La sanidad española se prepara para un “brexit” duro

Una mujer en el momento de recibir la vacuna antigripal. El gobierno y las comunidades autónomas españolas se preparan para encajar el impacto que tendrá un "brexit" duro en la sanidad. [EFE/LUIS TEJIDO]

Madrid (EuroEFE).-  El Ministerio de Sanidad y tres comunidades autónomas han acordado crear una comisión de seguimiento para afrontar la evolución de los efectos de un “brexit duro” y las implicaciones que pudieran tener en la asistencia sanitaria para los residentes de ambos países.

Esta comisión de seguimiento, formada por Madrid, Baleares y Valencia, según ha dicho la ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, celebrará incluso plenarios ‘virtuales’ “por si hay novedades de interés” de las que informar al resto de comunidades sobre la atención sanitaria tanto a británicos residentes en España como a españoles desplazados al Reino Unido.

El pasado 3 de abril se aprobaron las medidas de contingencia para minimizar los efectos de una posible salida sin acuerdo del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

Página web del Ministerio de Sanidad y Consumo sobre el impacto del “brexit”

Las medidas incluidas exigen la reciprocidad de medidas similares por parte de las autoridades británicas.

Si hay acuerdo entre la UE y el Reino Unido sobre el “brexit”, el acceso al sistema sanitario público español de las personas con derecho a la asistencia sanitaria a cargo de las entidades sanitarias británicas (NHS) está garantizado hasta el 31 de diciembre de 2020 .

Estas garantías mantienen el derecho de los ciudadanos del Reino Unido a continuar recibiendo la asistencia sanitaria en todos los Estados miembros de la UE en los mismos términos que si continuasen siendo ciudadanos de la UE y viceversa.

Pero si no hay acuerdo, el Gobierno español ha aprobado el Real Decreto-ley 5/2019, de 1 de marzo.  En relación al acceso a la asistencia sanitaria, el artículo 13 del Real Decreto-ley establece que España continuará prestando a los nacionales de Reino Unido asistencia sanitaria en España en los mismos términos y con las mismas condiciones antes del “brexit”.

Pero esto será así siempre y cuando el Reino Unido garantice estas mismas condiciones a aquellas personas que tengan derecho a recibir asistencia sanitaria en Reino Unido con cargo a España, “reciprocidad que será objeto de comprobación a los 2 meses de entrada en vigor del real decreto-ley”.

La ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, posa junto a los consejeros autonómicos en la reunión en la que trataron el impacto del “brexit”. EFE/Zipi [EFE/Zipi]

Los ejemplos de un turista y un estudiante

El ministerio de Sanidad español ha publicado una página web con una serie de “preguntas-respuesta” sobre cómo se aplicará el derecho a la asistencia sanitaria una vez se haya producido el “brexit”. Todo depende de si hay o no hay acuerdo.

Por ejemplo, si hay acuerdo de retirada, un turista británico solo tendrá que presentar la tarjeta sanitaria europea para ser atendido. Si no hay acuerdo, tiene que haber reciprocidad y presentar un documento que acredite su asistencia sanitaria en el Reino Unido y que se va a hacer cargo de los gastos.

Con acuerdo de retirada, un estudiante tiene derecho a recibir asistencia sanitaria si es titular de la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) o si su universidad o centro de investigación le envía temporalmente a España, sigue cubierto y a cargo del sistema sanitario británico, por lo que debe solicitar un formulario S1 en el Reino Unido antes de marcharse. Pero si no hay acuerdo, dependerá de la reciprocidad.

Ve otros casos prácticos sobre la asistencia sanitaria de británicos en España una vez se haya producido el “brexit”.