Johnson se muestra “optimista”, pero en la UE crece el escepticismo sobre la posibilidad de un acuerdo

El negociador de la UE para el Brexit, Michel Barnier, atiende a la prensa en Londres. EFE/EPA/WILL OLIVER/ARCHIVO

Londres/Bruselas (EuroEFE).- El primer ministro británico, Boris Johnson, dijo este sábado sentirse “optimista” de alcanzar un acuerdo comercial con la Unión Europea (UE), mientras prepara una videoconferencia con la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, para abordar la marcha de las negociaciones. Sin embargo, hay un “sentimiento creciente” entre algunos líderes de la UE de que “tal vez un no acuerdo puede ser menos malo que un mal acuerdo” en la relación futura.

Johnson y Von der Leyen celebrarán este sábado por la tarde una videoconferencia para “tomar nota” de la novena ronda de conversaciones entre Londres y Bruselas, que terminaron ayer, indicaron fuentes oficiales.

El primer ministro afirmó este sábado al periódico “The Daily Telegraph” que las posibilidades de sellar un pacto son “muy buenas”, pero siempre que las partes “ejerciten el sentido común”.

“El Reino Unido ha sido siempre muy claro de lo que queremos, queremos una relación al estilo de Canadá (país que tiene un acuerdo comercial con la UE). Hemos sido miembros durante 45 años y no veo por qué ellos no pueden tener el mismo acuerdo con nosotros, así que soy bastante optimista”, añadió Johnson.

Pese a todo, el “premier” conservador mantuvo la amenaza de una desconexión del club comunitario sin acuerdo cuando termine el actual periodo de transición el próximo 31 de diciembre.

Los negociadores británico y de la UE, David Frost y Michel Barnier, respectivamente, terminaron ayer la novena ronda de negociaciones, después de que la CE anunciase medidas legales contra el Reino Unido por un proyecto de ley que puede invalidar partes del acuerdo de retirada sellado entre Londres y Bruselas.

Se mantienen las "graves divergencias" entre Londres y Bruselas tras la novena ronda negociadora

Bruselas (EuroEFE).- La Unión Europea (UE) destacó este viernes que sigue habiendo “graves divergencias” en la negociación de la relación con el Reino Unido tras el Brexit en áreas como la pesca o las garantías para asegurar la competencia justa …

 

Esa legislación, en trámite parlamentario, puede otorgar al Ejecutivo la capacidad para modificar de manera unilateral el mecanismo acordado con los 27 para mantener abierta la frontera entre las dos Irlandas si no hay pacto comercial.

Ese mecanismo establece que la provincia británica de Irlanda del Norte quede en el mercado único europeo para bienes junto con la República de Irlanda en caso de una ausencia de acuerdo.

Crucial cumbre europea sobre el Brexit dentro de dos semanas

A falta de apenas dos semanas para la crucial cumbre europea sobre el Brexit, un alto funcionario europeo dijo en un encuentro con medios europeos, entre ellos Efe, que “será difícil de obtener un acuerdo”, ya que los líderes de la UE no tienen la sensación de que “hay margen” para lograrlo.

El Brexit ocupó un breve espacio informativo en la última cumbre del Consejo Europeo, pero el “escepticismo” sobre la posibilidad de alcanzar un acuerdo comercial con el Reino Unido era general en la mesa, dijo la fuente, tras constatar que “en estas últimas semanas no ha habido muchos avances”.

Un pesimismo que tampoco oculta Von der Leyen, quien fue la encargada de hacer balance sobre las negociaciones a los jefes de Estado y de Gobierno de la UE.

El Reino Unido y la UE continuarán las conversaciones la semana que viene y hasta la próxima cumbre europea del 15 al 16 de octubre en un esfuerzo por cerrar un acuerdo antes de fin de año.

El pesimismo creciente en la UE de que eso sea posible se fundamenta en que los principales escollos siguen sin resolverse, como el debate sobre las garantías para asegurar la competencia justa entre empresas británicas y comunitarias, y el tira y afloja por las cuotas de pesca en aguas británicas.

También ha intoxicado esta última ronda de negociaciones la presentación del proyecto de ley británico que viola el acuerdo de retirada, en particular, los aspectos relacionados con la frontera irlandesa, ya que para los estados miembros de la UE “está claro que no respetarán lo que acordaron” en ese marco, dijo el funcionario.

Pero al mismo tiempo ese incumplimiento ha supuesto un “regalo” para la UE, ya que pone en evidencia que el Reino Unido ” no está respetando el Estado de derecho internacional” y les pone “en una situación más difícil”, añadió.

“Queremos un acuerdo porque creemos que es mejor tener un acuerdo como vecinos (…) pero no a cualquier precio”, dijo Von der Leyen, quien la próxima semana viajará a Irlanda para preparar las posiciones europeas de cara a una cumbre a la que los Veintiocho van “tranquilos” y “unidos”, según el citado funcionario.

Durante la cumbre, dijo, los líderes escucharon una breve evaluación del primer ministro irlandés, Micheál Martin, quien los instó a mantenerse firmes contra los esfuerzos de Londres para socavar el acuerdo de divorcio.

Un eventual acuerdo necesitaría aún la ratificación de los Parlamentos europeos y británico antes de que finalice el período de transición el próximo 31 de diciembre.

Editado por Miriam Burgués