Bruselas insta a los Estados a apoyar de manera “urgente” a los medios

EFE/ARCHIVO

Bruselas (EuroEFE).- La vicepresidenta de la Comisión Europea (CE) para Valores y Transparencia, Vera Jourová, instó este jueves a los países europeos a tomar la iniciativa para apoyar de manera “urgente” al sector de los medios de comunicación para paliar las dificultades económicas surgidas tras la crisis sanitaria.

La vicepresidenta subrayó el papel “clave” de un tablero mediático “plural e independiente” con motivo de la publicación del informe ‘Monitor del pluralismo en los medios’, elaborado anualmente por el Instituto Universitario Europeo, con sede en Florencia (Italia).

“La crisis ha destapado una paradoja: mientras las audiencias han crecido, los ingresos han disminuido de manera importante. Esto es un problema democrático. La Comisión hará su parte, pero la responsabilidad está en los Estados”, afirmó.

Jourová explicó que el nuevo presupuesto, pactado esta misma semana en la cumbre europea por los jefes de Estado y de Gobierno, ya contempla una partida para apoyar el pluralismo en los medios, una circunstancia que “preocupa” al Ejecutivo en varias zonas de la Unión, sobre todo, en el este y el centro de Europa.

En concreto, citó los casos de Polonia y Hungría y subrayó que las ayudas de Estado que puedan llegar a los medios en los próximos meses no deben comprometer su independencia: “La presión económica no debe traducirse en presión política”, añadió.

También incidió en la necesidad de tener una “transparencia total” a la hora de conocer la titularidad de los medios y en la “creciente preocupación” sobre los ataques de los cargos políticos a los medios y periodistas.

El comisario de Mercado Interior, Thierry Breton, también subrayó la situación “sensible” de muchos medios de comunicación, sobre todo, los de tirada “local”, “que en algunos casos han perdido buena parte de sus ingresos”.

Según explicó, el sector de la comunicación “será una prioridad dentro del plan de recuperación” y, al igual que Jourová, puso el foco en los planes nacionales como principal apoyo del tejido mediático de cada país.

A ojos del político francés, la “concentración” en la propiedad de los medios supone otro problema para la pluralidad, así como la distribución de los ingresos publicitarios en Internet.

“Solo Facebook y Google tienen el 50 % del mercado de la publicidad en línea, lo cual es una preocupación para todos nosotros. Estamos en un constante diálogo con ellas, reaccionan a nuestras peticiones, pero queremos que sean proactivas”, aseveró.

En relación a las subvenciones estatales a medios, Breton explicó que la CE velará para que estas “se adecuen a nuestras recomendaciones” de forma que lleguen “bajo ciertas condiciones y durante un periodo concreto de tiempo sin interferir con su línea editorial”.

España atraviesa una “situación preocupante” 

En el caso de España, el Instituto ve un riesgo medio en lo relativo a la libertad de expresión y alto en lo referente a la libertad de información, e incide en la necesidad de “modificaciones urgentes” en varias normativas.

“Como declaró la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información y otras organizaciones en diciembre de 2019 en Ginebra ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, algunas normas relacionadas con la libertad de expresión en España contribuyen a crear un panorama ‘vergonzoso y sombrío'”, recoge el informe.

El estudio, que se enmarca dentro del “Monitor de la pluralidad de los medios”, se refiere a la etapa 2018-2019 y su versión española está desarrollado por tres investigadores de la Universidad Ramon Llull.

Pese a incidir en la necesidad de reformas estructurales a nivel legal, el estudio también considera que la “polarización” y el contexto político “hace que el consenso sea complicado para llevar a cabo las acciones necesarias”.

Con relación al informe previo del monitor se destaca la aprobación del denominado Decreto Digital, aprobado en 2019, y que “hace posible bloquear redes y contenido digital sin consentimiento digital”.

El ejercicio de la profesión periodística también se ha dificultado en los últimos años, añade el informe.

En este sentido, se hace referencia a “66 ataques registrados” a periodistas tras la sentencia del denominado “procés” o el “boicot” de Vox a varios informadores que no pudieron entrar en actos electorales de la formación.

Cuenta con un riesgo especialmente alto (con 81 puntos porcentuales sobre 100 en una escala que contempla distintos factores) la concentración mediática, que redunda directamente en los ingresos publicitarios.

“La concentración del mercado publicitario de dos grandes operadores de televisión ha sido confirmada con una sanción histórica de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Sin embargo, no existe un marco legal que impida la concentración en el mercado de la prensa o las plataformas en línea”, señala el informe.

También se hace mención a la situación de Radio Televisión Española (RTVE), cuyo marco legal y de gestión ha estado en debate en los últimos años.

“Los partidos no han podido llegar a un acuerdo para configurar el Consejo de Administración (…) Otro claro ejemplo de cómo la situación política no contribuye al pluralismo en España”, concluye.

Editado por Miriam Burgués