España advierte a Bélgica de “consecuencias” si Puigdemont no es extraditado

El Secretario de Estado de la Unión Europea Luis Marco Aguiriano en una foto de archivo [EFE/ANGEL DIAZ]

Praga (EuroEFE).- El Gobierno español aseguró este martes que una eventual negativa de las autoridades belgas a extraditar a España al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, prófugo de la justicia española desde 2017, no quedaría “sin consecuencias”.

“Sin consecuencias eso no quedará. De qué tipo exacto y de qué grado, veremos”, afirmó el secretario de Estado español para la Unión Europea (UE), Marco Aguiriano, en una entrevista con Efe en Praga, donde participa en una reunión de los Amigos de la Cohesión.

El Tribunal Supremo español reactivó el 14 de septiembre pasado una orden europea de detención y entrega del exgobernante independentista por los delitos de sedición y malversación.

En ese sentido, Aguiriano opinó que “algún análisis tendrá que hacer el Gobierno y el Estado belga si su propio poder judicial, con su propia independencia, decide dar por no existente o no decidido la decisión unánime de una justicia incuestionable de un país democrático y socio importante”.

Respecto al actual jefe del Gobierno catalán, Quim Torra, el secretario de Estado afirmó que, en su opinión, “no para de decir cosas que para muchos parecen burradas notables, pero ahí está en libertad, ejerciendo su cargo”.

También se mostró contrario a que Puigdemont y el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras, sentenciado a 13 años de cárcel, tengan derecho a la inmunidad parlamentaria tras haber sido elegidos eurodiputados en las elecciones europeas del pasado mayo.

La foto de grupo de la reunión en Praga de los “Amigos de la Cohesión”, entre los que está el secretario de Estado para la UE Luis Marco Arguiriano. EFE/EPA/MILAN KAMMERMAYER

Guerra comercial con Estados Unidos

El secretario de Estado se refirió a la guerra comercial con Estados Unidos y a la decisión de ese país de imponer aranceles del 25 % a productos agrícolas españoles.

Aguiriano denunció que EE. UU. sólo atienda a las decisiones de la Organización Mundial del Comercio (OMC) cuando le conviene, como en el caso del arbitraje a su favor por las ayudas de la UE al consorcio Airbus.

“EE. UU. es el país al mismo tiempo que no está aceptando las normas de la OMC y que está boicoteando la reelección de jueces del panel de arbitraje de la OMC, para que no pueda funcionar, para que no se pueda imponer las reglas de la OMC a él”, criticó.

Para evitar la escalada en este conflicto, argumentó, España debe mostrar a los estadounidenses el peso del capital español y el incremento muy notable de la presencia de empresas españolas en EE. UU. en los últimos años.

“No vamos a dejar que unos cuantos ‘twitters’ por la mañana, sobre los que hay cambios de opinión frecuentes, pongan en peligro esa relación por algún arancel poco justificado y poco justificable”, señaló el secretario de Estado sobre los mensajes en esa red social del presidente estadounidense, Donald Trump.

Planes ante un “brexit” duro

A pesar de las muy estrechas relaciones de España con el Reino Unido, Aguiriano afirmó que, si hay una salida no pactada de la UE, “España es uno de los países que menos sufriría”, gracias a los planes de contingencia aprobados tanto por Bruselas como por el Gobierno español.

No obstante, reconoció que un “brexit” o salida del Reino Unido de la UE sin acuerdo causará un perjuicio económico del 0,9 % del producto interior bruto (PIB), frente al 0,4 % de una salida ordenada, según cifras que maneja el Consejo General de Economistas.

Además, aseguró, España cuenta con el compromiso de Londres de “garantizar por reciprocidad exactamente los mismos derechos de los que gozan todos los españoles en el Reino Unido hasta ahora”.