Galileo puede localizar al 99 % de las víctimas provistas de radiobaliza

El centro de coordinación marítima y rescate de Bélgica y el servicio de búsqueda por satélite Galileo hacen una demostración del funcionamiento del dispositivo de socorro en caso de emergencia, capaz de detectar a una persona equipada con una baliza en menos de diez minutos. EFE/Leticia López Aguilar

Ostende (Bélgica) (EuroEFE).- Galileo, el sistema europeo de navegación por satélite, puede localizar al 99 % de las víctimas en el mar que lleven consigo una radiobaliza y facilitar su rescate en unos 10 minutos, según demostró este jueves el centro de Coordinación de Rescate Marítimo belga de Ostende.

Mediante un dispositivo conectado a su constelación de satélites, Galileo es capaz de “localizar a una víctima en el mar con el 99 % de probabilidad”, explicó el coordinador del centro, Dries Boodts, durante un ejercicio de demostración de las aplicaciones para las operaciones de rescate del llamado “GPS europeo”.

“Unos 450 incidentes son atendidos al año en el mar, normalmente fuegos o explosiones”, indicó desde el centro de operaciones, provisto de la última tecnología en videovigilancia, que incluye pantallas y cámaras de alta resolución.

La radiobaliza es capaz de calcular los datos de posición y localización “independientemente de las condiciones meteorológicas”, aseguró el coordinador, quien destacó, no obstante, que el principal inconveniente es que no se puede sumergir la antena del localizador en el agua.

La señal es recibida en cuatro segundos y el satélite es capaz de detectar la posición exacta; a continuación, transcurridos unos cuatro minutos como máximo, los operativos se ponen en marcha para el rescate, que se hace de forma coordinada con un helicóptero para poder trasladar a las víctimas tan pronto como sea posible y darles asistencia sanitaria.

Salvar vidas en menos de 10 minutos

Ya se trate de pescadores, escaladores o senderistas atrapados en la montaña, este sistema permite salvar vidas desde una localización en menos de 10 minutos.

“Alrededor de 450 incidentes se registran cada año”, indicó Boodts, que normalmente suelen corresponder a avisos por “explosiones o fuego”.

“La embarcación accidentada envía la señal a través de Galileo y el satélite la recibe y manda aviso al centro de control”, desde donde varias embarcaciones del Gobierno regional de Flandes, limítrofe con la costa, o de las Fuerzas Aéreas belgas están a disposición del salvamento, señaló el coordinador.

 

 

Durante el simulacro de rescate, en el que participó la aventurera australiana Tara Australis, se demostró cómo un navegante puede naufragar en el agua y ser rescatado en un tiempo récord mediante la coordinación de su radiobaliza, un helicóptero de emergencia y un barco.

“Mientras estás en el agua esperando, el tiempo pasa muy lento (…) y puedes sentir las olas debajo de ti, fue bastante intenso”, comentó la también productora de televisión a su llegada a tierra desde el helicóptero de rescate, a la vez que reconoció que “no podría imaginar” la prolongada espera de más de cuatro horas que era habitual antes de la llegada de Galileo.

“Experimentarlo en primera persona me hace sentir bastante bien, tan pronto como les he visto sabía que estaba en buenas manos”, resumió Australis, quien consideró “importante llevar un sistema de rescate como este si estás haciendo montañismo o de acampada y te pierdes”.

La responsable de política y márketing de Galileo, Vera Pinto, explicó a Efe que “la demostración que hemos visto hoy es en el mar, pero también se puede usar en tierra para quienes practican senderismo o esquí”.

Precisión y seguridad

“Bélgica es uno de los países que permite también la localización a través del teléfono de emergencia 112 con un teléfono móvil”, declaró Pinto, quien destacó la precisión que muestra el satélite para localizar un vehículo y su posición conectando con los servicios de emergencia.

“Este es el nivel de seguridad que demuestra el Galileo”, dijo sobre un sistema de rescate que se encuentra también operativo en España, Noruega y Francia y que en cuatro minutos desde que se activa la emergencia permite llegar a la persona y rescatarla con vida, además de darle asistencia y proporcionar la rapidez que no se conseguía con otros sistemas.

Un sistema anterior a Galileo podría tardar 240 minutos en realizar un rescate, un espacio de tiempo que no aseguraba hallar a los siniestrados con vida.

Editado por Miriam Burgués

Para saber más:

Galileo, el “GPS Europeo”: un éxito de la UE