Boris Johnson hace otro intento para aprobar el “brexit”

Una manifestante contraria al "brexit" en la manifestación del pasado 19 de octubre. [EFE/EPA/FACUNDO ARRIZABALAGA]

Londres (EuroEFE).-  El primer ministro británico, Boris Johnson, hace este lunes otro intento para someter a la votación parlamentaria el acuerdo del “brexit” negociado con la Unión Europa (UE).

La decisión sobre si los diputados votan el pacto estará en manos del presidente de la Cámara baja, John Bercow, que lo comunicará por la tarde antes del comienzo de las sesiones parlamentarias.

Johnson quiere someter el acuerdo a lo que se denomina como “voto significativo” (a straight up-and-down vote) para darlo por ratificado si es aprobado y proceder después al debate y tramitación de todas las disposiciones legales en el llamado proyecto de ley sobre la retirada británica.

El Tribunal de Edimburgo aplaza su decisión sobre la legalidad de la “prórroga” pedida por Johnson

El Tribunal de Sesiones de Edimburgo decidió este lunes aplazar su decisión sobre si el primer ministro británico, Boris Johnson, actuó conforme a la legalidad al solicitar el pasado sábado una extensión del “brexit”, como le conminaba la ley, hasta ver si ese retraso es aceptado.

La demanda evaluada pretendía esclarecer si, con esta maniobra, el primer ministro intentó frustrar el objetivo de la ley conocida como “Benn Act”, que le obligaba a pedir la prórroga si el 19 de octubre no había conseguido que el Parlamento ratificara un pacto.

Para los demandantes, la parlamentaria del Partido Nacionalista Escocés (SNP) Joanna Cherry, el empresario Vince Dale y el representante de la asociación contra el “brexit” “The Good Law Project”, Jolyon Maugham, el hecho de que la petición no llevase la firma de Johnson puede considerarse un “desacato” de sus obligaciones legales.

Tras una breve vista, la corte civil de mayor rango de Escocia consideró que, aunque parece que el Gobierno ha cumplido con su obligación de mandar la misiva, no puede determinar si ha actuado de acuerdo a la legalidad hasta que la Unión Europea (UE) diga si acepta esta prórroga y se vea cuál es la respuesta del “premier”.

Los tres jueces acordaron continuar con el procedimiento, en contra de la petición del abogado representante del Ejecutivo, en una fecha que todavía está por determinar.

Raab dice que le salen las cuentas

El ministro británico de Exteriores, Dominic Raab, indicó el domingo que el Gobierno tiene el “número” de votos -320- que necesita para que el acuerdo reciba luz verde de los Comunes, después de que el Ejecutivo decidiera el sábado, en una sesión parlamentaria extraordinaria, no votar el texto.

El Ejecutivo dio el sábado marcha atrás a la votación al prosperar una enmienda que obligaba a Johnson a solicitar un retraso del “brexit”. Esta iniciativa tenía como objetivo consitutuirse en un “mecanismo de seguridad”  en caso de que el proyecto de ley que debe implementar el acuerdo no supere el trámite parlamentario para el 31 de octubre, lo que dejaría al Reino Unido fuera de la UE y sin pacto.

Al no votarse el documento negociado, entró automáticamente en vigor la llamada Ley Benn, aprobada hace unas semanas por los diputados y que exigía a Johnson solicitar el retraso del “brexit” si no tenía para el sábado aprobado un pacto.

El primer ministro remitió el sábado por la noche a la UE una carta sin firmar pidiendo una prórroga hasta finales de enero, y envió una segunda firmada precisando que no creía que fuese beneficioso postergar el “brexit” más allá del 31 de octubre.

Johnson decidido a ejecutar el "brexit", mientras la UE continúa el procedimiento

Londres (EuroEFE).- El primer ministro británico, Boris Johnson, está determinado a ejecutar el “brexit” el 31 de octubre a pesar de no haber sometido a votación el pacto firmado con Bruselas y verse obligado por ley a remitir la petición …

Al no firmar la carta, un tribunal escocés evaluará este lunes si el primer ministro cumplió plenamente con la Ley Benn.

Johnson está en una situación precaria al no tener mayoría parlamentaria y sus socios norirlandeses del Partido Democrático Unionista (DUP) han renunciado a apoyarle porque creen que el pacto negociado con Bruselas, que sitúa una frontera aduanera en el mar de Irlanda, amenaza la unión de Irlanda del Norte con Gran Bretaña.

Desde la oposición, el Laborismo confía en poder introducir enmiendas al proyecto de ley sobre la salida británica con la exigencia de celebrar un segundo referéndum.

El anterior documento negociado por la ex primera ministra Theresa May fue rechazado tres veces por la Cámara de los Comunes.

Francia: si hay más retrasos tiene que ser con condiciones

Francia no es partidaria de retrasar de nuevo el “brexit” más allá del 31 de octubre próximo si no hay condiciones, que pasan por nuevas elecciones en el Reino Unido o un nuevo referéndum en ese país sobre la salida de la Unión Europea (UE).

La secretaria de Estado de Asuntos Europeos, Amélie de Montchalin, señaló este lunes en la televisión “BFMTV” que “la actual incertidumbre” que pesa sobre el “brexit” “es peor que una salida sin acuerdo” del Reino Unido, porque en ese escenario, que consideró “dañino”, “al menos se sabe lo que pasa”.

“Europa no puede estar obligada al inmovilismo por el juego político británico”, indicó la encargada del “brexit” en el Gobierno francés.

Por ello, exigió a Londres que aclare su posición lo antes posible, al tiempo que señaló que un nuevo retraso sin condiciones “no soluciona el problema”.

“No es más tiempo lo que se necesita, son decisiones políticas”, indicó De Montchalin, que citó dos posibilidades que justificarían el retraso del “brexit”: un adelanto electoral o la repetición del referéndum de 2016.

“No somos partidarios de algo que se retrase hasta el infinito. El problema no se resuelve solo. No vamos a dar a Boris Johnson seis meses más para ver si logra un milagro”, señaló, al tiempo que reiteró que no les darán “más tiempo sin condiciones”.

La UE sigue su camino

Los embajadores de los países de la Unión Europea (UE) acordaron este domingo continuar con el proceso de aprobación del acuerdo del “brexit”, a la espera de ver qué sucede en el Parlamento británico en los próximos días.

“Los embajadores han tomado nota de las últimas evoluciones, incluyendo la recepción de la carta solicitando una extensión”, informaron Efe fuentes europeas.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, está consultando con las capitales la respuesta a la carta enviada el sábado por la noche por el primer ministro británico, Boris Johnson, en la que se solicita una prórroga del “brexit” más allá del 31 de octubre, que Johnson no firmó.

Las mismas fuentes europeas precisaron que en la reunión de los embajadores de Estados miembros de la UE, que duró “algo menos” de 15 minutos, se pactó seguir adelante por “procedimiento escrito” con los pasos que le corresponden a los Veintisiete para hacer válido el acuerdo de salida alcanzado entre Londres y Bruselas.

El Parlamento Europeo debate el acuerdo del “brexit” este martes

Los eurodiputados evaluarán este martes los resultados del encuentro entre jefes de Estados y de gobierno de la UE del 17 y 18 de octubre, en el que la UE y el Reino Unido alcanzaron un acuerdo sobre el “brexit”.

La líder del grupo socialdemócrata, Iratxe García Pérez, ha dicho que la prioridad de su grupo es evitar un escenario de “no acuerdo”. La eurodiputada socialista española recordó que el Parlamento Europeo tiene la última palabra una vez que la Cámara de los Comunes ratifique el acuerdo y que la prioridad de su grupo es “reducir la incertidumbre, proteger el proceso de paz en Irlanda e Irlanda del Norte y salvaguardar los derechos de los ciudadanos”.

El primer grupo de la Eurocámara, el Partido Popular Europeo (PPE), va a “mirar con lupa” el acuerdo alcanzado entre la UE y el Reino Unido, según ha reconocido su presidente, el almán Manfred Weber. Se trata, según dice, que el Mercado Interior no se convierta en un “cherry picking” (a elección), que evite en realidad una frontera dura en Irlanda y que se protejan los derechos de los ciudadanos.

Edición: Luis Alonso