La Unión Europea recupera la confianza en El Salvador tras caso de corrupción

Nayib Bukele

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, en una imagen de archivo. EFE/Lenin Nolly [EFE/Lenin Nolly]

San Salvador (EuroEFE).- La firma de un convenio de transparencia con el Gobierno de El Salvador llevó a la Unión Europea (UE) a recuperar la “confianza” en el país centroamericano tras un desvío millonario de fondos atribuido al expresidente Mauricio Funes (2009-2014), procesado por delitos de corrupción.

Así lo afirmó en una entrevista con Efe el jefe de cooperación de la UE en El Salvador, Pierre-Yves Baulain.

El presidente salvadoreño, Nayib Bukele, aseguró el pasado 17 de septiembre que Funes supuestamente desvió y malversó 82 millones de dólares de la cooperación europea.

“Sí, efectivamente puedo confirmar este hecho (desvío de cooperación), sostuvo Baulain, quien señaló que inicialmente se enteraron de lo sucedido mediante publicaciones de medios locales.

Dichas publicaciones, apuntó, se referían al supuesto desvío de más de 351 millones de dólares del presupuesto estatal por parte de Funes mediante una cuenta de gasto secreto.

No obstante, Baulain precisó que la cooperación de la UE desviada no asciende a 82 millones de dólares, sino que a 2,7 millones de dólares.

Según la Fiscalía General de la República (FGR), la misma cuenta de la Presidencia fue utilizada por el expresidente Elías Antonio Saca (2004-2009) para desviar más de 300 millones de dólares.

Saca purga una pena de 10 años tras confesar en un juicio, en agosto de 2018, los delitos de peculado y lavado de dinero.

Baulain explicó que la ayuda de las autoridades del Ministerio de Hacienda de la Administración del exmandatario Salvador Sánchez Cerén (2014-2019) les permitió “trazar” el destino que tuvo el dinero.

“El uso de estos fondos estaba para otras asignaciones de política social”, dijo Baulain, quien aseguró que “nunca habíamos parado completamente la cooperación” con El Salvador.

Explicó que la UE tenía “dudas” de seguir con la herramienta de “apoyo presupuestario” tras el descubrimiento del desvío de fondos.

El representante de la UE aseguró que la firma del acuerdo con el Ejecutivo de Bukele a mediados de septiembre, en el que se bloquea la posibilidad de reorientar la cooperación, “satisfizo completamente” al organismo.

 

Subrayó que también el Banco Mundial (BM), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), las agencias Española de Cooperación y de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) habían manifestado su preocupación por el desvío de la ayuda.

Por otra parte, Baulain sostuvo que “por el momento no está previsto” que la UE presente una querella contra Funes y que únicamente buscan conocer cómo fueron utilizados los 2,7 millones de dólares.

Lucha decidida contra la corrupción, el compromiso

Acotó que esta es la primera vez que un desvío de fondos de la cooperación europea se registra en El Salvador y que “fue una sorpresa”.

Baulain dijo que la firma del referido acuerdo y el compromiso de transparencia de Bukele “da mucha confianza” a la UE, que solo entre 2014 y 2020 ha destinado 149,3 millones de dólares para la cooperación presupuestaria con El Salvador.

La Unión Europea coopera principalmente con programas para prevenir la violencia y relacionados con niños, jóvenes, ancianos y mujeres.

El Salvador es considerado uno de los países más violentos del mundo por las tasas de 103 y 50,3 homicidios por cada 100.000 habitantes computadas entre 2015 y 2018.

Por otra parte, el pasado 17 de septiembre, Bukele aseguró que la UE quiere “involucrarse” y apoyar la creación de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en El Salvador (Cicies), ente con el que el Gobierno busca atacar la corrupción de administraciones anteriores.

Sin embargo, Baulain dijo que el Ejecutivo salvadoreño no ha solicitado “de manera oficial” el apoyo de la UE para la Cicies.

“Todo lo que va en favor de luchar contra corrupción y de más transparencia nos interesa y si podemos apoyarlo, lo haremos”, concluyó el funcionario de la UE.

Desterrar la corrupción de la administración pública se convirtió en un punto de honor en la agenda del presidente Bukele durante la campaña electoral, en la que criticó constantemente a los partidos de sus adversarios por su supuesta relación con casos de malversación de fondos públicos.

No obstante, Bukele no se ha desmarcado completamente de los señalamientos hechos por un medio local de que recibió 1,9 millones de dólares ligados a la empresa ALBA Pretroleos de El Salvador, investigada por lavado de dinero y que fue fundada con capital venezolano.

“Yo no hice negocios con ALBA Petróleos, yo hice negocios con una empresa que hizo negocios con ALBA Petróleos”, dijo Bukele a periodistas a mediados de septiembre.

Para saber más:

UE en El Salvador