España, entre los países de la UE cuyas empresas creen que la corrupción está más extendida

billetes

Imagen de archivo de billetes falsos de 500 euros., incautados por la Policía Nacional. [EFE-EPA]

Bruselas (EuroEFE).- España está entre los países de la Unión Europea donde más empresas creen que la corrupción es un problema extendido a nivel nacional (88 %, frente al 63 % de media en la UE), según un Eurobarómetro publicado este lunes.

Por orden, los Estados miembros donde esa impresión está más generalizada son Rumanía (97 %), Grecia (95 %), Portugal (92 %), Hungría e Italia (91 % en ambos), Eslovenia (90 %) y Eslovaquia y España (88 % en los dos países).

En el extremo opuesto se sitúan Dinamarca (16 %) y Luxemburgo (26 %).

Los datos, dados a conocer hoy por la Comisión Europea con motivo del Día Internacional contra la Corrupción, ponen de relieve, no obstante, que la impresión sobre la extensión de la corrupción entre las compañías europeas es menor que hace dos años (en la UE el porcentaje cayó cuatro puntos porcentuales en ese periodo, mientras que en España la caída fue de cinco puntos).

Además, el 80 % de las empresas en España opinan que las personas y negocios pillados por corrupción no tienen un castigo apropiado (frente al 48 % en la UE)

Poca fe en los “delatores” de corrupción 

Según las empresas españolas, las prácticas corruptas más extendidas en su país son, por orden, el favorecer a amigos y/o familiares en instituciones públicas (54 %, frente al 42 % en la UE), seguido de financiar partidos políticos a cambio de contratos públicos o influencias (41 %, frente al 34 % en la UE).

Por otro lado, alrededor de la mitad de las empresas españolas que participaron en la encuesta creen que es “improbable” que los que incurren en ese tipo de prácticas sean denunciados a las autoridades (52 %), igual que en la UE (51 %).

En el caso de España, el 55 % piensa que no es probable que sean procesados y vayan a juicio, porcentaje que en la UE se sitúa en el 48 %, y aún menos que vayan a recibir fuertes multas o ser encarcelados (59 % en España y 55 % en la Unión).

La nueva comisaria europea de Interior, la sueca Ylva Johansson, subrayó en un comunicado que “la corrupción daña la democracia y el Estado de Derecho, que son las bases de nuestras sociedades europeas”, y aseguró que Bruselas seguirá trabajando con las autoridades nacionales, las organizaciones internacionales y la sociedad civil para erradicar la corrupción.

Para llevar a cabo el Eurobarómetro, entre el 30 de septiembre y el 24 de octubre de 2019 fueron entrevistadas 7.722 empresas de los Veintiocho países comunitarios.