Bruselas propone un plan de 9.000 millones para los Balcanes pero pide respecto al Estado de derecho

Kosovo

Un artista pinta un mural cerca de un centro religioso en Ferizaj, Kosovo, en septiembre de 2020. [EFE-EPA]

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión Europea (CE) presentó este martes un plan económico y de inversiones para los Balcanes occidentales en el que prevé movilizar 9.000 millones de euros, al tiempo que pidió a la región más avances en Estado de derecho para aproximarse a los estándares de la Unión Europea.

Bruselas dio a conocer su último informe sobre los progresos de las negociaciones de ampliación del club comunitario, en el que confirmó además que el proceso con Turquía sigue paralizado.

La UE abrió negociaciones de acceso con Turquía en 2005, Montenegro en 2012 y Serbia en 2014, mientras que más recientemente, en marzo pasado, acordó iniciarlas con Macedonia del Norte y Albania.

Por su parte, son potenciales candidatos Bosnia y Herzegovina, que en 2016 envió su solicitud para unirse a la UE, y Kosovo, con el que la Unión mantiene desde ese mismo año un acuerdo de estabilización y asociación, que crea una relación política, económica y comercial más estrecha y sirve para preparar para una eventual entrada en el club comunitario.

Plan para los Balcanes Occidentales

Al mismo tiempo que el informe, la Comisión presentó su plan para impulsar la recuperación económica de los Balcanes occidentales, apoyar la transición verde y digital en ese territorio, favorecer su integración regional y facilitar su convergencia con la Unión.

Para ello, movilizará fondos por 9.000 millones de euros que se invertirán en conectividad sostenible, capital humano o competitividad y crecimiento inclusivo.

El plan identifica hasta diez iniciativas insignia de inversión relacionadas con las conexiones de ferrocarriles, energías renovables y la transición desde el carbón, renovación de edificios, gestión de residuos y aguas o banda ancha, y también incluye el apoyo a la innovación, las pymes o los jóvenes.

El objetivo, además, es reducir el coste de financiación de inversiones públicas y privadas.

La CE precisó que, a través de la garantía de Acción Exterior de la UE y el Fondo Europeo de Desarrollo Sostenible, la región de los Balcanes podría beneficiarse de una movilización potencial de inversiones de hasta 20.000 millones de euros.

Más progresos necesarios en Estado de Derecho

Por lo que respecta a la situación de los países examinados en los Balcanes occidentales, la CE consideró que “un progreso creíble en el área del Estado de derecho sigue siendo un reto significativo”, que suele ir unido a una “falta de voluntad política”.

Además, afirmó que continúa “un ritmo lento en la cultura judicial” en toda la región, “sin compromiso suficiente con el principio de independencia judicial”.

El ritmo de la lucha contra la corrupción se ha ralentizado y los logros de la mayor parte de los países está “lejos de cumplir los requisitos” para pertenecer a la UE, dijo la CE, que añadió que en libertad de expresión y pluralismo de medios “el año pasado ha habido el menor progreso”.

La Comisión sí destacó “progresos” en la implementación de reformas en Albania y Macedonia del Norte, aunque sobre Kosovo dijo que realizó “avances limitados” en las reformas relacionadas con su alienación con la UE, por lo que le pidió “redoblar sus esfuerzos”.

Turquía

Turquía, país candidato con el que la UE está tratando de rebajar la tensión a causa del enfrentamiento con Grecia y Chipre por sus prospecciones de hidrocarburos en el Mediterráneo oriental, sigue siendo considerado un “socio clave”.

En cualquier caso, “ha continuado alejándose de la UE con graves retrocesos en los ámbitos de la democracia, el Estado de derecho, los derechos fundamentales y la independencia del poder judicial”.

Desde 2018, las negociaciones de ampliación con Turquía se encuentran detenidas, sin que se considere la apertura o cierre de nuevos capítulos del proceso.

La CE consideró en su informe de hoy que los motivos subyacentes para haber llegado a esa situación (principalmente la situación de los derechos humanos) aún persisten, “pese al repetido compromiso del Gobierno (turco) con el objetivo del acceso a la UE”.

En todo caso, subrayó que el diálogo y la cooperación con Ankara han continuado, en particular en materia de migración.