Barcelona albergará uno de los tres superordenadores más potentes de Europa

Barcelona albergará uno de los grandes superordenadores europeos

Madrid (EuroEFE).-  La Comisión Europea ha seleccionado al Barcelona Supercomputing Center-Centro Nacional de Supercomputación (BSC) de la ciudad condal como una de las tres entidades que albergará un superordenador de alta capacidad.

El futuro ordenador del BSC, MareNostrum 5, tendrá una potencia pico de 200 Petaflops (200.000 billones de operaciones por segundo) y se pondrá en marcha el 31 de diciembre de 2020

La Unión Europea podría invertir en este superordenador cerca de 100 millones de euros, la dotación más alta para una infraestructura de investigación en España, y el resto -previsiblemente alrededor de otros 100 millones- lo aportarán el Gobierno español, la Generalitat de Cataluña y los estados que han apoyado la candidatura: Portugal, Turquía y Croacia. La infraestructura completa de superordenadores en Europa tendrá una inversión de mil millones de euros.

Irlanda, que también la ha avalado, podría poner dinero, aunque esto está por determinar.

“España ha demostrado su capacidad para liderar el futuro mapa europeo de la supercomputación”, ha afirmado el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en su cuenta de Twitter.

Este anuncio es uno de los pasos previstos en la hoja de ruta de la Comisión Europea y los estados que integran la EuroHPC Joint Undertaking, cuyo objetivo es colocar a Europa en la carrera internacional de supercomputación -los otros dos supercomputadores de altas capacidades se ubicarán en Finlandia e Italia-.

Además la Comisión ha anunciado la selección de otros cinco centros para albergar supercomputadores de menor capacidad en Bulgaria, Chequia, Luxemburgo, Portugal y Eslovenia.

MareNostrum 5 formará parte de una red europea para competir con la tecnología de los tres países punteros en supercomputación: Estados Unidos, China y Japón.

Según el ministro en funciones de Ciencia, innovación y Universidades, Pedro Duque, esta decisión garantiza que España va a continuar liderando en el futuro el mapa de la supercomputación en Europa, y consolida el Centro de Barcelona como un referente mundial de la ciencia, la innovación y la tecnología.

Mateo Valero, el gran impulsor

El director del Barcelona Supercomputing Center (BSC), Mateo Valero, considera que la designación es “un reconocimiento a 15 años de trabajo”.

“El anuncio de hoy también es para nosotros un reconocimiento a nuestra experiencia de más de 15 años investigando y dando servicio de alto nivel, así como a nuestras propuestas y ambiciones de futuro en el terreno de la supercomputación”, ha añadido el director del BSC.

Valero también ha señalado que, además de situar al BSC en el recién creado mapa europeo de la supercomputación, el futuro superordenador MareNostrum 5 supondrá un salto de escala respecto las infraestructuras actuales del Barcelona Supercomputing Center.

Valero también ha destacado que la decisión “garantiza a Barcelona un puesto de liderazgo en el futuro mapa de la supercomputación en Europa”.

Los detalles del proyecto se darán a conocer el próximo lunes, durante la visita que el director general de Redes de Comunicación, Contenido y Tecnologías de la Comisión Europea, Roberto Viola, hará a la sede del BSC.

El director del Departamento de Operaciones del BSC, Sergi Girona, ha señalado que “la demanda de servicios de supercomputación aumenta a medida que los científicos conocen lo que puede aportar un supercomputador a su investigación y varía conforme a las tendencias tecnológicas del momento”.

“Disponer de un superordenador como el futuro MareNostrum 5 nos permitirá seguir ofreciendo un servicio de primer nivel desde Barcelona”, ha resaltado.

Por su parte, el director asociado del BSC, Josep María Martorell, ha valorado que “ni la candidatura ni el éxito obtenidos hubieran sido posibles sin la confianza que han depositado los patronos en nuestro centro desde su fundación en 2004″.

“Buena parte de nuestro triunfo de hoy se lo debemos al hecho de haber tenido el apoyo del Gobierno de España, de la Generalitat, del Ayuntamiento de Barcelona y de la UPC de manera continuada”, ha subrayado Martorell. 

Valero afirmó que “siempre hemos pensado que Europa debía trabajar unida en un área tecnológica en la que competimos con países tan potentes como Estados Unidos, China y Japón, y estamos muy satisfechos de poder decir ahora que Barcelona tendrá uno de los primeros superordenadores incluidos en la nueva hoja de ruta europea de supercomputación”.

Se trata, ha resumido Valero en una nota de prensa, de “un reconocimiento a 15 años de trabajo del BSC”.

La potencia del futuro ordenador será 17 veces superior a la del actual MareNostrum 4 y 10.000 veces mayor que el MareNostrum 1 que inició la saga en 2004.

Sus dimensiones también son muy superiores a las de sus predecesores, por lo que está repartido físicamente entre la capilla de Torre Girona (la sede actual del MareNostrum) y las plantas inferiores del nuevo edificio corporativo del BSC, situadas a pocos metros de la capilla.

El BSC es un consorcio creado en 2004 por el Gobierno de España, la Generalitat y la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC), y comandado por un grupo de profesores de este centro, liderados por Mateo Valero.

Desde entonces ha pasado de una plantilla de 60 personas a una de más de 600 trabajadores altamente cualificados y de más de 40 países de todo el mundo; el secreto de su éxito es un departamento de investigación en Ciencias de la Computación de primer nivel mundial y tres departamentos de investigación (Ciencias de la Vida, Ciencias de la Tierra e Ingeniería), según fuentes del BSC.

Competir con Estados Unidos, Japón y China

El ministro de Ciencia, Innovación y Universidades en funciones, Pedro Duque, ha celebrado la decisión de la Comisión Europea de elegir Barcelona para albergar el nuevo supercomputador de alta capacidad, que “nos va a permitir seguir compitiendo con Estados Unidos, Japón y China”.

En su cuenta de twiter, Duque ha destacado que la construcción de este supercomputador en el Centro Nacional de Supercomputación de Barcelona va a suponer una inversión de unos 100 millones de euros procedentes de fondos europeos.

La potencia del supercomputador ahora existente en Barcelona se va a multiplicar por diecisiete con la nueva máquina de última generación, ha destacado Pedro Duque, quien ha acogido con “inmensa alegría” la decisión de la Comisión Europea.

A su juicio, esta decisión garantiza que España va a continuar liderando en el futuro el mapa de la supercomputación en Europa, y consolida el Centro de Barcelona como un referente mundial de la ciencia, la innovación y la tecnología.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el ministro ha destacado la propuesta “impecable, fiable y creíble” que elaboraron los trabajadores del Centro Nacional de Supercomputación y el respaldo del personal del Ministerio.

Duque ha observado que la nueva red de ordenadores de alta capacidad, que se completará con máquinas similares en Italia y Finlandia, sitúa a España en la vanguardia de la supercomputación “y en una situación muy favorable para avanzar en muchas áreas de la inteligencia artificial”.

“Éste es un gran avance para la UE, que no se quiere quedar atrás en supercomputación”, ha subrayado Pedro Duque, y ha insistido en que el “Mare Nostrum 5” -nombre del nuevo ordenador- tiene que estar operativo a finales del próximo año.

El ministro ha destacado que el nuevo superordenador culmina la larga tradición española “de apoyo y apuesta” por esta tecnología, y ha recordado que arrancó en 2004 con la creación del Centro Nacional de Supercomputación y la creación, en 2007, de la Red Española de Supercomputación.

Ha valorado además las importantes aportaciones de esta tecnología tanto para la investigación científica como para las empresas, y en ese sentido ha destacado sus contribuciones en campos como la medicina o la ingeniería.

Duque ha concluido que ésta “no es solo una instalación científica; es también un impulso a la innovación y la economía del país”. 

Para saber más:

 Barcelona, candidata a uno de los supercomputadores más potentes de Europa

► Bruselas propone invertir mil millones de euros en un superordenador europeo

 El Euro HPC: características y financiación