La UE pide contención y diálogo para resolver la crisis política en Moldavia

La UE pide contención y diálogo para resolver la crisis política en Moldavia

Bruselas/Moscú (EuroEFE).- La Unión Europea pidió este domingo “calma y contención” y defendió el diálogo entre los representantes elegidos en las urnas como solución para la crisis política en Moldavia, que atraviesa una grave crisis política tras la instauración de dos gobiernos paralelos que enfrentan a los principales partidos del país, sin que de momento se advierta una salida.

“A la vista de los acontecimientos tras las decisiones tomadas ayer (sábado)  por el Parlamento de la República de Moldavia, la Unión Europea reitera su llamada a la calma y la contención”, declararon en un comunicado la alta representante comunitaria para la Política Exterior, Federica Mogherini, y el comisario europeo de Ampliación y Vecindad, Johannes Hahn.

Asimismo incidieron en que “el diálogo entre los representantes elegidos democráticamente sigue siendo clave para encontrar una solución a la actual crisis política”.

Este domingo, el hasta el sábado primer ministro de Moldavia, Pavel Filip, decretó la disolución del Parlamento conformado la víspera tras ser declarado presidente en funciones por el Tribunal Constitucional, y convocó elecciones anticipadas para el 6 de septiembre.

El sábado, el Parlamento moldavo había logrado constituir una alianza de Gobierno entre el Partido Socialista y el bloque proeuropeo Acum, pese al rechazo del Constitucional y el Partido Democrático de Pavel Filip, quienes declararon ilegales estas acciones debido a que había concluido el plazo establecido para formar Gobierno.

Así las cosas, el Constitucional suspendió temporalmente en el cargo al presidente moldavo, el socialista Ígor Dodon, y decretó que Filip cumpliría las funciones de mandatario interino.

La orden posterior de Filip para disolver el Parlamento atiza el fuego de la pugna política entre el Partido Democrático, por un lado, y el Partido Socialista y Acum, por otro, y supone en la práctica la formalización de dos gobiernos paralelos en el país.

En este contexto, Mogherini y Hahn afirmaron  que la UE “toma buena nota” de las decisiones tomadas  por el Parlamento moldavo, “incluida la formación de un Gobierno de coalición”.

Aseguraron además que la UE “está lista para trabajar con el Gobierno elegido democráticamente sobre la base de los compromisos mutuos con las reformas y los principios esenciales” recogidos en el Acuerdo de Asociación entre la UE y Moldavia.

“El respeto del Estado de Derecho y la democracia deberían seguir siendo los pilares de nuestras relaciones”, añadieron.

La formación de Gobierno este sábado contó con la aprobación de los embajadores de Estados Unidos y Rusia, así como de representantes de la Unión Europea.

Por Laura Pérez Cejulea