China nombra a un Representante Especial para Asuntos Europeos

En una foto de archivo, Wu Hongbo, cuando ocupaba la secretaría general adjunta de asuntos exteriores y sociales de la ONU. . [EFE/Felipe Trueba]

Pekín (EuroEFE).- China anunció este viernes el nombramiento del veterano diplomático Wu Hongbo como primer Representante Especial para Asuntos Europeos, para  “fortalecer la comunicación, la coordinación y la cooperación con Europa”.

“China y Europa comparten intereses comunes y el consenso de defender el multilateralismo, el libre comercio y una economía mundial abierta. Esperamos lograr nuevos progresos en nuestras relaciones con este nombramiento”, explicó el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores Geng Shuang en rueda de prensa.

Wu, antiguo subsecretario general del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas y exembajador chino en Alemania y Filipinas, tendrá la misión de “ayudar a la Cancillería china con los asuntos europeos, hacer progresar los intercambios entre las dos partes y trabajar por una asociación que luche por la paz, el crecimiento, la reforma y la civilización”, añadió Geng.

En abril de este año, China ofreció en su cumbre con la Unión Europea (UE) igualdad de trato a las empresas comunitarias que inviertan y operen en su territorio y se comprometió a hacer más esfuerzos para reforzar las normas internacionales sobre subsidios industriales, lo que la UE calificó de “gran avance”.

Cumbre UE-China en medio de tensiones por inversiones y Huawei

Bruselas (EuroEFE).- La Unión Europea (UE) y China celebran una cumbre este martes marcada por la necesidad de entenderse como socios estratégicos, pero también por las tensiones que han emergido del interés chino en invertir en infraestructuras clave europeas y de las reticencias de la compañía tecnológica Huawei en ciberseguridad.

La UE es el mayor socio comercial del gigante asiático y éste es el segundo mayor de Europa: el comercio diario de bienes entre ambas partes tiene un valor de más de 1.500 millones de euros.

China se ha mostrado muy activa en inversiones en infraestructuras como autopistas y puentes, tecnología móvil y ferrocarriles, así como en plantas térmicas y otras industrias pesadas que la UE quiere limitar por ser muy contaminantes.

Además, la UE tiene suspicacias sobre la entrada de empresas estatales chinas en sectores estratégicos de comunicación teniendo en cuenta que las compañías tecnológicas chinas tendrán por ley que cooperar con los servicios secretos de su país.

Al margen de los estándares ambientales y los problemas de seguridad cibernética, la UE también ha mostrado preocupación por el excesivo endeudamiento de algunos países que aceptan créditos chinos para financiar infraestructuras.

Asimismo, China mantiene también una relación estrecha con otros países del continente mediante la plataforma de 17 países de Europa Central y del Este, que respaldan la iniciativa inversora china de las Nuevas Rutas de la Seda.

En la octava conferencia de esta plataforma, también celebrada en abril, se decidió la formación de un centro de estudios que ayudará a compañías de los 17+1 a cooperar y entender mejor la legislación mutua para favorecer la inversión.