Abogado de la UE dice que es obligatorio aceptar el pago en efectivo salvo excepciones

billetes

Billetes de 20 euros en una imagen de archivo. [EFE-EPA]

Bruselas (EuroEFE).- Las normas de la Unión Europea (UE) obligan a aceptar el pago en efectivo en euros para saldar deudas pecuniarias, pero los Estados miembros pueden restringir su uso siempre que sea por motivos de interés público y no lleve a la abolición total de los billetes de euro.

El letrado del Tribunal de Justicia de la UE Giovanni Pitruzzella se posicionó así en una opinión emitida este lunes que, si bien no tiene carácter vinculante, servirá para orientar la sentencia que debe emitir la Corte, que en la mayoría de casos suele seguir el criterio del abogado.

El TJUE debe pronunciarse sobre si el Derecho europeo prohíbe a las autoridades públicas restringir el uso de efectivo para saldar deudas, después de que un tribunal alemán le haya preguntado sobre el caso de dos ciudadanos que acudieron a la justicia porque el organismo de Radiotelevisión pública de la región de Hesse les impidió pagar en efectivo el canon por sus servicios.

El Abogado General Pitruzzella considera que las normas comunitarias obligan en principio a aceptar el efectivo para saldar una deuda pecuniaria con dos excepciones: que ambas partes hayan acordado otro medio de pago o que el Estado en cuestión haya restringido el uso de billetes de euro por motivos de interés público.

Precisa, sin embargo, que estas restricciones solo son posibles cuando no den lugar a la supresión total de los billetes en euros, existan otros medios legales para liquidar las deudas y las limitaciones sean proporcionadas y adecuadas para lograr el objetivo de interés público que se persigue.

El letrado subraya además que estas medidas deberán tener en cuenta que hay personas vulnerables para las que el dinero en efectivo constituye la única forma de dinero accesible y, por tanto, el único medio para ejercitar los derechos fundamentales que están vinculados al uso del dinero.

El papel de las monedas digitales

Por lo tanto, considera que los Estados están obligados a adoptar medidas que permitan a las personas vulnerables que no tienen acceso a los servicios financieros básicos cumplir las obligaciones que les incumben, en particular de naturaleza pública, sin que esto les suponga cargas adicionales, indicó la corte en un comunicado.

En general, el abogado recuerda que las competencias de política monetaria en la eurozona están exclusivamente en manos de la UE, por lo que los Estados no pueden regular el curso legal de la moneda única, pero sí tienen potestad para adoptar normas que obliguen o dispensen a sus administraciones públicas de aceptar el pago en efectivo.

Por otra parte, señala que el Derecho europeo no excluye la posibilidad de que la UE atribuya valor de curso legal, además de a los billetes y monedas en euros, a otras formas de dinero, no necesariamente físicas, como una moneda digital.

La interpretación que haga el TJUE sentará jurisprudencia sobre el trato al dinero en efectivo y, de seguir el criterio del abogado Pitruzzella, su abolición quedaría descartada.

Para aber más:

Web del TJUE