Las regiones carboníferas de la UE esperan las ayudas a la reconversión

La minería de interior ha terminado en León. La última fue la explotación Antracitas de Salgueiro (en la foto) en Santa Cruz de Montes, localidad del municipio de Torre del Bierzo. [EFE/Ana F. Barredo]

Bruselas (EuroEFE).- Las regiones españolas del carbón están a la espera de ver cómo se repartirán las ayudas para su reestructuración económica y social. El Comité de las Regiones ha emitido este miércoles un dictamen que pide una financiación europea adecuada para la reconversión económica y social de las carboníferas europeas.

Entre 8.000 y 12.000 millones de euros pueden repartirse en el periodo 2021-2027 entre todas las carboníferas de la UE al amparo de un futuro fondo europeo para la transición. Esta es la cifra a la que se ha referido el comisario europeo de Presupuesto, Günter Oettinger, durante el pleno del Comité de las Regiones que se ha celebrado esta semana en Bruselas.

Según avanzó la semana pasada la nueva comisaria europea de Cohesión, Elisa Ferreira, Bruselas tiene previsto presentar pronto una propuesta para un nuevo fondo para la transición justa para respaldar a las regiones más dependientes del carbón para cubrir sus necesidades energéticas, aunque aún no hay datos sobre a qué zonas estaría dirigido ni su dotación.

La extracción carbonífera en la UE proporciona empleo a 185.000 trabajadores y la producción de electricidad a partir del carbón a 52.000, pero como en estas regiones el carbón está directamente relacionado con otros sectores económicos, se habla en total de 215.000 puestos de trabajo, de los cuales 160.000 pueden terminar desapareciendo de aquí a 2030. En total 41 regiones en doce Estados miembros (incluido el Reino Unido).

El Comité de las Regiones ha adoptado un informe de su comisión de Política Económica sobre la Reestructuración socioeconómica de las regiones carboníferas en Europa. Según este informe, todas las regiones carboníferas tienen un rasgo común: la gran importancia económica que en ellas revisten el sector del carbón y los sectores conexos -producción de insumos intermedios, bienes de equipo, servicio y bienes de consumo- en términos de valor añadido y de empleo.

Si en 2050 la UE quiere alcanzar la “neutralidad climática”, debe renunciar al carbón. El Comité de las Regiones señala en su dictamen que a corto o medio plazo deberán cerrarse minas y explotaciones a cielo abierto que en la actualidad son rentables. “Esto afectará a la producción de lignito que, si no fuera por los procesos de abandono gradual derivados de las políticas climáticas, seguiría siendo un factor económico clave durante muchos años en las regiones correspondientes”.

En otras regiones, la industrialización ha estado vinculada a la explotación del subsuelo. Por ello no es de extrañar verlas vinculadas a la industria del hierro, el acero, el metal, la química y otras industrias con gran consumo de energía.

Por ello, “la estrategia europea para alcanzar los objetivos climáticos debería tener en cuenta las consecuencias para las regiones”, con unos largos procesos de transición, con nuevas perspectivas para los trabajadores implicados

El comisario europeo de Presupuesto, Günther Oettinger, avanzó este martes que apoya que un potencial nuevo fondo para la transición de las regiones mineras prevea ayudas para las regiones que ya han hecho progresos para acabar con la dependencia del carbón, como sucede en algunas españolas.

“Hay que decidir rápido si creamos este fondo y qué  financiamos”, dijo Oettinger,

Oettinger respalda apoyar a áreas que ya han avanzado en transición del carbón

Bruselas (EuroEFE).- El comisario europeo de Presupuesto, Günther Oettinger, ha dicho este martes que apoya que un potencial nuevo fondo para la transición de las regiones mineras prevea ayudas para las regiones que ya han hecho progresos para acabar con …

Castilla y León quiere saber cómo se hará el reparto

El portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, dijo en el  pleno del comité que la comunidad buscará una mayor precisión respecto a los criterios para acceder al futuro fondo para la Transición Justa de las regiones carboneras, de forma que las áreas que ya la han comenzado puedan acceder a su financiación.

En declaraciones a la prensa desde Bruselas, Igea reiteró que tanto él como los representantes de otras comunidades autónomas cuya economía se basa en parte en el carbón confían en que la Unión Europea no deje atrás a las regiones que ya han “hecho sus deberes” y han avanzado en la transición ecológica.

“La definición de las regiones que ya han progresado es en lo que estamos”, señaló Igea, que explicó que les preocupa que el fondo acabe destinándose solo a regiones en las que continúe la extracción y no a aquellas que ya han frenado la explotación de las cuencas.

“No se puede dejar atrás a regiones que también tienen el problema de la demografía y la difícil reconversión de una industria que era prácticamente la única manera de crecimiento de esas zonas mineras. Vamos a pelear porque aún queda mucho camino en la negociación de ese fondo, porque ese fondo pueda llegar también a nuestras comunidades”, afirmó el vicepresidente de la Junta.

Igea valoró que el comisario europeo de Presupuesto, Günther Oettinger, se haya posicionado a favor de su postura y haya defendido que este fondo llegue a regiones que ya han comenzado la transición.

“Nuestra intención es trabajar intensamente en Bruselas, tanto a nivel parlamentario como con los comisarios, y naturalmente hacer una alianza con aquellas regiones en España que están en las mismas circunstancias que nosotros”, avanzó.

Para Igea, la principal preocupación de regiones españolas como la propia Castilla y León o Aragón es que “ese fondo acabe no beneficiando a regiones como Palencia, León, Teruel, sitios que necesitan de verdad esa ayuda para acabar esa transición que ellos ya han empezado”. “Es de justicia echarles una mano”, afirmó.

Según el comisario Oettinger, España “ha parado las centrales de carbón relativamente pronto mientras otros países empiezan ahora a hacerlo”, por lo que dependiendo de las características del fondo podrían quedar fuera de sus destinatarios.

No obstante, Oettinger opinó que “no puede ser” que las regiones que han renunciado antes al carbón “no reciban nada mientras que quien empieza ahora sí tenga acceso a dicho fondo”.

Explicó que en su reciente visita a España las autoridades le transmitieron “preocupación” sobre si ciertas comunidades autónomas podrán acceder a la financiación de este próximo programa europeo.

Edición: Luis Alonso

Para saber mas:

 El Comité de las Regiones pide destinar 4.800 millones a la transición del carbón

► El largo camino a la descarbonización de Europa: ¿qué retos quedan por abordar?