Fondos de la UE para catorce proyectos españoles de investigación

Trabajo de un equipo oncológico en un hospital español. EFE/Pep Morell.

Madrid (EuroEFE).- Catorce proyectos españoles de investigación avanzada recibirán fondos de la Unión Europea. Proyectos relacionados con las ciencias de lal vida, física e ingeniería, pero también ciencias sociales y humanidades. Es el resultado de la competición anual de Becas Avanzadas del Consejo Europeo de Investigación (ERC), parte del programa de investigación Horizonte 2020.

En total, en toda la UE, son 185 investigadores que recibirán un total de 450 millones de euros. En España son catorce proyectos los que beneficiarán de estas ayudas, entre institutos de investigación y universidades. El Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO)  albergará dos de ellos: uno sobre imágenes y caracterización de nichos de metástasis en el melanoma, y otro sobre las proteínas que dan cobijo al cáncer.

Algunos ejemplos proporcionados por el Consejo Europeo de Investigación, entre ellos uno español del CNIO, dirigido por la investigadora María Blasco y con 2,5 millones de euros para los próximos cinco años.

En el ámbito de las ciencias sociales, la Universidad Pompeu Fabra albergará otros dos proyectos: uno sobre el poder del mercado y las tendencias macroeconómicas; y otro sobre bases de datos e Inteligencia Artificial.

La financiación de los proyectos es de hasta 2,5 millones de euros por subvención (excepcionalmente puede llegar a 3,5 millones de euros, en caso de compra de equipos importantes, movilidad de otro continente, etc, según las reglas del ERC..

Lista con los investigadores y proyectos ganadores, incluidos los 14 españoles

El trabajo de estos investigadores cubre todos los campos de investigación. ¿Qué podemos aprender de la evolución de los virus de la gripe? ¿Cómo bloquear la capacidad de las células cancerosas para dividirse? ¿Pueden los anillos de los árboles ayudarnos a evaluar el cambio climático? ¿Qué soluciones puede aportar la economía para abordar la violencia contra las mujeres?

Los nuevos beneficiarios llevarán a cabo sus proyectos en universidades y centros de investigación en 20 Estados miembros de la UE y países asociados con Alemania (35), Reino Unido (34) y Francia (21), según un comunicado del ERC.

En total se han presentado 1.881 solicitudes. El 19 por ciento de ellas presentadas por investigadoras y casi el 21 por ciento de las subvenciones se otorgaron a mujeres.

1800 puestos de trabajo

Tanto la Comisión Europea como el ERC han destacado de estos proyectos de investigación que conducirán a la creación de  unos 1.800 nuevos puestos de trabajo para becarios de postdoctorado, estudiantes de doctorado y diferente personal investigador

Según el presidente del Consejo Europeo de Investigación (ERC), Mauro Ferrari, todos los proyectos que reciben financiación son “investigación de vanguardia”  que servirán para “ayudar a Europa y al mundo a estar mejor equipados por lo que puede deparar el futuro”.

Ferrari quiso “. rendir homenaje al trabajo heroico e invaluable de la comunidad científica en general ” en estos momentos de crisis”..

Por su parte, la comisaria de Innovación, Investigación, Cultura, Educación y Juventud, Mariya Gabriel, ha destacado lo importante que “escuchar lo importante que es el asesorarmiento científico” en estos momentos de crisis.

Con este apoyo -resaltó-  “la UE permite a nuestros científicos más brillantes ampliar los límites del conocimiento, que redundará en el beneficio de todos a largo plazo”.

Una nueva ronda de propuestas

Los investigadores que deseen competir por una beca tienen del 14 de mayo al 26 de agosto de 2020 para solicitar la próxima ronda de financiación.

Estas becas van dirigidas a investigadores de cualquier nacionalidad y edad que sean científicamentae independientes y que, según el ERC, tengan  un historial y un perfil de investigación reciente de “alto nivel” , que les identifique como líderes en sus respectivos campos.

La institución de acogida debe tener su sede en un Estado miembro de la UE o en un país asociado. Esta puede ser la institución donde el investigador ya está trabajando, o una nueva. La institución anfitriona se puede cambiar en el curso del proyecto si el investigador lo desea (“portabilidad de la subvención”).