Boeing cesa a su consejero delegado en medio de la grave crisis por el “737 Max”

Boeing

El CEO de Boeing, Dennis Muilenburg, comparece el 29 de octubre de 2019, ante un comité del Senado de EE.UU para responder por los fallos de seguridad del modelo 737 MAX. [EFE-EPA]

Nueva York (EuroEFE).- Boeing ha anunciado este lunes el cese de su hasta ahora consejero delegado, Dennis Muilenburg, que será sustituido en el cargo a partir del 13 de enero por el actual presidente, David L. Calhoun, que continuará como miembro del consejo, en medio de la crisis que padece el gigante aeronáutico, desatada por los fallos de su modelo 737 Max.

Según ha informado la compañía en un comunicado antes de la apertura de Wall Street, Muilenburg “renunció a sus cargos” de consejero delegado y director del consejo “con efecto inmediato”, por lo que el director financiero de Boeing, Greg Smith, ocupoará este puerto de forma interina hasta que Calhoun renuncie a sus compromisos no relacionados con Boeing.

Los cambios en la cúpula del fabricante aeronáutico se producen mientras la compañía lucha por recuperar la confianza de los reguladores, los clientes y el público tras los dos accidentes mortales de su avión más vendido, el 737 Max, un modelo que no cuenta aún con el permiso de los reguladores estadounidenses para prestar servicio. 

En octubre pasado, Muilenburg, reconoció ante el Senado de Estados Unidos que la compañía cometió “errores” en los accidentes mortales del avión 737 Max 8 en Indonesia y Etiopía.

“Sabemos que cometimos errores y nos equivocamos. Somos culpables de ello, y lo estamos arreglando”, dijo entonces Muilenburg ante el Comité de Comercio de la Cámara Alta estadounidense, en el que declaró junto al jefe de Ingenieros de la empresa, John Hamilton.

Hogan : EE.UU. está dispuesto a hablar sobre la disputa Boeing-Airbus

Estrasburgo (Francia) EuroEFE.- El nuevo comisario europeo de Comercio, el irlandés Phil Hogan, cree que el Gobierno estadounidense está dispuesto, por primera vez, a hablar con la UE sobre un arreglo a la larga disputa en torno a los subsidios …

Primera admisión de “errores” de Boeing

Esa fue la primera vez que Boeing reconocía ante el Congreso estadounidense haber cometido errores que provocaron los accidentes y que resultaron en centenares de víctimas, además de costar miles de millones de dólares a la compañía con sede en Chicago (Illinois, EE.UU.)

“En mi nombre y en el de Boeing, lo sentimos mucho. Lo sentimos de verdad y de manera profunda”, afirmó Muilenburg en esa audiencia, a la que acudieron algunos de los familiares de los fallecidos.

El primer testimonio del ejecutivo de Boeing ante el Congreso de EE.UU. se produjo justo cuando se cumplía, en octubre pasado, un año del accidente de un avión de la aerolínea indonesia Lion Air, que ocasionó 189 muertos, incluyendo todos los pasajeros y el personal del vuelo.

Cinco meses después, un avión del mismo modelo de Boeing de Ethiopian Airlines se estrelló en circunstancias similares, acabando con la vida de 157 personas.

Desde entonces, todos los aparatos 737 Max 8 de Boeing han sido apartados de la circulación aérea en todo el mundo hasta que se resuelva qué ocurrió en ambos casos.

Airbus, principal “beneficiado” de la crisis de Boeing

De manera directa, debido a que, de momento el 737 Max no tiene permiso de vuelo, el más beneficiado será su rival europeo Airbus, en concreto sus modelos A320Neo y A321Neo, aparatos de medio y medio-largo radio, y motores más eficientes que sus modelos predecesores.