Londres amaga con reabrir la “caja de Pandora” del brexit, mientras Bruselas recuerda que los pactos, hay que respetarlos

Johnson

Boris Johnson, durante la campaña a favor del brexit, en 2016. [EFE-EPA]

Londres/París/Bruselas (EuroEFE).- “Pacta sunt servanda” (los pactos, hay que respetarlos), reza el adagio latino. No obstante, a tenor de informaciones de la prensa británica del lunes, el Gobierno de Reino Unido podría estar preparando un texto de legislación que anularía partes del acuerdo de retirada de la Unión Europea (UE) alcanzado en 2019, algo que amenaza con, incluso dinamitar, las negociaciones comerciales entre Londres y Bruselas.

Por otro lado, el primer ministro británico, Boris Johnson, ha dado un plazo hasta el 15 de octubre para alcanzar un acuerdo con la UE sobre el brexit, tras lo cual, señaló, “habría que aceptar (el fracaso) y pasar página”.

“Tiene que haber un acuerdo con nuestros amigos europeos antes del Consejo Europeo del 15 de octubre si va a entrar en vigor antes de final de año”, señaló el domingo el jefe del Gobierno británico en un comunicado que adelantó parte de las las declaraciones que realizó el “premier” este lunes.

El negociador comunitario para la relación post-brexit con la UE, Michel Barnier, se mostró el lunes preocupado por la negociación porque Reino Unido, según dijo en declaraciones a la emisora France Inter, quiere “lo mejor de los dos mundos”.

Ayudas estatales y comercio con Irlanda del Norte: nuevas manzanas de la discordia

“Quiero dejar absolutamente claro que, como hemos dicho desde el comienzo, ese sería un buen escenario (el límite del 15 de octubre para un acuerdo) para el Reino Unido. Como Gobierno, nos estamos preparando para que nuestras fronteras y nuestros puertos estén listos”, advirtió Johnson.

“No retrocederé”, ha declarado el jefe de Gobierno en un comunicado que divulgó tanto Downing Street, su despacho oficial, como el Partido Conservador.

Con todo, mostró su disposición a acercar posturas si la Unión Europea “repiensa sus actuales posiciones” y ofrece al Reino Unido un tratado de libre comercio que no comprometa “los fundamentos de lo que significa ser un país independiente”.

Londres quiere matizar el compromiso de aplicar la regulación europea sobre ayudas estatales en relación al comercio de bienes en Irlanda del Norte, así como la cláusula que exige a las empresas norirlandesas rellenar formularios de exportación al enviar mercancías hacia la isla de Gran Bretaña, según ese periódico.

Un portavoz de Johnson confirmó más tarde los planes para tramitar esa ley, aunque aseguró que se trata de “clarificar” el acuerdo de salida, más que de anular ciertas partes.

El Ejecutivo está “dando pasos limitados y razonables para clarificar elementos específicos del protocolo para Irlanda del Norte” y “eliminar cualquier ambigüedad”, aseguró esa fuente.

“El primer ministro siempre ha hablado públicamente con claridad sobre cuál es nuestra interpretación del acuerdo de salida”, agregó.

Máxima preocupación en Bruselas

Mientras, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dijo este lunes que confía en que el Reino Unido implemente el acuerdo que regula su salida de la Unión Europea.

“Confío en que el Gobierno británico implemente el acuerdo de salida, una obligación bajo la ley internacional y un requisito previo para cualquier asociación futura”, advirtió Von der Leyen en un mensaje en su cuenta de Twitter.

Las amenazas del Ejecutivo conservador salen a la luz antes de que empiece mañana, martes, otra ronda de conversaciones entre el negociador británico, David Frost, y su homólogo de la UE, Barnier.

Las negociaciones no han conseguido hasta ahora avances debido a las dificultades para superar los asuntos más espinosos, como el acceso de la flota pesquera comunitaria a las aguas británicas.

Johnson da a la UE un plazo hasta el 15 de octubre para un acuerdo sobre el brexit

Londres (EuroEFE).- El primer ministro británico, Boris Johnson, ha dado un plazo hasta el 15 de octubre para alcanzar un acuerdo con la Unión Europea (UE) sobre el Brexit, tras lo cual, señaló, “habría que aceptar (el fracaso) y pasar …

Eliminar una obligación legal

Este miércoles, el Gobierno espera introducir en el Parlamento la controvertida legislación –denominada Proyecto de Ley del Mercado Interno– que puede llegar a anular aspectos clave del acuerdo de retirada sellado con la UE, que despejó el camino para la salida oficial del Reino Unido de la UE el pasado 31 de enero.

Aunque ese proyecto aún tiene que ser aprobado por el Parlamento, contempla la posibilidad de eliminar la obligación legal sobre los subsidios estatales y las aduanas con Irlanda del Norte.

En concreto, la ley podría eliminar la obligación del Reino Unido de controlar las mercancías que pasan de Gran Bretaña a Irlanda del Norte, como parte del acuerdo alcanzado con la UE para evitar una infraestructura fronteriza entre esa provincia y la República de Irlanda, a fin de no perjudicar el proceso de paz norirlandés.

El citado proyecto de ley está pensado para asegurar un funcionamiento sin contratiempos del comercio entre Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte una vez que el Reino Unido salga del mercado único y la unión aduanera a final de año, cuando termina el actual periodo de transición (también llamado de implementación).

Michel: La UE quiere un acuerdo con Reino Unido, pero no a cualquier precio

Bruselas (EuroEFE).- El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, afirmó este viernes que la Unión Europea seguirá negociando con el Reino Unido para encontrar el “mejor acuerdo posible” sobre su relación tras el Brexit, pero que no aceptará un pacto …

La posibilidad de dar marcha atrás al acuerdo de salida ha sido recibida con inquietud por parte de algunos sectores políticos, como el pro-europeo Partido Nacionalista Escocés (SNP), cuyo líder en la Cámara de los Comunes, Ian Blackford, alertó este lunes de que un “brexit duro”, sin acuerdo comercial con la UE, puede ser “devastador para Escocia porque castigará al mercado laboral de la región y toda la economía escocesa en medio de la pandemia de la COVID-19.

“Al amenazar con perjudicar las obligaciones internacionales del Reino Unido e imponer a Escocia un catastrófico Brexit sin acuerdo en contra de nuestra voluntad, el primer ministro está demostrando que no se puede confiar en él y está poniendo de manifiesto la necesidad de que Escocia sea un país independiente”, declaró este lunes Blackford a los medios británicos.

Además, la portavoz de Irlanda del Norte del opositor Partido Laborista, Louise Haigh, acusó este lunes al Gobierno de “jugar otra vez a un juego peligroso en Irlanda del Note y sacrificar nuestra posición internacional” por la “incompetencia” del primer ministro.

La pesca y los subsidios bloquean el camino hacia un "brexit" ordenado

Londres (EuroEFE).- La negociación para diseñar la futura relación del Reino Unido con la Unión Europea (UE) llega a partir de mañana martes a la octava ronda oficial de contactos sin perspectivas de avances relevantes en los principales obstáculos que …

El 15 de octubre como plazo “límite”

En un comunicado divulgado este lunes por el Gobierno, Johnson asegura que “no tiene sentido pensar en plazos que vayan más allá (del 15 de octubre)” para llegar a un acuerdo definitivo.

Johnson aludió a los puntos de discrepancia, sin citarlos, como los subsidios estatales o la pesca, y aseguró que el Reino Unido no renunciará “a los fundamentos de lo que significa ser un país independiente” en pos del éxito de las conversaciones.

El Ejecutivo conservador desea tener las manos libres para decidir si respalda con una inversión estatal masiva sectores clave para la economía como el tecnológico -pese a la tradición no intervencionista de los “tories”-, y ve cualquier arreglo con Bruselas como un posible lastre para esos subsidios.

Duro cruce de reproches entre Bruselas y Londres por los magros avances en las negociaciones post "brexit"

Bruselas/Londres (EuroEFE).- El jefe negociador europeo para la futura relación con el Reino Unido, Michel Barnier, lamentó este viernes que el equipo negociador británico “no ha mostrado una voluntad real de avanzar” en los asuntos que preocupan a Bruselas en …

Preocupación de Barnier

Mientras tanto, Barnier, se mostró este lunes muy preocupado por las dificultades en las negociaciones con el Reino Unido.

“La negociación abarca el comercio, la pesca, la seguridad, el transporte, la energía y muchos otros temas. Sigo preocupado. Esta semana no empieza la última ronda. Habrá otras a finales de septiembre y en octubre. Es una negociación difícil porque los británicos quieren lo mejor de los dos mundos”, dijo.

Barnier recordó en una entrevista en la emisora “France Inter” que el divorcio entre el Reino Unido y la UE fue una decisión de los británicos que el bloque comunitario “respeta pero lamenta”, y que ahora requiere centrarse en qué relación se establece entre ambos para el futuro.

Este domingo, Frost había subrayado que el Reino Unido no será un Estado “subordinado” a los Veintisiete, por lo que no cederá “en puntos fundamentales” como tener control sobre sus propias leyes.

“Si los británicos y nosotros no conseguimos un acuerdo de libre comercio las reglas son sencillas: el Reino Unido volverá a estar bajo las reglas tradicionales y habituales de la OMC (Organización Mundial de Comercio) y habrá tarifas aduaneras, lo que provocará muchos trastornos”, añadió Barnier.

De confirmarse esa voluntad de Londres de anular parte de su acuerdo de “desconexión” con la UE, sería un jarro de agua fría para Bruselas (y para la UE), sobre todo a pocos días del “Discurso sobre el Estado de la Unión”, que Von der Leyen tiene previsto para el próximo día 16:

La opinión de los expertos: reabrir la “caja de Pandora”, algo muy dañino

“Invalidar el acuerdo de salida sería muy dañino para la relación” entre Londres y Bruselas, señaló a EFE David Henig, director en el Reino Unido del Centro Europeo para la Economía Política Internacional (ECIPE).

“Mostraría que no se puede confiar en el Reino Unido en un asunto tan sensible para la Unión Europea, por lo que difícilmente podríamos esperar demasiada confianza en otras áreas”, sostuvo el experto.

“Todos los tratados internacionales son ambiguos hasta cierto punto y el acuerdo de salida tiene áreas en relación a Irlanda del Norte que se deben definir mejor”, resaltó Henig, que considera sin embargo que “eso solo se puede hacer a través del diálogo y la cooperación”.

Advertencias de Francia

Por otra parte, Francia advirtió este lunes de que la futura relación entre el Reino Unido y Bruselas se verá afectada si Londres anula partes del acuerdo de salida de ese país de la Unión Europea.

“La cooperación futura entre el Reino Unido y la Unión es una cuestión de confianza mutua y de respeto de los compromisos adquiridos. Si esta confianza se pone en duda, las negociaciones sobre la relación futura se verán afectadas”, afirmó este lunes una portavoz del Ministerio francés de Exteriores.

Para saber más:

La nueva relación entre la UE y Reino Unido (documento de la CE)

Editado por Wolf Heller