Picardo, ministro principal de Gibraltar: “El futuro pasa por la generosidad de todos”

El ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo (d), y su ministro de Asuntos Exteriores, Joseph Garcia, durante la ceremonia celebrada cerca de la frontera en la que la bandera europea ha sido arriada del mástil para ser sustituida por la de la Commonwealth. EFE/Carrasco Ragel

Gibraltar  (EuroEFE).- “El futuro pasa por la generosidad de todos”, afirma en una entrevista con EFE el ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, para quien este 31 de enero ha sido un día “triste” por la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), aunque cree que el nuevo escenario abre perspectivas positivas para la colonia británica y sus relaciones con España.

“Yo creo que la economía de Gibraltar va a seguir creciendo (…) La perspectiva es positiva. La prosperidad de Gibraltar y de la zona estará garantizada, incluso si no hay acuerdo”, afirma el ministro principal.

De momento, cuando esta medianoche Gibraltar arríe la bandera de la UE y la sustituya por la de la Commonwealth, entrarán en vigor los cuatro memorandos negociados y firmados por España y el Reino Unido y que regirán durante los once meses que durará el periodo transitorio sobre materias que han causado históricamente fricciones con España.

Picardo cree que estos memorandos son “un paso muy positivo” hacia un futuro con menos tensiones “irritantes”. Gibraltar -dice- asume esos protocolos “sin ninguna dificultad” porque no suponen ninguna renuncia.

Esos acuerdos se refieren a la lucha contra el contrabando de tabaco; el respeto ambiental en la ganancia de terrenos al mar, la cooperación policial y aduanera y, el más importante, sobre los derechos de los ciudadanos, especialmente los aproximadamente 14.700 trabajadores transfronterizos de la zona, de ellos 9.300 españoles que trabajan en la Roca.

Esos acuerdos no implican “que Gibraltar haya renunciado absolutamente a nada. Nunca lo hará mientras yo sea ministro principal”, afirma tajantemente Picardo.

 

El ministro Principal de Gibraltar, Fabian Picardo, esta mañana en su despacho cuando el Brexit, que se formaliza este viernes, abre once meses de transición para negociar la relación futura entre España y Gibraltar. EFE/Román Ríos

La clave, la libre circulación de personas

En su opinión, lo más importante es garantizar la circulación de personas en una frontera en la que, además de los trabajadores, circulan 200 camiones diarios, numerosos turistas y muchos gibraltareños que van a sus segundas residencias o a disfrutar del ocio en España.

La de Gibraltar es la segunda frontera terrestre que el Reino Unido tiene con un país de la UE, después de la que separa a la República de Irlanda de Irlanda del Norte.

Sostiene que el Reino Unido y Gibraltar están “exactamente en la misma posición, buscando un futuro donde haya la máxima fluidez en esa frontera, sin ninguna fricción”.

Para ello, explica que el Reino Unido trata de negociar un acuerdo con el espacio Schengen con el fin de que exista “libre movimiento de personas con absoluta fluidez”, que es “lo que da prosperidad a la zona”.

Fabian Picardo también cree que serán positivos los acuerdos en materia de fiscalidad. Para Gibraltar “es un paso adelante muy positivo”, ya que “va a cerrar la boca a aquel que dice que Gibraltar es un paraíso fiscal”.

A pesar de que Picardo ve todos estos avances positivos, no cree que el Brexit sea una buena noticia para nadie en la ciudad: “Hemos fallado como generación política en poder convencer a la mayoría de que lo bueno para ellos y para sus futuras generaciones era permanecer en la UE”, afirma.

Y es que Gibraltar, controlada por los británicos desde 1704, votó masivamente (un 96 %) en contra del Brexit y a favor de continuar en la UE, donde está enclavado el territorio.

Gibraltar se despide de la UE con la arriada de la bandera europea

Decenas de personas se congregaron al filo de la medianoche en la frontera de Gibraltar para presenciar el acto simbólico de deposición de la bandera de la Unión Europea (UE) y su sustitución por la de la Commonwealth, un acto con el que se escenifica la salida de Reino Unido de la Europa comunitaria y el inicio del proceso de transición para el “brexit”.

Minutos antes de las doce de la noche, el ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, acompañado de los miembros de su Gobierno, llegó hasta la zona, donde ya permanecía apostada la banda de Gibraltar Band and Drums Association.

A las doce en punto, coincidiendo con la fecha dada por Reino Unido para el inicio del “brexit”, la banda de música comenzó a hacer sonar el Himno de la Alegría, al tiempo que se arriaba la bandera europea.

Un gesto simbólico con el que Gibraltar daba una despedida con “amistad y respeto” a su pertenencia a la UE, después de que un 96 % de la población votara en referéndum en contra del “brexit”.

España defenderá que Gibraltar sea “zona de prosperidad compartida”

El Gobierno español defenderá que la colonia de Gibraltar sea una “zona de prosperidad compartida” durante las conversaciones con las autoridades británicas y gibraltareñas para establecer las relaciones entre las tres partes tras la salida este viernes del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

En una entrevista radiofónica, la ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, incidió en que la “guía” de España en esa mesa de diálogo será esa idea de una “zona de prosperidad compartida”, donde “no haya competencia desleal ni fiscal ni medioambiental ni aduanera” y donde “los ciudadanos puedan seguir haciendo lo que hacen hoy”.

Al ser preguntada si eso significa que defenderá la cosoberanía, precisó que “a los ciudadanos lo de la soberanía les suena muy bien, pero a los ciudadanos lo que les importa es saber si van a poder pasar la verja (fronteriza de Gibraltar) o si va a haber una competencia fiscal”.

Indicó, no obstante, que es una discusión que hay que tener para determinar cómo se quiere gestionar esa zona dando respuesta a los problemas cotidianos de los ciudadanos.

“Hablar de grandes principios, si al final a los ciudadanos no se les resuelve sus problemas, me parece que estamos haciendo un flaco favor”, recalcó González Laya, quien señaló la necesidad de establecer un diálogo que permita preparar “de forma sosegada, pero definida y decidida” las relaciones con Gibraltar.

También anunció que viajará “en breve” a Londres, con cuyas autoridades ya ha iniciado contactos, así como el Campo de Gibraltar (comarca española adyacente a la colonia británica) para “recoger el sentir” de los afectados por el Brexit.

El Gobierno español quiere que la relación futura con los británicos sea “lo más cercana posible”, pero “teniendo en cuenta -subrayó la ministra- que no es lo mismo estar dentro que fuera de la Unión Europea”.

 

 

Edición: Catalina Guerrero