Europa se alía contra el “califato virtual”: un ciberataque de Europol desmantela 26.000 páginas

Fotografías facilitadas por la Guardia Civil ha detenido en Tenerife a un presunto yihadista de 26 años acusado de compartir por WhatsApp y Telegram vídeos propagandísticos realizados por productoras afines al Estado Islámico. (Mauritania), como presunto autor de los delitos de enaltecimiento y adoctrinamiento terroristas. [EFE/Guardia Civi]

La Haya (EuroEFE).- Un ciberataque coordinado por Europol ha logrado deshacerse de más de 26.000 páginas con contenidos yihadistas de la organización terrorista Estado Islámico (EI), en un ataque que ha dejado, temporalmente, fuera de la red a este grupo que busca crear un “califato virtual” con sus seguidores.

Los más de 26.000 artículos de contenido yihadista identificados en varias plataformas, lo que incluye cuentas en redes sociales, enlaces y una gran cantidad de canales de comunicación del EI, fueron referidos a nueve proveedores de servicios “online”, como Google y Telegram, que participaron en la operación europea entre el 21 y 24 de noviembre, en busca de anular la presencia yihadista de la red.

El principal logro de este operativo es el ataque cibernético contra Amaq, considerada la “agencia de noticias” de la organización yihadista, y que ha sido durante los últimos años el principal medio de propaganda de sus videos, comunicados y mensajes para atraer a nuevos terroristas, reivindicar ataques o alentar a la yihad.

No es el primer ciberataque que se logra llevar adelante contra los servidores de Amaq para interrumpir las actividades en internet de la organización terrorista. Ya lo logró la Fiscalía belga el año pasado, pero pronto las páginas y las cuentas volvieron a estar activas, “lo que fue una sorpresa y esta vez se intentó hacer mejor”, añadió el portavoz de la Fiscalía federal belga, Eric van der Sypt, en una rueda de prensa en La Haya.

En esta ocasión se trata de “un fuerte golpe” para los extremistas porque su presencia en internet en estos momentos es prácticamente nula, el dominio “online” de Amaq incluso se encuentra a la venta de nuevo, y, en caso de querer recuperar su presencia en la red, “le llevará mucho tiempo y trabajo” al EI, añadió la Fiscalía belga.

Un operativo en 12 Estados miembros

En el operativo han participado 12 Estados miembros, entre ellos la Policía Federal belga y la Guardia Civil española, junto a las autoridades judiciales de ambos países, coordinados por la oficina europea judicial Eurojust y policial Europol, en una operación que ha comenzado hace ya dos años y que aún sigue en marcha, por lo que no toda la información ha trascendido, al estar bajo secreto de sumario.

Dentro de esta operación, la Guardia Civil detuvo en Tenerife (España) a un hombre natural de Mauritania, de 26 años, por “consumir propaganda terrorista en la red” con el objetivo de radicalizar a su entorno, compartiendo por WhatsApp y Telegram videos realizados por productoras afines al EI, según confirmó a Efe Alberto Rodríguez Vázquez, del departamento Antiterrorista de la Guardia Civil.

El presunto yihadista, único detenido en esta operación, residía legalmente en España desde hacía 8 años, “trabajaba allí y vivía en una zona bastante turística de Tenerife, pero dedicaba la mayoría del tiempo que no estaba fuera de su domicilio al consumo de esta propaganda”, subrayó Rodríguez Vázquez.

El director del Centro Europeo contra el Terrorismo, Manuel Navarrete, durante una rueda de prensa celebrada en La Haya para informar del ciberataque coordinado por Europol que ha logrado deshacerse de más de 26.000 páginas con contenidos yihadistas de la organización terrorista Estado Islámico (EI). EFE/ Imane Rachidi

Las imágenes que compartía mostraban ejecuciones de extrema violencia, técnicas para la ejecución de ataques y asesinatos, y manuales detallados para la fabricación de artefactos explosivos. Aunque su papel está siendo aún investigado, las evidencias con las que cuenta la Guardia Civil “apuntan al adoctrinamiento de otros en su ciudad” y no se descartan más detenciones.

“El caso comenzó hace un par de años y este tipo de operaciones están llenas de retos legales, prácticos y logísticos. Nosotros nos tenemos que asegurar de que las evidencias reunidas son legales y admisibles ante los tribunales en casos criminales en los Estados miembros”, explicó a Efe el director de Eurojust, Ladislav Hamran, sobre su papel en este operativo.

Por su parte, el director del Centro Europeo contra el Terrorismo, Manuel Navarrete, subrayó a Efe que se buscaba “reducir la propaganda que el EI hace a través de los canales de redes sociales, Google, Facebook y Telegram” y que se ha hecho “un gran esfuerzo para identificar a los propagandistas y reducir la propaganda en cooperación con la industria para evitar que eso llegue a una situación de radicalización”.

Las redes son una herramienta importante para el EI, que “siempre ha buscado crear un califato virtual” para que su mensaje “violento y radical se mantenga”, añadió Navarrete, quien aseguró que la presencia del EI en internet “está mucho peor de lo que estaba” cuando aún controlaba regiones del norte de Irak y Siria.