Susan Danger, CEO de AmCham EU: “sigo siendo optimista con Europa”

DISCLAIMER: Todas las opiniones vertidas en esta tribuna reflejan exclusivamente la posición de su/s autor/es, y en modo alguno de EUROEFE.EURACTIV.es, de la Agencia EFE ni de EURACTIV.COM Ltd.

Susan Danger

Susan Danger,en una imagen de archivo. [Fuente: AmCham EU]

Sigo siendo optimista

Hola, soy Susan Danger, Consejera Delegada de la Cámara de Comercio de Estados Unidos ante la Unión Europea (UE), AmChamEU, y me han pedido, en EURACTIV.com, que dé mi opinión sobre cómo creo que serán los próximos 20 años en Europa, y les agradezco por preguntarme.

Lo más importante que me gustaría destacar es que soy optimista. Europa es un sitio estupendo, y tiene mucho que ofrecer.

Europa sigue siendo, quizás, el mejor lugar del mundo para vivir, trabajar, estudiar y también para educar a una familia.

Las empresas estadounidenses han estado invirtiendo en Europa durante más de 100 años, y han crecido y prosperado.

Por ello, creo que si trabajamos todos juntos podemos crear una unión más fuerte, esa es mi visión para los próximos 20 años.

La globalización, la automatización, los cambios demográficos siguen presentando retos, pero haciendo que la inclusión sea algo prioritario, podemos asumir esos retos.

Hoy en día, la globalización, la automatización, los cambios demográficos nos siguen presentando desafíos, pero otra parte de mi visión pasa por el hecho de que tenemos que empoderar a la gente. Si empoderamos a la gente, podremos enfrentarnos a esos retos.

Por ejemplo, poniendo por delante la inclusión, garantizando que hay igualdad de oportunidades para todos en el lugar de trabajo, desarrollando destrezas para el futuro, tanto para los jóvenes como para los mayores para garantizar que estén en condiciones de gestionar esos cambios.

Poniendo la educación en el foco central de la agenda, para poder así apoyar a los jóvenes.

Estoy entusiasmada con ello, nuestras empresas están entusiasmas con ello, llevan años  poniendo en marcha programas específicos. Han impulsado programas educativos, para volver a cualificar a la gente, para fomentar la formación continua, ¡y hablamos de programas en toda Europa!

Construir las destrezas del futuro, tanto para los jóvenes como para los mayores, poner la educación en el punto central de la agenda, son piezas fundamentales para poder ayudar a los jóvenes.

¡Hay tantas cosas que podemos hacer si trabajamos juntos!, y hablo aquí de gobiernos, empresas, y también de la sociedad civil.

Por todo ello, sigo siendo optimista.