El reloj sigue corriendo y el “brexit” se acerca al precipicio del desacuerdo

El reloj sigue corriendo. ¿Nos acercamos a un "brexit" ciego?. [EFE/ Facundo Arrizabalaga]

Londres (EuroEFE).- O es parte de la negociación o se avecina un “brexit” sin acuerdo, con las graves consecuencias que eso tiene para el Reino Unido y el resto de la UE. El reloj sigue corriendo, se acortan los plazos y el precipicio se acerca.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, le ha dicho a Johnson que la negociación no es un juego “estúpido” de echar la culpa, mientras que el presidente de la Eurocámara, David Sassoli, después de reunirse con él en Londres ya solo ve dos salidas: “una prórroga  o un salida sin acuerdo”.

El Gobierno británico cree que alcanzar un acuerdo del “brexit” con Bruselas es “esencialmente imposible”, tras una conversación este martes entre la canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro, Boris Johnson.

Según reveló una fuente de Downing Street a medios locales, ambos líderes mantuvieron una charla telefónica en la mañana de este martes sobre los nuevos planes de salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), remitidos por Johnson a Bruselas la pasada semana.

La fuente oficial dijo que durante esa llamada Merkel consideró que llegar a un consenso, en base a esas nuevas propuestas, es ahora “abrumadoramente improbable”.

También indicó que será imposible llegar a un acuerdo a menos que Irlanda del Norte continúe dentro de la unión aduanera.

Tusk carga contra Johnson: no se trata de ganar un estúpido juego de culpas

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, le ha lanzado a Johnson una andanada de críticas. Le ha preguntado qué rumbo desea tomar en la gestión de la salida del Reino Unido de la Unión Europea e instó a dejarse de “jugar a echar la culpa”.

“Lo que está en juego no es ganar un estúpido juego de echar la culpa. En juego está el futuro de Europa y del Reino Unido así como la seguridad y los intereses de nuestra gente. No quieres un acuerdo, no quieres una extensión (de las negociaciones), no quieres revocarlo, ‘¿quo vadis?”, dijo Tusk en la red social Twitter.

Sassoli dice que “no hay progresos” hacia un acuerdo de “brexit”

En declaraciones a la prensa al término de ese encuentro, en la residencia oficial de Downing Street, Sassoli advirtió de que, tal como estás las cosas, las alternativas son “una prórroga (de las negociaciones) o un salida sin acuerdo”.

El presidente del Parlamento europeo, David Sassoli, afirmó que “no ha habido progresos” hacia un acuerdo para el “brexit”, después de reunirse en Londres con el primer ministro británico, Boris Johnson.

“Vine aquí con la esperanza de escuchar propuestas que pudieran impulsar las negociaciones. Sin embargo, debo constatar que no ha habido progresos”, declaró.

El político italiano agradeció a Johnson que le permitiera exponer la posición del Parlamento europeo, el cual, como el británico, ha de ratificar cualquier pacto al que lleguen el Gobierno del Reino Unido y los negociadores de la Unión Europea (UE).

Sassoli sostuvo que el Parlamento europeo prefiere un “brexit” con acuerdo, pero “no a cualquier precio”, y no aceptará propuestas que “socaven el acuerdo de paz de Viernes Santo”, que puso fin al conflicto armado en Irlanda del Norte el 10 de abril de 1998.

Sobre el plan británico para sustituir la controvertida salvaguarda irlandesa, dijo que “está lejos” de lo que podría aprobar el legislativo comunitario y “no sería operativo de forma inmediata.

.Los laboristas creen que es una estrategia

Los laboristas del Reino Unido creen que “esto es otro intento cínico de sabotear las negociaciones”

Según afirmó en un tuit su responsable laborista para el “brexit” Keir Starmer, Johnson “jamás asumirá responsabilidad alguna de su propio fracaso para sacar adelante un acuerdo creíble”.

“Ahora es más importante que nunca que el Parlamento se una, a fin de evitar que este gobierno temerario nos saque de la UE a finales de mes”, apuntó el político laborista.

Downing Street ha acusado a la UE de “querer torpedear el acuerdo del Viernes Santo”, el proceso de paz acordado en Irlanda del Norte, con su negativa a aceptar las propuestas del primer ministro.

Johnson ha insistido en que el Reino Unido se desligará del bloque europeo el próximo día 31, con o sin pacto, pese a la legislación aprobada el pasado septiembre por el Parlamento, que obliga al jefe del Ejecutivo a solicitar a la UE una nueva prórroga del “brexit” si no se ha logrado un acuerdo para el día 19.

Londres entregó a Bruselas la pasada semana su nueva propuesta, basada en limitar ciertos aspectos de la salvaguarda, diseñada para evitar una frontera en Irlanda del Norte tras el “brexit”.

¿Cuáles son las claves de la propuesta de Johnson para un acuerdo del "brexit"?

Londres (EuroEFE).- La nueva propuesta del Reino Unido para tratar de acordar los términos de su salida de la Unión Europea (UE) se basa en limitar ciertos aspectos de la salvaguarda que diseñó Bruselas para evitar una frontera en Irlanda …

En virtud de esa cláusula, Irlanda del Norte permanecería en el mercado único y la unión aduanera comunitarias hasta que Londres y Bruselas lleguen a un acuerdo sobre su futura relación comercial.

La líder del probritánico Partido Democrático Unionista (DUP) de Irlanda del Norte, Arlene Foster, consideró este martes que sería una “locura” mantener a la provincia en la unión aduanera tras el “brexit”, como quiere la Unión Europea (UE).

“Los comentarios de la canciller alemana al primer ministro de que Irlanda del Norte tiene que seguir en la unión aduanera europea para siempre revelan el verdadero objetivo de Dublín y de la UE”, dijo la líder de la principal formación unionista de la provincia.

La CE dice que las negociaciones no se han roto

La Comisión Europea ha asegurado que las negociaciones a nivel técnico con el Reino Unido no se han roto.

“Las conversaciones continúan, así que no veo cómo podrían haberse roto si están teniendo lugar hoy mismo y seguirán en los próximos días”, dijo la portavoz del Ejecutivo comunitario, Mina Andreeva.

La portavoz afirmó que la UE sigue trabajando bajo la premisa de que el Reino Unido saldrá el 31 de octubre, dado que así lo ha “reiterado el primer ministro británico”.

Bruselas rechaza además que quiera “torpedear el acuerdo del Viernes Santo”, el proceso de paz acordado en Irlanda del Norte, con su negativa a aceptar las propuestas de Johnson, tal y como afirman este martes fuentes oficiales de Downing Street.

Bajo ninguna circunstancia aceptaremos que la UE quiere dañar el Acuerdo del Viernes Santo. El propósito de nuestro trabajo es protegerlo en todas sus dimensiones y en todo momento”, dijo Andreeva.

la Comisión insiste en que la cumbre europea del próximo 17 y 18 de octubre que abordará el “brexit” debe ser preparada de antemano, por lo que esta semana continúan las negociaciones entre los equipos técnicos de ambas partes.

Según la revista “The Spectator”, el Gobierno estima que si las propuestas británicas no prosperan en los próximos días, entonces “no serán” impulsadas otra vez.

Sin embargo, los diputados de la oposición consiguieron el mes pasado tramitar una ley que obliga al Gobierno a solicitar una extensión de la retirada británica si Johnson no llega a un acuerdo con la UE para el próximo 19 de octubre.

La deuda puede ir a niveles de los 60

Un “brexit” sin acuerdo, incluso uno “relativamente benigno”, puede empujar la deuda del Reino Unido a los niveles más altos desde los pasados años sesenta, de acuerdo con un análisis del Instituto de Estudios Fiscales (IFS, en inglés).

Este “think tank” (grupo de pensamiento) estima que el endeudamiento del Reino Unido podría subir en 100.000 millones de libras (111.800 millones de euros), lo que situaría la deuda total del país en el 90 % del Producto Interior Bruto (PIB) por primera vez desde mediados de los pasados años sesenta. En la actualidad está en torno al 85,30 % del PIB

El director del IFS, Paul Johnson, señaló que hay un “extraordinario nivel de incertidumbre” y la economía y las finanzas públicas del país afrontan “riesgos” ante el “brexit”.

El IFS dice que un “brexit” sin pacto puede situar en “cero” el crecimiento económico, incluso con una respuesta fiscal y monetaria “sustancial” por parte del Gobierno y el Banco de Inglaterra.

El grupo de pensamiento añade que un incremento del gasto público en 2020 puede estar seguido de una caída económica ya que el Gobierno tendrá que hacer frente a “las consecuencias de una economía más pequeña y un mayor endeudamiento”.

Los expertos han puntualizado que la economía británica ha sufrido una contracción de unos 60.000 millones de libras (67.080 millones de euros) desde que el país votó a favor de salir de la UE en el referéndum celebrado en junio de 2016.

Edición Luis Alonso y Catalina Guerrero