Calviño se pone al frente en España de un equipo económico reforzado y continuista

EFE/ARCHIVO

Madrid (EuroEFE).- El área económica del Gobierno español se ha reforzado con una vicepresidencia para asuntos económicos y transformación digital que desempeñará la ministra de Economía, Nadia Calviño, que se pone al frente de un equipo económico continuista en el que se desdobla un ministerio para dar entrada a Unidas Podemos.

Calviño asume el cargo en un momento en el que la economía y el empleo se desaceleran, con la obligación de mantener la disciplina fiscal y el reto de corregir desequilibrios como el alto endeudamiento público, la baja productividad, el paro y el envejecimiento de la población.

En el equipo hay otra vicepresidenta, Teresa Ribera, que tiene las competencias sobre energía, pero cuyo cargo está orientado a los retos medioambiental y demográfico.

En total habrá ocho ministerios en el área económica, en los que repiten los titulares de la anterior legislatura, salvo en Trabajo, Seguridad Social y Migraciones, departamento del que se marcha Magdalena Valerio y que se divide en dos.

Se crea un Ministerio de Trabajo al frente del cual estará Yolanda Díaz, abogada militante de En Marea, la confluencia gallega de Unidas Podemos, que afronta el reto de negociar la subida del salario mínimo y la derogación de la reforma laboral del PP de 2012 con la oposición de los empresarios.

Díaz tendrá que entenderse también con José Luis Escrivá, el hasta ahora presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), que será ministro de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones, con quien podría compartir alguna competencia como la coordinación de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

Si el nombramiento de Díaz estaba anunciado, el de Escrivá ha sido una sorpresa, ya que la decisión de ponerle al frente de la AIReF en 2014 la tomó el Gobierno del conservador Mariano Rajoy.

Se trata de un economista de reconocido prestigio internacional, al que se le confía la futura reforma del sistema de pensiones y cuya designación se alinea con la de Calviño como vicepresidenta para apaciguar los temores de los agentes económicos que recelan de la entrada de la formación izquierdista Unidas Podemos en el Gobierno.

María Jesús Montero se mantiene en el Ministerio de Hacienda, avalada como principal responsable de la parte económica del acuerdo de Gobierno con Unidas Podemos y cada vez con mayor peso dentro del PSOE.

Sacar adelante los presupuestos para 2020, uno de los mayores retos

De ella dependerá otro de los retos más importantes del Gobierno: sacar adelante unos presupuestos para 2020 que garanticen el arranque de la legislatura después de que la anterior precipitara su fin por la falta de suficientes apoyos a las cuentas de 2019.

Otra de las figuras claves del PSOE, José Luis Ábalos, repite en Fomento, que ahora pasa a denominarse Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, cuyas competencias abarcan desde las infraestructuras hasta el sector del taxi.

Mantendrá las competencias en materia de vivienda, que penderán de Agenda Urbana, ámbito desde el que se quiere apostar por un desarrollo integral de las ciudades y pueblos de toda España.

Reyes Maroto revalida el cargo de ministra de Industria después de un mandato convulso en el que ha tenido que afrontar la decisión de empresas relevantes de cerrar plantas industriales en España o la quiebra del operador turístico británico Thomas Cook, entre otras cosas.

Falta por conocer si su departamento mantendrá las competencias sobre comercio exterior, materia en la que es experta la nueva ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, cuyo departamento podría tener una mayor orientación económica.

También Luis Planas ha sido ratificado como Ministro de Agricultura, donde ha tenido que hacer frente a las repercusiones que la política arancelaria de Estados Unidos está teniendo sobre el sector agroalimentario español.

Editado por Miriam Burgués