El día a día de los observadores electorales de la Unión Europea en El Salvador

El día a día de los observadores electorales de la Unión Europea en El Salvador

San Vicente (El Salvador) (EuroEFE).- En medio del proceso electoral donde lo que prevalece son las disputas entre los candidatos a la Presidencia, están los observadores internacionales de la Unión Europea en El Salvador, quienes se aferran la “imparcialidad” como su herramienta diaria de trabajo.

Un total de 56 observadores que forman parte de la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea (MOE UE) han sido desplegados en todo el territorio salvadoreño, habitado por unos 6 millones de personas, para seguir de cerca la planificación de los comicios del 3 de febrero, en los que se elegirá al próximo mandatario de la nación.

Observadores de la UE

En el departamento de San Vicente, al oeste del país, se encuentran la eslovaca Petra Sulovska y el danés John Geary, observadores encargados de recorrer los 13 municipios que les fueron asignados y verificar que todo se desarrolle con normalidad.

Un equipo de Efe acompañó a los observadores en un día de misión, en el que realizaron diversas actividades que son parte de su día a día desde que llegaron al departamento el pasado 6 de enero.

La jornada de los expertos comenzó con una reunión con representantes de la sede de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) en el municipio que lleva el mismo nombre que el departamento -San Vicente-, por ser cabecera departamental.

En el encuentro, los observadores se identificaron, explicaron brevemente en qué consiste su labor, hicieron algunas preguntas y tomaron nota.

Siguiendo a Sulovska y a Geary

Sulovska y Geary despejaron sus dudas y al término de la reunión, se dirigieron a la oficina de la Junta Electoral Departamental (JED) de San Vicente, instalada en el centro de la ciudad.

En el lugar, los observadores se limitaron a escuchar los puntos abordados por los delegados de las 13 Juntas Electorales Municipales (JEM), miembros del Tribunal Supremo Electoral (TSE), de la Alcaldía de San Vicente y otros interlocutores del proceso electoral, allí reunidos.

Antes de retirarse, Sulovska y Geary hicieron algunas preguntas a los asistentes y, tras despedirse, se dirigieron al cantón San Francisco Agua Agria, que pertenece al municipio de Guadalupe, uno de los 13 con los que cuenta San Vicente.

En el poblado, donde se percibe una peculiar mezcla de lo rural con lo urbano, les esperaban un grupo de jóvenes de la brigada de Consulta Ciudadana del TSE, quienes iban de casa en casa brindado información a la población y aclarando cualquier duda que los electores tuvieran respecto al proceso.

Los observadores acompañaron a los intengrantes del grupo y al concluir el recorrido, hicieron una pausa que aprovecharon para explicar a Efe algunos detalles de su labor el frente de la misión.

“En las tres semanas que llevamos acá (en San Vicente) nos ha dado tiempo de visitar los 13 municipios, de reunirnos con los órganos electorales, con los representantes de la Dirección de Organización Electoral (DOE), de la Junta Electoral Departamental (JED) y también hemos visitado la mitad de las Juntas Electorales Municipales (JEM)”, señaló Sulovska.

Un refuerzo para el día de la votación

Apuntó que también visitaron diferentes medios de comunicación de la zona, como Radio Jiboa, Mi Radio, Radio Sol y canal 31, y diferentes organizaciones no gubernamentales como, por ejemplo, la Red de Mujeres de Valle Jiboa y la Asociación de Mujeres de San Vicente”.

“Resumiendo, nos hemos reunido con casi todos los interlocutores del departamento de San Vicente”, manifestó.

La eslovaca añadió que para el día de las elecciones, habrá dos equipos de observadores europeos para reforzar la supervisión en los centros de votación de la zona, durante toda la jornada.

“El objetivo que tenemos es cubrir todos los municipios del departamento el día de las elecciones. Nuestro trabajo no se limita a la jornada electoral, sino que empezamos a trabajar muchísimo tiempo antes y seguimos trabajando, incluso después de la celebración de los comicios”, agregó.

Por su parte, el danés comentó que su labor es reunirse con todos los interlocutores del proceso electoral, representantes de partidos políticos, ONG, organismos electorales y medios de comunicación, con el fin de “recopilar observaciones” que posteriormente se comparten con el equipo central que está en San Salvador.

Un acompañamiento internacional

“Nos han recibido con las manos abiertas en todos los lugares y veo que para la gente es muy importante saber que la comunidad internacional está acompañando el proceso electoral y que realmente nuestra presencia inspira más confianza en el proceso”, subrayó.

Geary agregó que la MOE UE “emitirá un informe preliminar unas 48 horas después del día electoral y también un informe más profundizado que lleva recomendaciones para el país”, unos dos meses más tarde.

El jefe de la misión, Carlos Iturgaiz, señaló recientemente en una entrevista con Acan-efe que el respeto a la democracia en El Salvador en procesos electorales “es un ejemplo para toda la región y está haciendo grande a este país dentro de Centroamérica”.

El eurodiputado calificó de “muy loable” la actitud de los candidatos a la Presidencia, pese a sus discrepancias, y de los demás protagonistas del proceso, así como de los ciudadanos, en las jornadas previas a los comicios, “sobre todo, teniendo en cuenta lo que pasa en otros países de la región, que deberían tomar ejemplo”.

Reiteró que los observadores “no se van a inmiscuir jamás en cuestiones internas del país”, sino que se limitarán a recomendar y las instituciones nacionales tomarán la “decisión final de cambiar las cosas o dejarlas como están”.

Estos comicios serán vigilados por 4.524 observadores, de los que 2.541 son nacionales y 1.983 son extranjeros.

En las elecciones presidenciales del próximo domingo competirán Hugo Martínez, del gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN); Carlos Calleja, con la Alianza Republicana Nacionalista (Arena); Nayib Bukele, por la Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), y Josué Alvarado, con el partido Vamos.

Se trata de la sexta elección presidencial desde la firma de los Acuerdos de Paz, que pusieron fin a doce años de guerra civil (1980-1992), y a la que están convocados 5,2 millones de electores.

Por Sara Acosta (edición: Catalina Guerrero)