La UE dispuesta a mantener “la relación más estrecha posible” con el Reino Unido

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel (dha), del Parlamento Europeo, David Sassoli (c) y de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en la conferencia de prensa el día del Brexit. [EFE/EPA/OLIVIER HOSLET]

Bruselas/Dublín/Berlín/Lisboa (EuroEFE).- El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, aseguró este viernes que la Unión Europea (UE) está dispuesta a mantener “la relación más estrecha posible” con el Reino Unido tras el Brexit, e insistió en que el país deberá alinearse con las normas de la UE si desea mantener el acceso al mercado único.

“Transmitimos un mensaje que es extremadamente claro, simple y fuerte: como Unión Europea, queremos mantener la relación más estrecha posible con Gran Bretaña”, afirmó el político belga durante una declaración junto a los presidentes de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y de la Eurocámara, David Sassoli, con motivo de la retirada del Reino Unido en la noche del 31 de enero al 1 de febrero.

“Cuanto más decida Gran Bretaña divergir con respecto a los estándares europeos, menor acceso tendrá al mercado interior”, advirtió.

El ex primer ministro belga reconoció que es “un día excepcional para la UE” y admitió tener “sentimientos encontrados” porque “nunca es un momento feliz cuando alguien se va”, si bien apuntó que ahora se abre “un nuevo capítulo”, tras el Brexit.

“Dedicaremos toda nuestra energía a construir una Unión Europea más fuerte y ambiciosa”, aseguró, y consideró que la lección que la UE debería extraer del Brexit es “tener mucho más en consideración las expectativas de los ciudadanos europeos” sobre el club comunitario.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, coincidió en señalar que Bruselas desea tener “la mejor relación posible con el Reino Unido”.

“Pero nunca será tan buena como ser miembro”, avisó.

Igualmente, destacó que los próximos años estarán marcados por la digitalización y la lucha contra el cambio climático en la Unión.

También dijo que la fortaleza no radica en el aislamiento, sino en “nuestra única Unión”.

Por su parte, el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, declaró que la jornada de hoy “marca una herida” para la Unión Europea, que ahora “inicia una nueva época” sin el Reino Unido, pero destacó que los tres años de negociaciones que han precedido a la salida del país han traído la “ventaja” de confirmar la unidad de los Veintisiete.

El Reino Unido saldrá de la UE en la medianoche (23.00 GMT) del viernes al sábado y entonces comenzará una transición hasta finales de año en la que se seguirá aplicando la legislación comunitaria en territorio británico y Londres y Bruselas negociarán su futura relación.

Varadkar dice tener un sentimiento “agridulce”

El primer ministro irlandés, Leo Varadkar, afirmó que el Brexit le provoca un sentimiento “agridulce” y confió en que el Reino Unido y la Unión Europea (UE) forjarán una “nueva relación hecha a medida”.

“Diremos adiós a un viejo amigo que se embarca en una aventura, en la búsqueda de su propio destino. Esperamos que les funcione. Pero si no fuera así, siempre tendrá un asiento en la mesa europea”, declaró Varadkar.

Varadkar, quien se reunió este lunes en Dublín con el negociador jefe de Bruselas, Michel Barnier, subrayó que el club comunitario está “unido” para lograr el “mejor resultado para la UE y nuestro futuro”.

“El siguiente paso es pactar las relaciones futuras, incluido un acuerdo de libre comercio que proteja los puestos de trabajo, los negocios, las comunidades costeras y rurales y nuestras economías en general”, expuso el Taoiseach (primer ministro irlandés).

El dirigente democristiano reconoció que los “próximos meses” van a ser “muy duros” para la República de Irlanda, dadas las incógnitas que presenta este proceso para su relación con el Reino Unido, con el que mantiene estrechos lazos económicos, político y sociales.

“Queremos un acuerdo de libre comercio, sin aranceles, sin cuotas, con la menor burocracia y la menor cantidad de controles posibles. Queremos que nuestra futura asociación vaya más allá del comercio. Debemos abordar varias áreas, incluyendo la pesca, las universidades, la cooperación en investigación y la economía en general”, agregó Varadkar.

Merkel: si Londres se aleja del mercado interior, cambiarán las relaciones

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo este viernes que la salida del Reino Unido de la Unión Europea “es un corte profundo” para los 27, pero advirtió de que “cuanto más se aleje de las condiciones del mercado interior, naturalmente más cambiarán nuestras relaciones futuras”.

Merkel se expresó así en un vídeopodcast difundido en el que defiende que “Alemania querría sin embargo seguir siendo un socio y amigo cercano del Reino Unido, porque tenemos valores comunes”.

La canciller alemana considera que las negociaciones sobre las relaciones futuras entre el Reino Unido y la UE “marcarán este año” y recordó que las llevará especialmente el representante de los 27, Michel Barnier, para garantizar que hay una posición unida frente a Londres.

Añadió que el modelo para la relación futura entre las dos partes serán los acuerdos comerciales internacionales y se refirió además al mercado interior integrado que existe en la UE y sus libertades fundamentales asociadas.

Merkel, según un comunicado de la Cancillería, espera que “la UE y el Reino Unido alcancen lo más rápidamente posible un acuerdo amplio y a largo plazo.

Portugal, por una relación fuerte y duradera

El primer ministro luso, el socialista António Costa, apostó por una “fuerte y duradera” relación entre Portugal y el Reino Unido, un país al que se refirió como “viejo amigo”, aliado y socio.

“Hoy es el último día del Reino Unido en la Unión Europea. Mañana será el primer día de una nueva relación con nuestro viejo amigo, aliado ancestral y para siempre socio”, escribió Costa en su cuenta de la red social Twitter.

Portugal, que históricamente ha mantenido estrechos lazos con Londres, será uno de los países más afectados por la ruptura, que golpeará especialmente a las exportaciones -el Reino Unido es el cuarto destino de las productos lusos- y al turismo