La ley del “sólo sí es sí”: España presenta una ley integral contra la violencia sexual

Participantes en una cadena feminista el 8 de febrero de 2020, convocada por la Comisión del 8M y a la que se han inscrito más de 6.000 mujeres, que ha rodedo el centro de Madrid para denunciar los diferentes tipos de violencias a los que se enfrentan las mujeres y dar visibilidad a las propuestas de los movimientos feministas. EFE/Fernando Villar

Madrid (EuroEFE).- El Gobierno español aprobó este martes un proyecto de ley integral para combatir la violencia sexual, que incluye medidas como establecer que solo la voluntad expresa de la mujer permite mantener relaciones sexuales, y castiga como delito penal leve el acoso sexual callejero.

Además, el delito de violación estará penado con entre 4 y 15 años de prisión, en función de las circunstancias y los agravantes.

El proyecto legislativo fue aprobado por el Consejo de Ministros y aún debe pasar el trámite parlamentario, aunque el Ejecutivo de coalición izquierdista de PSOE y Unidas Podemos confía en lograr la mayoría necesaria para sacarlo adelante.

Referente internacional 

La ley será “un referente internacional” porque “protege a la mujer de todas las agresiones sexuales”, afirmó en rueda de prensa la ministra de Igualdad, Irene Montero, de la formación izquierdista Podemos, miembro de un Gobierno de coalición presidido por el socialista Pedro Sánchez.

La principal novedad residen en que solo la manifestación expresa de la voluntad de la mujer de mantener relaciones sexuales, sea de forma verbal o gestual y con actos “inequívocos”, supone el consentimiento.

Esto supone en la práctica que la ausencia de un “no” no supone el consentimiento.

Se trata de una reivindicación de juristas y feministas desde el caso de la “manada” de la ciudad de Pamplona, que dio la vuelta al mundo en 2016, cuando un grupo de cinco hombres violó a una mujer en las famosas fiestas de los Sanfermines.

Inicialmente, los cinco hombres fueron condenados por abusos sexuales, ya que en la grabación que realizaron los autores del ataque la víctima no expresaba verbalmente su rechazo. Ese fallo generó manifestaciones y actos de protesta generalizados por todo el país.

Finalmente, el Tribunal Supremo español consideró el año pasado que hubo violación y aumentó las penas a cada uno de los convictos de 9 a 15 años de cárcel.

Desde entonces, han aumentado significativamente las denuncias de violación en grupo en España.

Con el cambio en la definición de violación como sexo sin consentimiento, España se convertirá en el décimo país europeo en adoptar este enfoque legal, destacó Amnistía Internacional (AI).

La organización humanitaria consideró, en una reacción a la decisión del Gobierno, que el texto propuesto “es una victoria para las sobrevivientes de violación” y para las activistas y feministas que mostraron con sus protestas callejeras “la necesidad de reformas legales”.

El acoso callejero será delito

Otra novedad del proyecto de ley es que incluirá en el Código Penal el delito de “acoso ocasional” en la calle, que considerará como un delito leve “expresiones, comportamientos o proposiciones sexuales o sexistas” que pongan a la víctima en una situación “objetivamente humillante, hostil o intimidatoria”.

Esto supone castigar el conocido como acoso “callejero”, aunque también puede ocurrir en lugares como conciertos o bares.

Además, el texto legislativo incluye estipulaciones contra el matrimonio forzado de menores, la mutilación genital de mujeres o la transmisión voluntaria de enfermedades de transmisión sexual.

Pero el proyecto de ley tiene una ambición integral y va más allá de los aspectos punitivos, ya que busca la erradicación de las violencias sexuales mediante la prevención y la sensibilización, así como atender y acompañar a las víctimas y reparar el daño sufrido.

Además, se creará una red de servicios de información y asistencia integral especializada, con “centros de crisis” que atiendan a las víctimas de delitos sexuales las 24 horas del día, y también la puesta en marcha de un teléfono de emergencias para estos casos.

El Gobierno de coalición izquierdista aprobó el proyecto de ley en vísperas del Día de la Mujer, que se conmemora el próximo domingo 8 de marzo.

El objetivo de Unidas Podemos de lanzar esta medida antes de esa fecha simbólica causó tensiones con los socialistas, los socios mayoritarios de la coalición, que preferían retrasar algo la aprobación a fin de afinar el contenido.

Finalmente, el proyecto legislativo se aprobó hoy pero después de que se introdujeran modificaciones hasta en la noche del lunes, e incluso con fuertes tensiones entre los dos partidos que integran la coalición que finalmente quedaron aparcadas este martes.

 

España espera que la "Comisión Von der Leyen" impulse la bloqueada directiva de igualdad

Luxemburgo (EuroEFE).- España confía en que la nueva Comisión Europea (CE) dé un empujón a la negociación sobre la Directiva de igualdad de trato, que lleva diez años bloqueada por la falta de acuerdo entre los países para adoptar esta …

.