Alerta sobre bulos y ciberataques electorales en Europa

Alerta sobre bulos y ciberataques electorales en Europa

Bruselas/Madrid  (EuroEFE).- La Comisión Europea (CE) alertó este viernes sobre la concurrencia de “fuerzas” interesadas en “subvertir” las democracias comunitarias y pidió a los países de la Unión Europea (UE) que garanticen la transparencia de la publicidad electoral con vistas a los comicios al Parlamento Europeo de mayo próximo. Paralelamente, desde Madrid se anunció que España contribuirá a la creación de un sistema europeo de alertas rápidas que garantizará el acceso de los ciudadanos a desmentidos de noticias falsas en un tiempo “casi instantáneo”.

“Sabemos que hay fuerzas que están tratando de perturbar nuestras sociedades, entrometernos en nuestras elecciones y subvertir nuestras democracias”, declaró en un comunicado el vicepresidente primero de la Comisión Europea, Frans Timmermans.

El político holandés agregó que “lo más probable es que aumenten sus actividades maliciosas en el período previo y durante las elecciones europeas”.

“No podemos ser ingenuos. Es hora de que nosotros también establezcamos nuestras defensas democráticas tan pronto como sea posible”, agregó el segundo máximo responsable del Ejecutivo comunitario, quien recordó las medidas que la CE presentó el pasado septiembre de cara a los comicios europeos del 23 y 26 de mayo.

Estas se centran en “garantizar la transparencia de las fuentes y las cantidades en la financiación de las campañas” electorales ” para actividades en línea”, de forma que los ciudadanos puedan reconocer “fácilmente” la publicidad política así como las organizaciones que la difunden.

Bruselas quiere también que los partidos faciliten en sus páginas web los gastos en campañas publicitarias en internet, así como los “criterios” para dirigir esa información a públicos determinados.

La Comisión Europea les insistió también a los partidos políticos y organizadores de campañas que apliquen medidas para hacer frente a los ciberataques y recordó la obligación de proteger los datos personales.

En ese sentido, Bruselas recuerda que, en base a la revisión de las regulaciones para partidos políticos, estos pueden ser sancionados con hasta el 5 % de los fondos europeos anuales que reciben y la prohibición de solicitar financiación europea al año siguiente, y llamó a los Estados miembros de la UE a tomar “sanciones similares a nivel nacional”.

Preocupación en aumento 

Las inquietudes ante posibles injerencias electorales ha ido creciendo en Bruselas desde la presunta alteración de la campaña del “brexit” a través de la consultora británica Cambridge Analytica, que en 2016 utilizó una aplicación para recopilar millones de datos de usuarios Facebook sin su consentimiento, o la supuesta injerencia rusa en las elecciones de EEUU que ganó Donald Trump ese mismo año.

Además, en 2017 hubo un aparente intento de interferir en las elecciones presidenciales francesas, en las que el liberal Emmanuel Macron se impuso a la ultranacionalista Marine Le Pen, y Holanda eliminó el voto electrónico en sus comicios legislativos de ese mismo año para evitar problemas.

Lo que se ha hecho hasta ahora en la UE

Si bien no se menciona directamente a ningún agente en concreto, la CE dispone desde 2015 de una unidad denominada East StratCom Task Force especialmente dedicada a combatir la desinformación de origen ruso y, en los últimos tiempos, ha indo aumentando también la inquietud hacia otros Estados, como China.

El pasado diciembre, el eurocomisario de Mercado Único Digital, Andrus Ansip, señaló a Rusia como “la principal fuente de desinformación” en la Unión Europea, país que utiliza la difusión de bulos y “fake news” que incidan en el desarrollo democrático europeo como parte de su “doctrina militar” para “dividir y debilitar a Occidente” y anunció que se destinarían 5 millones de euros a crear un sistema de detección rápida de noticias falsas.

“Definitivamente, cinco millones no es suficiente”, reconoció Ansip, quien dijo que Rusia dedica anualmente unos 1.100 millones de euros a sus plataformas de propaganda y cuenta con una “factoría” de noticias falsas en San Petersburgo con unos mil empleados.

Bruselas además está exigiendo a las grandes plataformas digitales como Google, Facebook, Twitter o Mozilla que se doten de un código de conducta contra la desinformación.

España contribuirá al sistema europeo contra la desinformación

En rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Ministros, la vicepresidenta del Gobierno socialista español, Carmen Calvo, explicó que al Ejecutivo le preocupa “la seguridad y la limpieza” de los próximos procesos electorales en España y, por tanto, ya celebró en las últimas semanas las reuniones internas necesarias para “garantizar la pulcritud” de estos comicios en materia de ciberseguridad.

También el Consejo de Seguridad Nacional abordó la incorporación de España al plan de acción europeo contra la desinformación, que pretende crear un sistema de “alertas rápidas” para que, ante una noticia falsa, los ciudadanos puedan ir recibiendo de forma casi instantánea el correspondiente desmentido, dijo Calvo.

Señaló asimismo que el Gobierno español se suma a esta “coordinación europea” en respuesta a la preocupación que muestra “casi el 80 por ciento de españoles” por la veracidad de las noticias que circulan en las redes y ante la necesidad de asegurar el derecho constitucional a obtener información veraz.

Un plan especial 

Se trata de un “Dispositivo Extraordinario de Ciberseguridad” (DEC), según detalla una instrucción remitida el pasado miércoles por la Secretaría de Estado de Seguridad a los Gobiernos autonómicos con competencia en seguridad ciudadana (Cataluña, País Vasco y Navarra), todos los delegados del Gobierno, los directores de la Policía Nacional y Guardia Civil, así como los responsables de otros organismos de Interior como el CITCO.

La instrucción, a la que ha tenido acceso Efe y que adelanta El País, detalla que el objetivo es “implantar una serie de medidas preventivas, reactivas y de coordinación en el ámbito de la ciberseguridad, destinadas a garantizar el libre ejercicio de los derechos y libertades en el marco de los procesos electorales”.

Y es que además de las elecciones generales del 28-A, esa jornada será también la de las elecciones autonómicas en la Comunitat Valenciana. Apenas un mes después, el 26 de mayo, todos los ciudadanos estarán de nuevo llamados a las urnas para elegir a sus representantes en Europa, unas elecciones que coincidirán con municipales y autonómicas en todas las comunidades, excepto en Andalucía, País Vasco, Galicia, Cataluña y la Comunitat Valenciana.

No obstante, el plan se refiere por el momento exclusivamente a las elecciones generales y contará con tres fases: la de “precampaña”, del 1 hasta el día 11 abril, la de “alerta”, que comprende las fechas de campaña electoral (del 12 al 26 de abril) y la “operativa”, con los actos de campaña y la jornadas de reflexión y votación.

Interior establece como áreas de actuación para las fuerzas y cuerpos de seguridad la “vigilancia y protección de infraestructuras estratégicas y críticas cuya perturbación, ataque o destrucción pudiera afectar al normal funcionamiento del proceso electoral”.

El dispositivo incluye asimismo un plan de “inteligencia” que entrará en vigor en la fase de campaña. Los cuerpos de seguridad, el Centro para la Protección de Infraestructuras Críticas (CNPIC) y el CITCO remitirán a la secretaría de Estado sendos informes sobre la valoración de la amenaza.

A partir de esa fecha, el 12 de abril, se mantendrá activado un plan permanente de información con actualizaciones semanales que no solo abordará el riesgo de ciberataques, sino también la amenaza de terrorismo yihadista y de otra naturaleza o los derivados de una “posible conflictividad social”.

La instrucción también detalla que todo incidente en seguridad en redes y sistemas de información será clasificado según su peligrosidad en los niveles de alto, muy alto o crítico y que las tareas de vigilancia se realizará sobre fuentes abiertas (redes sociales, aplicaciones de mensajería, foros y web) y así como en la denominada “internet profunda”.

Información elaborada por Javier Albisu y Laura Camacho (edición: Catalina Guerrero)

Para saber más: 

► La UE se moviliza para nueva oleada de noticias falsas en las elecciones europeas