Ruido de propaganda cuando El Salvador votaba

f0363_senoras_en_urnas_wilfredo_lara.jpg

San Salvador (EuroEFE).-  Para los observadores europeos destacados en El Salvador para las elecciones del 4 de marzo, sobraban las batucadas y el ruido de la propaganda electoral que acompañó a los votantes hasta las urnas, aunque la jornada transcurriera con “tranquilidad, calma y civismo”.

“Hemos constatado que (con) la propaganda electoral en el día de las elecciones, no se respeta la ley en muchos colegios electorales y (eso) va en contra del espíritu del silencio de las jornadas de reflexión, en el mismo día electoral”, dijo el jefe de la misión de observadores de la UE, el eurodiputado popular español Carlos Iturgaiz.

“Ustedes habrán oído como yo las batucadas en las puertas, en determinados colegios electorales”, agregó en la rueda de prensa en la que, dos días después de los comicios legislativos y municipales, la misión de observación MOE-UE El Salvador presentó su informe preliminar.

Rueda de prensa de la misión de observación electoral en El Salvador, el 6 de marzo de 2018, para presentar su informe preliminar (FOTO: Rodrigo Sura/EFE)

“Es el día del pueblo”

Los partidos deben “intentar despolitizar el día de las elecciones (…) ya que es el día del pueblo, puesto que los políticos ya tienen para ello la campaña electoral”, abundó en entrevista con Efe Javi López, jefe de la delegación del Europarlamento que formó parte de la MOE-UE El Salvador.

Los dos eurodiputados observadores de esta misión también coinciden en destacar la “elevada complejidad del sistema de voto, ya que genera demasiados retrasos”, en palabras de Iturgaiz.

El sistema electoral -de voto cruzado o por rostro- causa dificultades a algunos ciudadanos a la hora de emitir su sufragio, lo que “luego, además, dificulta el proceso de conteo electoral, por lo que los órganos del país tienen que encontrar un equilibrio”, añadió López.

El procedimiento es fruto de la desconfianza entre los políticos generada con la llegada de la democracia después de los acuerdos que pusieron fin a 12 años de guerra civil en 1992.

“Probablemente no confiaban unos en otros; tenían y tienen un protagonismo muy fuerte y está aflorando ahora, fruto de unas circunstancias históricas determinadas que los han marcado y los han llevado a buscar un procedimiento confiable, y consideraron que es el actual”, explicó López.

Sin embargo, “ya ha pasado mucho tiempo desde entonces y las nuevas generaciones deben transformar ese protagonismo para darlo a la ciudadanía e intentar despolitizar el día de las elecciones”.

“Es algo a mejorar, incluso visualmente, con su presencia (de los actores políticos) en las mesas de votación o en el recuento, que se puede entender por ese momento histórico, pero esto debe seguir caminando para que los verdaderos protagonistas sean únicamente los ciudadanos”, insistió.

Fallo del ‘software’ en el escrutinio preliminar

Los dos observadores comparecieron ante la prensa cuando el Tribunal Supremo Electoral (TSE) se aprestaba a comenzar hoy el escrutinio final de los resultados, que según los datos preliminares han afianzado como primera fuerza parlamentaria a la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena).

El Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), partido del presidente salvadoreño, el excomandante guerrillero Salvador Sánchez Cerén, reconoció su derrota el día siguiente de los comicios. La derrota del FMLN se da a poco menos de un año de las elecciones presidenciales.

El escrutinio definitivo del TSE comenzaba en medio de una oleada de críticas por un “error” informático que la empresa contratada, Smartmatic, atribuyó a un problema en el software que hizo que los votos de los candidatos al Congreso fueron asignados erróneamente.

El ente electoral reconoció el martes el “error” y aseguró que ya lo había corregido para “respetar la soberanía del pueblo y lo que ellos han elegido”.

Iturgaiz, que tuvo palabras de “reconocimiento” hacia el TSE porque se propuso y logró, por ejemplo, que “hubiera una constitución de todas las mesas” en un país atravesado por la violencia pandillera, calificó el error de “lamentable, pero humano”.

El eurodiputado, quien instó a la población y a la clase política a “confiar en las actas oficiales”, no cree que el incidente sea relevante para el resultado definitivo.

Para Iturgaiz, “sería grave” que el TSE -que hizo varios simulacros con el sistema antes del día de votación- lo hubiera ocultado o que afectase al resultado final.

“Una pieza de software pequeñita falló a la hora de tomar los nombres de los candidatos y los colocó de una manera desordenada”, explicó el director comercial de Smartmatic para Centroamérica, Francisco Campos, quien aseguró que este problema se dio por un “error humano” que “no pudo ser detectado en los simulacros”.

El problema sucedió “en un grupo reducido de actas” y no cambió la cantidad de votos que recibió cada partido, sino que alteraba las listas de “preferencia” del voto por rostro de cada formación.

Más medios para el tribunal electoral

El magistrado del TSE Miguel Ángel Cardoza garantizó que en el conteo oficial “será diferente” porque el problema se ha resuelto y recordó que “los candidatos que se sientan ofendidos pueden tomar los recursos necesarios”.

Iturgaiz destacó el “acierto” del TSE al realizar los dos simulacros previos, “que sirvieron para resolver fallos y marcar una trayectoria mucho mejor que la de las elecciones de 2015”.

En las elecciones legislativas y municipales de hace tres años se estrenó el procedimiento de voto cruzado y un nuevo método de recuento, lo que significó que los resultados del escrutinio definitivo se demoraran más de un mes. El TSE confía ahora en completar el conteo en una semana.

El eurodiputado popular explicó que una de las recomendaciones que recogerá el informe final de la MOE-UE El Salvador será que se destinen mayores recursos económicos para el Tribunal, puesto que los asignados “no son suficientes para hacer frente a la labor encomendada”.

También pedirá una actualización del censo electoral, porque en él hay “nombres de fallecidos, presos que no tienen la posibilidad de salir a votar o migrantes que ya no tienen su residencia en El Salvador”.

Ausencia de violencia política

La MOE-UE El Salvador presentará su informe final en un par de meses. Su jefe regresará al país para entregárselo a autoridades, partidos políticos y actores sociales.

“Aunque hay cosas que deben mejorar y que destacaremos en el informe final, en el que se darán recomendaciones para que eso se pueda lograr, en general, tanto la campaña como la jornada electoral se desarrollaron con tranquilidad, calma y civismo entre partidos políticos”, destacó Iturgaiz en la rueda de prensa.

López resaltó en su entrevista con Efe la “ausencia de violencia política” en “un país con problemas generalizados derivados de la seguridad” y en un “entorno complejo, como es Centroamérica”.

“Lo más positivo y más destacable en estas elecciones (…) en un entorno regional donde no siempre es así, como hemos podido ver recientemente en otros lugares de la región, (es que) los comicios se han desarrollado con ausencia de violencia política”, dijo.

Un día antes, en Honduras, la jefa de la misión de observadores europeos en los comicios del 26 de noviembre de 2017, la eurodiputada portuguesa Marisa Matías, pedía diálogo tras confirmar “muchas malas prácticas” en la campaña y la jornada de voto (pero no el fraude que denuncia la oposición).

Por Sabela Bello, con edición de Julia R. Arévalo

Aviso legal

Este proyecto ha sido cofinanciado por la Unión Europea en el marco de una licitación del Parlamento Europeo en el ámbito de la comunicación. El Parlamento Europeo no ha participado en su elaboración y no debe ser, en modo alguno, considerado responsable de o vincularse a las informaciones u opiniones expresadas en el contexto de este proyecto. En cumplimiento de la legislación aplicable, los autores entrevistaron a ciudadanos, editores o medios de comunicación, quienes son los únicos responsables por sus contenidos. El Parlamento Europeo tampoco debe ser considerado responsable por los perjuicios directos o indirectos que puedan derivarse de la implementación del proyecto.