La UE espera que Bolsonaro trabaje para “consolidar la democracia” en Brasil

3fe81_mosco.jpg

Bruselas/París (EFE).- La Comisión Europea (CE) expresó este martes su confianza en que el presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, trabaje para “consolidar la democracia” en su país tras su triunfo en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales celebradas el domingo.

“Evidentemente, respetamos la elección democrática del pueblo brasileño. Brasil es un país democrático, con instituciones sólidas, y esperamos de cualquier futuro presidente del país que trabaje para consolidar la democracia en beneficio del pueblo brasileño”, señaló la portavoz de la CE Natasha Bertaud en la rueda de prensa diaria de la institución.

Los presidentes de la CE, Jean-Claude Juncker, y del Consejo Europeo, Donald Tusk, van a enviar una carta “de felicitación” a Bolsonaro, dijo la portavoz.

Asimismo, Bertaud confió en seguir trabajando con el nuevo gobierno que designe Bolsonaro y recalcó la “importancia” de Brasil en las negociaciones en curso con el Mercosur (Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay) para un acuerdo de asociación que incluye un tratado de libre comercio.

La UE y el Mercosur, que trabajan en ese acuerdo de asociación desde 2004, se habían comprometido a acelerar las negociaciones en un contexto global marcado por el proteccionismo que propugna el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Moscovici atribuye triunfo de Bolsonaro a “fatiga democrática”

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, consideró este lunes que el triunfo del “populista de ultraderecha” Jair Bolsonaro se debe a una especie de “cansancio democrático” que vincula con las secuelas de la crisis que ha aprovechado el próximo presidente de Brasil.

En una entrevista al canal francés “Public Sénat”, Moscovice dijo que lo ocurrido en los comicios en Brasil forma parte de una tendencia por la que las democracias liberales “retroceden en todo el mundo”.

A su parecer, Bolsonaro es un “demócrata iliberal” porque ha sido elegido en las urnas, pero al mismo tiempo forma parte de un tipo de políticos que “una vez que están en el poder, difícilmente lo devuelven”.

Lo que está detrás es un cansancio por los efectos de la crisis, y en particular el agravamiento de las desigualdades, señaló el político socialista francés, que hizo un llamamiento a los “demócratas sinceros”.

“Hay que arremangarse y atacar las desigualdades que hacen daño al pueblo y lo conducen a apuestas que luego son peligrosas”, argumentó.

Por Rosa Jiménez y Ángel Calvo (edición: Piedad Viñas)