España y Portugal reabren La Raya y relanzan su visión común en el seno de la UE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), el rey Felipe VI (d), junto con presidente portugués Marcelo Rebelo de Sousa (2d) y el primer ministro luso Antonio Costa (2i) durante el paseo por la muralla de la ciudad durante el acto oficial de la reapertura, tras tres meses y medio cerradas por el coronavirus, de la fronteras entre España y Portugal este miércoles en Badajoz. EFE/Ballesteros

Elvas (Portugal) (EuroEFE).- El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y el primer ministro portugués, António Costa, se han mostrado dispuestos a relanzar la cooperación bilateral y su visión común en el seno de la UE tras la pandemia de coronavirus.

Sánchez y Costa han participado en los dos actos que han presidido el rey Felipe VI de España y el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, en Badajoz y en Elvas para simbolizar la reapertura de la frontera entre los dos países, que permanecía cerrada desde el 17 de marzo a causa de la COVID-19.

Al término de esos actos, Sánchez y Costa han comparecido ante los periodistas y han expresado su satisfacción por lo que supone la vuelta a la normalidad de la relación transfronteriza.

El presidente del Gobierno español, expresó su felicidad por ello y por participar en un acto simbólico que consideró que ha estado cargado de muchísima emoción.

Dos “pueblos hermanos” que comparten visión y retos

Para él, España y Portugal son dos pueblos hermanos que comparten la visión de lo que ha ocurrido con la pandemia y los retos de toda Europa ante ella.

“Esperamos que la frontera jamás se tenga que volver a cerrar como consecuencia de una pandemia”, subrayó Sánchez, quien trasladó su gratitud al primer ministro luso por el apoyo que ha tenido de él en los momentos más duros de la crisis sanitaria.

Para Sánchez, la pandemia debe verse como una gran oportunidad para reivindicar el modelo europeo, su estado de bienestar y su sistema de salud.

Ha instado además a ser conscientes de las oportunidades que ha abierto la crisis con el fin de darle una respuesta positiva y transformadora, y a tener como objetivo principal la cohesión.

Respecto a las medidas ante posibles rebrotes en España, ha recordado que las comunidades autónomas son las responsables de la gestión de la sanidad y han salido muy reforzadas de la situación que se ha vivido.

Algo que cree que se está evidenciando por la capacidad de reacción que están teniendo para hacer frente con garantías a esos rebrotes y ante los que ha trasladado un mensaje de tranquilidad, pero también de “no bajar la guardia”.

Por su parte, António Costa manifestó que el cierre de las fronteras ha sido una circunstancia “única” para todas las generaciones lusas y españolas que han vivido en el marco de la Unión Europea.

En este sentido ha destacado que la frontera “más antigua de Europa” haya reabierto con sendos actos donde se han visitado conjuntos fortificados de Badajoz y Elvas y que se construyeron “para defenderse y separarse durante siglos”.

Ahora, dijo, llega el “reencuentro” para volver “a ser vecinos muy cercanos” y para potenciar las oportunidades de desarrollo común de ambos países.

Costa explicó que hasta la llegada de la vacuna habrá que “convivir” con el coronavirus, y, por tanto, se deben cumplir y respetar las medidas implantadas para prevenir los contagios.

La crisis es “de todos” y Europa debe actuar unida

En cuanto a la postura de algunos países europeos respecto a cómo se debe afrontar la recuperación económica, ha considerado que esta crisis “no es de unos países, sino de todos”, pues “no habrá ninguna nación que no la sufra”, y por lo tanto Europa debe “aprovechar sus sinergias” unida.

En este sentido, ha destacado las iniciativas de la Comisión Europea y del Banco Central Europeo en pos de la recuperación económica, ya que cree que la recuperación de Europa será “fundamental” para la economía mundial y poniendo el acento en la apuesta por la digitalización y el compromiso medioambiental.

Para Costa, “no hay ninguna razón para que Austria, Holanda, Dinamarca o Suecia estén menos empeñados” que Portugal o España en la recuperación económica.

En cuanto a la reapertura de la frontera, ha recordado que en la fase actual de la pandemia “no hay decisiones políticas” que no tengan “una dimensión sanitaria”, y en este sentido ha considerado “fundamental” que “todo el mundo sea consciente de que cuando un ciudadano portugués visite España deberá respetar las reglas de este país, y a la inversa”.

Si se cumplen estos preceptos, con la reapertura “todo serán ventajas”, incidió el primer ministro portugués.

Editado por Miriam Burgués