Tusk: “Los Balcanes deben integrarse en la UE. No hay plan B”

a7cc3_balcanes_cumbre1.jpg

Sofía (EuroEFE).- Los líderes de la UE, reunidos en Sofía, subrayaron este jueves su compromiso a favor de una perspectiva europea para los Balcanes Occidentales y declararon que esa integración es una “prioridad superior”, aunque no prometieron fechas concretas para la entrada de alguno de esos países en el club comunitario.

“No existe otra alternativa. No existe plan B. Los Balcanes Occidentales son parte integral de la UE. Y ellos pertenecen a nuestra comunidad”, dijo el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

“La Unión Europea (UE) es y seguirá siendo el socio más fiable para todos los Balcanes Occidentales. No veo otro futuro para los Balcanes Occidentales que formar parte de la UE”, agregó tras la cumbre Tusk.

Tusk calificó la reunión informal de “buena y fructífera” y recordó que la última vez que los líderes de la UE y de los países balcánicos se sentaron en una misma mesa fue hace quince años, en 2003, en Salónica (Grecia).

“Por eso acordamos reunirnos de nuevo dentro de dos años en Croacia (cuando ese país ostente la presidencia de turno de la UE)”, explicó Tusk.

Según el presidente del Consejo Europeo, la región de los Balcanes necesita mejorar su conectividad hacia dentro y hacia fuera, para poder acercarse más al resto de Europa.

“Hablamos sobre conexiones humanas, económicas, digitales y de infraestructura”, señaló Tusk en rueda de prensa.

Los líderes reunidos en la capital de Bulgaria acordaron la llamada “agenda prioritaria de Sofía” que prevé nuevas iniciativas, como un programa Erasmus Plus para estudiantes de la región, una reducción de las tarifas telefónicas hacia el exterior, y mejorar las condiciones para inversiones privadas.

En todo caso, Tusk advirtió de que esta agenda de conectividad “no es alternativa ni sustituye la ampliación de la UE”.

En la cumbre de este jueves participaron los líderes de los veintiocho países de la UE, con excepción de España, con los mandatarios de Serbia, Montenegro, Bosnia, Macedonia, Albania y Kosovo, los seis países balcánicos que aún no pertenecen a la Unión.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, no asistió al encuentro para no coincidir con el representante de Kosovo, exprovincia serbia cuya independencia España no reconoce.

Rumanía, Grecia, Eslovaquia, Chipre y la propia Serbia tampoco reconocen a Kosovo.

Por Vladislav Púnchev (edición: Desirée García)