El Reino Unido aprueba el acuerdo del “brexit” para dejar la UE el 31 de enero

EFE/EPA/UK PARLIAMENTARY RECORDING UNIT HANDOUT

Londres (EuroEFE).- El Parlamento del Reino Unido ha dado luz verde al proyecto de ley del acuerdo de retirada de la Unión Europea, un paso tan concreto como simbólico que significa que el país podrá salir del bloque en la fecha prevista del 31 de enero.

Los diputados de la Cámara de los Comunes autorizaron el viernes (20/12/2019) por 358 votos frente a 234 que el texto auspiciado por el primer ministro, Boris Johnson, pase a su siguiente trámite parlamentario, la fase de comités, donde podrá ser enmendado antes de su aprobación definitiva, ya en 2020.

Con una mayoría absoluta de 365 diputados, de un total de 650 en los Comunes, no cabe duda de que el Gobierno conservador de Johnson sacará adelante la legislación, que debe ser ratificada también por el Parlamento comunitario.

El proyecto, que transpone al derecho británico el acuerdo negociado por el primer ministro con Bruselas en octubre, incluye una nueva cláusula que prohíbe que un miembro del Gobierno extienda el periodo de transición posterior al “brexit” más allá de la fecha acordada, el 31 de diciembre de 2020.

Elimina además unas disposiciones anteriores que otorgaban al Parlamento cierto control sobre la negociación con la UE en torno a la futura relación comercial, que comenzará una vez el país esté fuera del bloque comunitario.

El Gobierno también ha suprimido una cláusula en la que se expresaba el compromiso a no rebajar los estándares laborales adquiridos a través de la legislación europea, lo que Johnson asegura que abordará en otra ley diferente.

 

 

Boris Johnson pide unidad

Al inaugurar el debate previo a la votación, el líder conservador pidió a los parlamentarios unidad para materializar la salida de la UE, en cumplimiento del resultado del referéndum de 2016, en el que un 52 % frente a un 48 % de los británicos apoyaron el “brexit”.

“Este es el momento de actuar juntos” y de “escribir un nuevo capítulo en la historia del país”, dijo, e instó a aprovechar las oportunidades que, según él, se presentan tras la salida del bloque europeo.

Johnson, que obtuvo una mayoría absoluta en las elecciones generales del 12 de diciembre con su mensaje central de ejecutar el “brexit”, pidió dejar atrás los calificativos de “Leave” (a favor de dejar la UE) y “Remain” (partidarios de permanecer) para fomentar la cohesión nacional.

Instó a los diputados a permitir que “la calidez y el afecto natural que todos compartimos” con los países europeos ayuden a apoyar “un nuevo y gran proyecto nacional”.

“Este es el momento de actuar unidos como país con nuevo vigor, un Reino Unido lleno de renovada confianza en nuestro destino”, dijo el jefe del Ejecutivo, que firmó copias de la ley para algunos de sus colegas.

Críticas del laborismo

El Partido Laborista, el primero de la oposición, consideró que el pacto propuesto por Johnson ya “era malo” y con los últimos cambios “es peor”, puesto que aumenta la posibilidad de una desvinculación sin acuerdo comercial en 2020 y debilita las protecciones de los derechos de los trabajadores, de los niños refugiados y medioambientales.

El líder laborista, Jeremy Corbyn, que dimitirá a principios del año próximo, cuando tenga sucesor, tras su derrota electoral, avisó de que el pacto será utilizado para llevar al país “por el camino de la desregulación y hacia un acuerdo tóxico con (el presidente de Estados Unidos) Donald Trump”.

Tras esta votación, la primera del Parlamento surgido de las elecciones, las cámaras de los Comunes y los Lores entran ahora en el receso navideño y reanudarán su actividad el 7 de enero, cuando retomarán esta legislación.

Un “paso importante”, según la UE

Por su parte, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, declaró que la aprobación en el Parlamento británico del acuerdo de salida del Reino Unido de la UE es un “paso importante” y llamó a Johnson a buscar una relación futura equilibrada entre Londres y Bruselas.

“El voto en la Cámara de los Comunes es un importante paso en el proceso de ratificación del Artículo 50. Un campo de juego nivelado sigue siendo imprescindible para cualquier relación futura”, declaró Michel dirigiéndose a Johnson en las redes sociales.

 

Una vez el Parlamento Europeo también ratifique el acuerdo, previsiblemente el próximo enero, el Reino Unido dejaría de ser miembro de la Unión Europea el 1 de febrero y pasaría a gozar de un estatus transitorio posterior al “brexit” mientras se negocia la relación futura entre Londres y Bruselas.

Esa negociación de un amplio acuerdo de libre comercio entre las dos partes debería de haber finalizado antes del 31 de diciembre de 2020, fecha que Johnson pretende blindar legalmente como límite para evitar nuevas prórrogas en el “brexit”, pese a que la UE ha advertido de que es improbable que se pueda cerrar un pacto definitivo en un plazo tan breve.

El pasado martes, el comisario europeo de Comercio, el irlandés Phil Hogan, consideró “imposible” alcanzar un acuerdo con el Reino Unido sobre su relación futura en el estrecho plazo que pretende Johnson, una transición que ha quedado reducida a once meses teóricos como resultado de los sucesivos aplazamientos en la fecha definitiva del “brexit” por parte británica.

“No entiendo el interés” de Johnson en eliminar esa posibilidad de prórroga, dijo Hogan en un encuentro con la prensa en Estrasburgo (Francia).

Editado por Miriam Burgués