La corrupción local está destruyendo el futuro de Brasil, según el ministro de Justicia

014e4_foro_corrupcion1.jpg

Sao Paulo (Brasil) (EuroEFE).- El ministro de Justicia de Brasil, Torquato Jardim, aseguró este jueves en el Foro Económico Mundial sobre Latinoamérica que la corrupción en los municipios engulle dos tercios de su presupuesto y amenaza con destruir el futuro del país.

“De los 3.500 municipios que fueron auditados por el Ministerio de Transparencia para saber el uso del presupuesto federal, dos tercios desaparecen con dinero de comida escolar, material escolar y salud”, afirmó el ministro durante un panel en el que se abordó “Cómo romper el ciclo de la corrupción”.

Durante el debate, moderado por el presidente de la Agencia Efe, José Antonio Vera, el ministro afirmó que la corrupción que afecta a las arcas municipales es un asunto “es mucho más serio que la Lava Jato”, como se conocen las investigaciones que desde hace cuatro años las autoridades brasileñas realizan para depurar los millonarios desvíos que esquilmaron Petrobras.

“Esto está destruyendo el futuro de Brasil, está destruyendo los niños de Brasil y es una escala mayor que la Lava Jato”, indicó el ministro del Gobierno del presidente Michel Temer, quien es investigado por la Corte Suprema por asuntos relacionados con corrupción y fue denunciado dos veces en 2017 por hechos similares.

El ministro indicó como uno de los factores que favorecen los casos de corrupción “el tamaño excesivo” del Estado y el control estatal sobre la economía.

“Hay que repensar el Estado brasileño para romper el ciclo de la corrupción”, apuntó Jardim y agregó que la lucha anticorrupción “comienza en casa”, en casos, por ejemplo, como el alto número de bajas médicas de los trabajadores en algunas instituciones.

Por otro lado, el titular de la cartera de Justicia criticó que en la última década se han hecho 17 refinanciaciones de deudas tributarias de empresas, lo que “muestra el poder inmenso del ‘lobby’ del poder privado en el legislativo y en el Gobierno”.

“Es una invitación a no pagar tributos”, declaró durante el panel, en el que también participaron la presidenta de Transparencia Internacional, Delia Ferreira Rubio; la directora general de Microsoft en Brasil, Paula Bellizia; y la analista política mexicana Denisse Dresser.

Papel clave de la prensa

Jardim destacó igualmente la importancia de la prensa para combatir esta lacra que se ha propagado por una gran parte de los países latinoamericanos, entre ellos Brasil, ya que “cuanto menos medios de comunicación en los Estados, mayor es la corrupción”.

“De los municipios ni se habla. En elecciones presidenciales, la prensa hace un seguimiento de diez Estados (de los 27), en la elección de gobernador, controlan cinco, ¿pero el resto?”, expresó.

Brasil ha sido golpeado en los últimos años por numerosos escándalos de corrupción como consecuencia de las investigaciones del caso Petrobras, que ha provocado ‘terremotos y réplicas’ igual de fuertes en el sistema político del país.

A raíz de esas investigaciones, importantes empresarios y políticos han sido encarcelados, además de salpicar al presidente Temer, y a varios de sus ministros y exmandatarios, entre ellos, Luiz Inácio Lula da Silva, condenado a 12 de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero. 

Por Carlos Meneses Sánchez (edición: Desirée García)

Para saber más: 

¿Cómo se puede combatir la corrupción en Latinoamérica y el Caribe?