Corbyn dimitirá a comienzos de 2020 por una derrota que achaca al “brexit”

Corbyn

Jeremy Corbyn sale de su casa en Londres, el 13 de diciembre de 2019. [EFE-EPA]

Londres (EuroEFE).- El líder laborista, Jeremy Corbyn, achacó este viernes a la “polarización y división social” generadas por el “brexit” la debacle sufrida por su partido en las elecciones británicas y avanzó que dimitirá “a comienzos de 2020”.

Tras encajar la pérdida de 59 escaños y sellar el peor resultado registrado por el Laborismo en unas generales desde 1935, Corbyn dijo que no se presentará como candidato en unos futuros comicios si bien seguirá, por ahora, al frente de la formación durante “un periodo de reflexión”.

El laborismo se replantea su rumbo

Corbyn, que aseguró su escaño en el Parlamento por la circunscripción londinense de Islington North -a la que representa desde 1983- sostuvo que pese al “decepcionante” desenlace, las políticas sociales de su programa electoral han demostrado ser “excepcionalmente populares”, cosa de la que se siente “orgulloso”.

Entre ellas figuraban la nacionalización de la infraestructura de transportes, correos, energía y agua, la eliminación del coste de las matrículas universitarias, el incremento del 5 % del sueldo a los funcionarios en su primer año y la subida de impuestos al 5 % de los contribuyentes con las rentas más altas.

Sin embargo, reconoce que es necesario un “periodo de reflexión” para replantarse cuál es su rumbo y se asegurará de que “ese diálogo tiene lugar” y de que los laboristas miran “hacia el futuro”.

El laborismo no pudo atraer a detractores y defensores del brexit

En una entrevista con el canal de televisión Sky News, el aún líder laborista se mostró “muy apenado” por “muchas personas de este país que ahora tendrán un gobierno que continuará aplicando medidas de austeridad y que sufrirán mucho”, por las políticas del primer ministro, líder conservador y gran vencedor de los comicios, Boris Johnson.

“Estas elecciones han sido, básicamente, tomadas por el ‘brexit’ y como partido representamos tanto a los que votaron a favor como en contra”, afirmó Corbyn, cuyo partido no ha logrado su objetivo de atraer el voto de ambos frentes.

Con relación a la marcha del bloque comunitario, Corbyn pretendía renegociar el acuerdo de salida consensuado entre Johnson y Bruselas para volver a someterlo a un nuevo referéndum, que incluiría la opción de la permanencia.

Hace unas semanas, manifestó que se mantendría neutral en un nuevo plebiscito, en línea con la tibieza que siempre ha mostrado frente a la pertenencia del país a la Unión Europea (UE).

El laborismo se debate entre la izquierda radical o moderada

Ante esta fractura interna que ha dejado patente el resultado electoral, el Laborismo tiene ante sí el reto de elegir entre prolongar la línea más radical de la izquierda, ya trazada por Corbyn o decantarse por otro perfil más moderado.

Muchos diputados laboristas pidieron hoy la dimisión de Corbyn, que pese a contar con el respaldo de las bases del partido, nunca ha superado la tensión con gran parte de su grupo parlamentario y con la prensa conservadora nacional.

El “número dos” del Laborismo y aliado de Corbyn, John McDonnell, afirmó sentirse “descorazonado” ante el nuevo mapa electoral y rechazó que la derrota sea atribuible a una cuestión de liderazgo.

Otros como Ruth Smeeth -que se quedó sin escaño- piensan que la nueva situación plantea si el Laborismo “tiene derecho a existir y si aún le queda algo por decir”.

Caroline Flint, otra damnificada al quedarse sin escaño, opinó que algunos diputados han situado al Laborismo en un “punto muerto” con relación al “brexit”, al anteponer “la búsqueda de la permanencia (en la UE) a expensas de los feudos laboristas de la clase trabajadora”.

Casi todos coinciden en la imperiosa necesidad de “reconstruirse como movimiento”, como expuso también el portavoz laborista para el “brexit”, Keir Starmer.

Artistas afines a Corbyn salen en defensa de sus políticas

Desde otros sectores de la sociedad, artistas como el rapero británico Stormzy o la cantante de pop Lily Allen han expresado su decepción.

Stormzy retuiteó un mensaje del escritor Mehdi Hasan que subraya que la victoria “tory” marca “un día negro para las minorías en el Reino Unido, especialmente para los británicos musulmanes”, al tiempo que Allen observó que “el racismo y la misoginia están muy arraigados” y que Boris Johnson “ha ganado por su actitud hacia estos asuntos y no pese a ellos”.

Las acusaciones de antisemitismo dañaron al laborismo

Muchos achacan el fracaso laborista al “voto judío” y a la gestión de Corbyn frente a las acusaciones contra la formación por presuntas actitudes antisemitas.

Según un comunicado del Movimiento Laborista Judío, el golpe en las urnas se debe “fundamentalmente al liderazgo” e instan a reflexionar sobre el “rechazo ciudadano a Corbyn como primer ministro, la confusa posición sobre el ‘brexit’ y su fracaso total para erradicar el racismo anti judío”.