La CE destina 128 millones de euros a nuevas investigaciones contra el coronavirus

Empleados municipales desinfectan un mercado de Sevilla. [EFE/ Jose Manuel Vidal.]

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión Europea (CE) destinará una partida de 128,2 millones de euros a 23 investigaciones científicas enfocadas en la búsqueda de tratamientos y aplicaciones tecnológicas relacionadas con el coronavirus, entre las que se encuentra una con base en España, informó el Ejecutivo en un comunicado.

La iniciativa española estará coordinada por el Instituto de Ciencias Fotónicas, con sede en Cataluña, y desarrollará una “plataforma portátil” para personas ingresadas en cuidados intensivos a causa de patologías cardiovasculares.

Pese a que el Ejecutivo no detalla la partida concreta que irá destinada a este proyecto, el conjunto de investigaciones relacionadas con tecnologías médicas (un total de 13) dispondrán de una financiación global de 55,2 millones de euros.

Además de esta iniciativa, quince proyectos contarán con la colaboración de entidades e instituciones españolas.

Esta inyección de fondos se enmarca dentro del programa Horizonte 2020 y de la partida de 1.400 millones de euros comprometida por la Comisión en mayo para hacer frente a la crisis sanitaria.

Asimismo, en los 23 proyectos seleccionados participan 347 equipos de investigación de cuarenta países, incluidos 34 participantes de dieciséis países no pertenecientes a la UE.

Vista de un equipo multidisciplinar de rastreadores. EFE/Raquel Manzanares

La financiación, añadió el Ejecutivo, permitirá a los investigadores “abordar la pandemia y sus consecuencias reforzando la capacidad industrial para fabricar y desplegar soluciones fácilmente disponibles, desarrollar tecnologías médicas y herramientas digitales, y mejorar la comprensión de las repercusiones socioeconómicas de la pandemia”.

La CE autoriza que se redirijan fondos de cohesión para la lucha contra el coronavirus

La Comisión Europea (CE) dio este martes luz verde a redirigir unos 150 millones de euros de fondos de cohesión del País Vasco y Asturias al refuerzo de las capacidades de los sistemas sanitarios de estas dos regiones para responder mejor a las necesidades que genera la pandemia de coronavirus.

La Comisión había propuesto en abril una serie de medidas para incrementar la flexibilidad en la distribución y movilización de los fondos europeos, de forma que fuese más sencillo transferir financiación de un programa a otro o concentrarlo en el área de la sanidad.

La propuesta de la Comisión recogía la “flexibilidad total para redirigir recursos a las áreas más afectadas por la crisis actual”, lo cual permite reorientar fondos a regiones más pudientes pero fuertemente impactadas por el coronavirus que de otra forma no hubieran tenido acceso a este dinero.

Además de la redistribución de estos 150 millones, la Unión Europea incrementará temporalmente su tasa de financiación de estos programas al 100 % para, según explicó Bruselas en un comunicado, “ayudar a los beneficiarios a superar la falta de liquidez” en la implementación de estos proyectos.

“La decisión es el resultado de los esfuerzos conjuntos de la Comisión y las autoridades nacionales y regionales españolas para usar rápidamente la financiación europea para garantizar equipamiento y material sanitarios para los trabajadores y pacientes”, subrayó la comisaria europea de Cohesión y Reformas, Elisa Ferreira.

Según la CE, España tiene previsto usar unos 2.500 millones de euros del Fondo Europeo de Desarrollo Regional en apoyo a la sanidad y las empresas para mitigar los efectos de la pandemia en el país.