términos absolutos, seguido de España (8.966 millones) y Francia (8.499 millones).

Sin embargo, respecto al producto interior bruto (PIB), el mayor beneficiario fue Grecia (1,09 % del PIB), así como Croacia (1,05 %) y Chipre (1,04 %). En España, el porcentaje llegó al 0,72 %.

El Grupo BEI financió 8.966 millones en España en 2019, el 30 % para el clima

El Grupo BEI, que engloba el Banco Europeo de Inversiones y el Fondo Europeo de Inversiones, destinó 8.966 millones de euros a financiar 92 proyectos en España en 2019, un 6 % más que el año anterior, casi un 30 % de ellos del ámbito de la lucha contra el cambio climático.

La vicepresidenta del BEI, Emma Navarro, ha explicado este lunes en un encuentro con medios que España fue el segundo país más beneficiado por la financiación del grupo -solo por detrás de Italia-, equivalente 0,7 % del PIB nacional y el 12 % de la actividad del grupo.

De la financiación total, 8.093 millones correspondieron al BEI y 973 millones al FEI, unos datos que no concuerdan con la cifra global por el solapamiento de algunas operaciones.

El objetivo transversal de lucha contra el cambio climático destinó en España 2.240 millones de euros el pasado año, un 75 % más y casi el 30 % del total de la actividad en el país, fundamentalmente para transporte más limpio, eficiencia energética o modernización de infraestructuras eléctricas.

La lucha contra el cambio climático es una de las grandes prioridades del grupo, que espera concentrar en este ámbito el 50 % de las inversiones en 2025 y movilizar un billón de euros a lo largo de la próxima década, según ha indicado Navarro.

Al margen del objetivo transversal del clima, las pymes siguieron concentrando la mayor parte de las inversiones del grupo BEI en España, 4.755 millones de euros, por un importe medio de 84.100 euros por empresa, de manera que “las pymes españolas son las que más fondos reciben”.

Otros 1.954 millones de euros se dedicaron a proyectos de medio ambiente, 1.323 millones a iniciativas de innovación “para mejorar la productividad y competitividad de la economía” y 934 millones a infraestructuras.

Navarro también ha detallado la evolución del denominado plan Juncker, en el marco del cual grupo BEI ha concedido casi 85.000 millones de euros de financiación, de los que 10.401 millones han correspondido a España, con los que se movilizarán según sus estimaciones unos 50.000 millones de euros.

Edición: Catalina Guerrero