Así funcionan las audiencias para los futuros comisarios en la Eurocámara

La presidenta electa de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, junto a sus comisarios designados. EFE/ARCHIVO

Bruselas (EuroEFE).- Los 26 comisarios designados por Ursula von der Leyen para formar su equipo de Gobierno acuden a partir de este lunes a las audiencias del Parlamento Europeo que testearán su competencia sobre sus nuevas áreas de responsabilidad, sus compromisos para la legislatura e independencia para el cargo.

Este proceso, en el que también buscará el beneplácito de la Eurocámara el ministro español de Exteriores en funciones, Josep Borrell, para convertirse en alto representante de la UE para la Política Exterior y vicepresidente de la Comisión Europea, se prolongará durante seis jornadas no consecutivas, con hasta seis audiencias en una misma jornada.

 

Las pruebas se desarrollarán hasta el próximo 8 de octubre de la siguiente manera:

ANTES DE LA AUDIENCIA

Cada candidato debe recibir el visto bueno previo de la comisión de Asuntos Jurídicos de la Eurocámara, que revisa las declaraciones de bienes de los candidatos para descartar conflictos de interés con su futuro cargo.

Los eurodiputados de esta comisión determinaron la semana pasada que no había conflicto de intereses para 24 de los 26 candidatos, tras solicitar más información y compromisos a un grupo reducido de ellos.

Las audiencias de dos comisarios designados, la rumana Rovana Plumb y el húngaro Lászlo Trócsányi, están por el momento suspendidas, ya que la comisión de Asuntos Jurídicos no ha dado luz verde a sus declaraciones de bienes. Sus casos volverán a tratarse en una reunión adicional de este organismo el lunes a primera hora.

Además, antes de participar en la audiencia, cada comisario designado debe contestar por escrito a varias preguntas previas sobre sus competencias, su compromiso europeo y sus prioridades legislativas, entre otros asuntos.

Estas respuestas, así como las declaraciones de intereses y el currículum de cada candidato, se pueden consultar desde el viernes en la página web del Parlamento Europeo.

DURANTE LA AUDIENCIA

Cada comisario participa en una audiencia con la comisión parlamentaria a cargo de su cartera, esto es, los eurodiputados especializados en las temáticas de las que cada comisario será responsable si es confirmado.

Así, por ejemplo, Borrell acudirá a una audiencia ante la comisión de Asuntos Exteriores el próximo 7 de octubre, mientras que el belga Didier Reynders, nominado a la cartera de Justicia, lo hará ante la comisión de Asuntos Jurídicos y la de Libertades Civiles.

El proceso dura unas tres horas y se retransmite por internet. Inicialmente, el candidato pronuncia un discurso de unos 15 minutos y después responde oralmente a 25 preguntas, tras las que puede hacer una intervención final.

DESPUÉS DE LA AUDIENCIA

Una vez que concluya cada audiencia, los coordinadores de cada grupo político dentro de las comisiones parlamentarias que hayan participado se reunirán a puerta cerrada para firmar la carta de evaluación.

En el caso de que haya consenso absoluto a favor del candidato, queda así reflejado en la carta. Lo mismo sucede si le apoya una mayoría de dos tercios, en cuyo caso la carta se refiere a una “amplia mayoría” en su favor en lugar de a la unanimidad.

En el caso de que el apoyo a algún candidato no alcance los dos tercios entre los coordinadores de los grupos, se le puede pedir información adicional por escrito y, si aún no se llega a ese mínimo, la audiencia en persona continúa durante 90 minutos más.

En el caso de que tras esa comparecencia adicional aún no se llegue a los dos tercios, la comisión parlamentaria al completo celebra un voto secreto en el que el requisito se reduce a una mayoría simple.

La conferencia de presidentes de las comisiones parlamentarias hará una primera evaluación global el próximo 15 de octubre y transmitirá su punto de vista a la conferencia de presidentes de grupos políticos y al presidente del PE, que se reunirán el día 17 con el objetivo de dar por cerrado el proceso de audiencias.

Las evaluaciones individuales no son vinculantes, pero una negativa puede llevar al Gobierno del candidato afectado a retirar su nominación y proponer a una persona diferente, ya que la Eurocámara sí que celebra un voto vinculante sobre el conjunto del equipo el próximo 23 de octubre.

Editado por Miriam Burgués

Para saber más:

Los comisarios designados que más sufrirán en sus exámenes ante la Eurocámara