La polémica por la reforma del CGPJ español se traslada a Bruselas

Tribunal Supremo

Imagen de archivo del Tribunal Supremo, en Madrid. [EFE-EPA]

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión Europea está “al tanto” y sigue “de cerca” el proceso de reforma del sistema de elección del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en España, dijo hoy a Efe un portavoz comunitario, que recordó la importancia de que ese órgano no se perciba como “vulnerable a la politización”. Los socialistas europeos han asegurado que los fondos europeos para España no peligran por esa reforma. El líder del PP, Pablo Casado, ha denunciado la “irresponsabilidad” del Gobierno en este asunto.

“La Comisión está al tanto del anuncio de este nuevo proyecto de ley. Estamos siguiendo de cerca los acontecimientos a este respecto”, señaló Christian Wigand, el portavoz de la Comisión, en respuesta a una pregunta de Efe sobre la polémica surgida en España sobre esta cuestión.

En el Informe sobre el Estado de Derecho de 2020, publicado recientemente, la Comisión subrayó “la importancia de reducir la influencia del poder legislativo o ejecutivo sobre el poder judicial a fin de fortalecer la independencia judicial”, recordó Wigand.

Añadió que el capítulo del Informe sobre el Estado de Derecho de 2020 correspondiente a España señalaba que la situación del Consejo Judicial era “un desafío”.

“Es importante asegurar que el consejo no se perciba como vulnerable a la politización”, subrayó el portavoz comunitario.

Y señaló que, “en términos más generales, cuando los Estados Miembros reformen el poder judicial, ello deberá hacerse siempre en consulta con todas las partes interesadas, incluida la Comisión de Venecia”.

“Los Estados miembros deben seguir las normas de la UE para garantizar que la independencia judicial no se vea comprometida”, concluyó.

La propuesta, presentada por PSOE y Podemos, ha sido fuertemente criticada por la oposición, que ya ha anunciado que recurrirá al Constitucional.

Además, este miércoles, el subsecretario polaco de Asuntos Exteriores, Pawel Jablonski, avivó la polémica al lanzar una pregunta en su cuenta en Twitter.

Fondos europeos, condicionados por el respeto al Estado de derecho

“Si la Unión Europea sanciona a Polonia por elegir al poder judicial por una mayoría de tres quintos del Parlamento, ¿qué hará Bruselas si España nombra el CGPJ por la mitad más uno?”, tuiteó Jablonski, al preguntarse si la comisaria europea de Justicia, Vera Jourová, también intervendrá en caso de que prosperase la reforma en España.

Poco después este tuit fue comentado en sus respectivas cuentas en la misma red social por los eurodiputados del Partido Popular, Estebán Gónzalez Pons, y por el de Ciudadanos, Luis Garicano.

“Con el fondo de recuperación en juego es suicida no medir las consecuencias de los actos”, escribía Gónzalez-Pons, mientras que Garicano apuntaba que “el Sr. Sánchez no ha medido el riesgo en un momento en el que el estado de derecho es el ÚNICO tema aquí”.

Ambos eurodiputados se refieren a las negociaciones en curso sobre el presupuesto de la Unión Europea para 2021-2027 y del Fondo de Recuperación por la pandemia entre el Parlamento Europeo y los países, que están encalladas y podrían demorarse más allá de enero de 2021 si persiste el bloqueo.

Precisamente, uno de los principales puntos de bloqueo es el mecanismo para condicionar el desembolso de fondos al respeto del Estado de derecho.

Por esa razón, fuentes diplomáticas reflexionan sobre la oportunidad de llevar el debate sobre la reforma judicial a Europa en este momento.

“Si hay quien quiere exportar esto a Europa, que es legítimo, lo debe explicar y sobre todo con argumentos sólidos. Que expliquen que esto tiene algún tipo de dimensión comunitaria”, decían las fuentes, que descartaban cualquier paralelismo entre España y Polonia.

La Comisión Europea tiene varios expedientes sancionadores abiertos contra Polonia por socavar la independencia judicial, e incluso llegó a poner en marcha el artículo 7 del Tratado de la Unión Europea, que se activa cuando existen riesgos graves para el Estado de derecho en un Estado miembro.

Ese artículo prevé, en última instancia, suspender el derecho a voto en la UE del país afectado si no corrige la situación.

Varsovia amenazó con no aprobar ni el Presupuesto de la Unión Europea ni algunas decisiones sobre fondos comunitarios si se amenaza la soberanía de su país.

Pablo Casado denuncia la “irresponsabilidad” de Sánchez

Por otro lado, el líder del Partido Popular, Pablo Casado, ha denunciado ante los líderes de la derecha europea la “irresponsabilidad” que está cometiendo el Gobierno de Pedro Sánchez promoviendo -mediante una iniciativa de PSOE y Podemos- la reforma del sistema de elección del Consejo General del Poder Judicial.

Y ha vuelto a advertir de que si el Gobierno no retira esta reforma su partido acudirá a las instituciones y los tribunales europeos, el Consejo de Europa y la justicia española, porque “no se puede debilitar una gran nación como España y sus instituciones”.

En la reunión de los jefes de Estado y de Gobierno y líderes políticos de los partidos que conforman el PP Europeo, Casado ha subrayado la “preocupación” que hay en España y que tiene su partido ante esta reforma.

Ha señalado que “incluso la Comisión Europea” ha advertido de que “ninguna reforma de ningún país puede ir contra la independencia judicial y esto es lo que hace esta reforma”.

Así, ha apuntado que la proposición de ley de los partidos que componen el Gobierno “ataca” la separación de poderes y la independencia judicial, y “en definitiva debilita la democracia española”, justo en este momento en el que se están negociando los fondos de reconstrucción bajo diversas condiciones, entre otras el cumplimiento del estado de derecho.

Por eso ha vuelto a pedir a Sánchez que retire la iniciativa, además de asegurar que “no es verdad” que el Gobierno tenga que promoverla porque el PP haya bloqueado la negociación para renovar el órgano de gobierno de los jueces.

Ciudadanos Europa, por la “retirada inmediata” de la reforma

Mientras, la vicepresidenta de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior del Parlamento Europeo (PE), Maite Pagazaurtundúa, pidió al Gobierno español la “retirada inmediata” del proyecto de Ley para reformar el CGPJ por atentar al “corazón” del Estado de derecho.

“La reforma que han presentado PSOE y Unidas Podemos es el primer paso hacia el estado iliberal y populista”, que atenta contra la “separación de poderes”, advirtió la eurodiputada de Ciudadanos en la Eurocámara, para quien la estrategia de “sometimiento” del poder judicial es “inaceptable” en la Unión Europea.

“El populismo de izquierdas es tan malo como el de derechas. Tan grave es en Hungría, Polonia o España”, subrayó Pagazaurtundúa en un comunicado.

Aseguró que el sistema de elección de la judicatura en España “ya estaba politizado y deteriorado” pero ahora, además de estimular “una polarización política muy grave”, “pretenden establecer un régimen de miedo en los jueces”, aseveró.

Para la vicepresidenta de la Comisión de Libertades, estamos ante un asunto que “marca un antes y después en el comportamiento de un gobierno que no puede permitirse estar en este momento de alta fragilidad en la lupa de las instituciones europeas”, según la nota.

“El hecho de que un gobierno no sea capaz de lograr la renovación de los órganos judiciales con el apoyo de la oposición demuestra su incapacidad de lograr acuerdos y por tanto de gobernar con eficacia”, indica Pagazaurtundua.

Pero si además, añade en el comunicado, “ese Gobierno emprende una huida hacia adelante para cambiar la ley y facilitar la designación de los jueces que se le antoje, entonces estamos ante una deriva autoritaria inaceptable en la Unión Europea”.

Los socialistas dicen que los fondos europeos para España no peligran

Por su parte, la portavoz del PSOE en el Parlamento Europeo, Iratxe García, ha asegurado este jueves que es “falso” que se esté cuestionando a España por la reforma del Consejo General del Poder Judicial que promueven los partidos del Gobierno, y ha dicho que “no existe ninguna amenaza” para los fondos de recuperación.

En declaraciones a su llegada  a la reunión de los socialistas europeos previa al Consejo, a la que asiste el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez – que no ha querido hacer declaraciones – García ha lamentado que haya partidos que pretendan “desprestigiar la imagen de España como país” con este asunto.

Ha señalado que en las instituciones europeas hay otro debate, el de sacar adelante el plan de recuperación y sus fondos -que ahora negocian la Eurocámara y el Consejo- y lo que importa ahora es “arrimar el hombro” para conseguir cuanto antes un acuerdo.

“Otros son debates estériles, inventados, que están única y exclusivamente en el seno de determinados partidos políticos, no en las instituciones europeas, no en el Parlamento Europeo”, ha añadido.

Y ha insistido en que “no existe ninguna amenaza en estos momentos para los fondos en Europa y en España”. Ese es, ha recalcado, un “mensaje totalmente falso” y  quien lo difunde le hace “un flaco favor” al país.

El presidente de la Eurocámara no entra en “debates nacionales”

El presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, se negó este jueves a opinar sobre el proceso de reforma del CGPJ en España y dijo que no quería “entrar en debates nacionales” tras ser preguntado sobre ello en una rueda de prensa.

“No quiero entrar en debates nacionales”, zanjó el presidente de la Eurocámara a una pregunta sobre el asunto tras su participación en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno europeos.
Fuentes parlamentarias confirmaron a Efe que este asunto no se abordó durante el debate con los líderes que mantuvo Sassoli en la cumbre, centrado únicamente en la negociación presupuestaria europea y en el que intervino, entre otros, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez.

Sassoli mantiene tradicionalmente un intercambio de puntos de vista con los líderes al comienzo de la primera jornada de cumbre europea y posteriormente abandona la sala de la reunión, donde se quedan los jefes de Estado y de Gobierno europeos.

Fuentes del Ejecutivo español no esperaban este miércoles que el asunto entrara en la agenda de la cumbre en ningún momento.