El 33 por ciento de las exportaciones de vino de la UE fueron a EEUU en 2018

Un camarero sirve una copa de vino Beaujolais Nouveau. EFE/EPA/LANGSDON [EFE/EPA/LANGSDON]

Luxemburgo (EuroEFE).- En 2018, el 33 por ciento de las exportaciones de vino desde la Unión Europea fueron a parar a Estados Unidos, con un valor de 3.800 millones de euros. Son cifras publicadas por Eurostat con motivo del día del “Beaujolais”, que llega a las mesas de forma oficial este 21 de noviembre.

En 2018, los Estados miembros de la UE exportaron 22.700 millones de litros de vino, según Eurostat. Y  más de la mitad de este vino se exportó hacia estados de fuera de la UE (11.600 millones, o el 51% de las exportaciones totales de vino).

El vino es uno de los productos afectados por los aranceles que ha impuesto la Administración Trump a productos europeos el pasado octubre.

Las exportaciones fueron principalmente a Estados Unidos (3.800 millones de euros, o el 33% de las exportaciones extracomunitarios), seguido de Suiza (1.000 millones, un 9 por ciento), China (casi mil millones, un 8 por ciento), Canadá (900 millones de euros, un 8 por ciento), Japón y Hong Kong (ambos 800 millones de euros, un 7 por ciento).

Francia fue el mayor exportador de vino, con exportaciones extracomunitarias por valor de 5.400 millones de euros en 2018, que representan el 47% de las exportaciones de vino extracomunitarias de los Estados miembros de la UE.

Le siguieron Italia (3.100 millones, 26 por ciento) y España (1.200 millones, un 10 por ciento).

En 2018, la producción de vino (incluyendo vino espumoso, oporto y mosto de uva) en la UE fue de alrededor de 15.000 millones de litros. Los mayores productores de vino fueron Italia, España y Francia, seguidos de Portugal, Alemania y Hungría.

Los Estados miembros de la UE importaron un total de 13.400 millones de euros de vino en 2018. Solo el 20% proviene de países no pertenecientes a la UE, especialmente de Chile (600 millones de euros, el 22 por ciento de las importaciones extracomunitarias) , Australia (450 millones de euros, un 17 por ciento), Estados Unidos (430 millones de euros, un 16 por ciento),  Sudáfrica (400 millones de euros, 15 por ciento) y Nueva Zelanda (370 millones de euros, un 14 por ciento).

Entre los Estados miembros de la UE, el mayor importador de vino fue el Reino Unido ( 1.200 millones de euros, o el 47% de las importaciones extracomunitarias), seguido de Alemania (300 millones, el 11 por ciento), Holanda (200 millones, 9 por ciento) y Francia (200 millones de euros, un 8 por ciento).

Los aranceles de Estados Unidos

El vino es uno de los productos afectados por los aranceles impuestos por la Administración Trump el pasado 18 de octubre. El valor total de estos aranceles y sobre todos los productos afectados es de 7.500 millones de dólares. En España afecta también al queso fresco, las aceitunas y el aceite de oliva, entre otros.

El castigo a las exportaciones de la UE llega tras el fallo a principios de octubre de la Organización Mundial de Comercio (OMC) a favor de EEUU por los subsidios ilegales que recibió el fabricante de aviones europeo Airbus, sentencia que autorizó a Washington a aplicar sanciones por valor de 7.500 millones de dólares (unos 6.900 millones de euros) anuales.

El vino es uno de los objetivos arancelearios de Donald Trump. EFE/Caroline Blumberg.

La lista de productos sujetos a derechos de importación adicionales del 25 % “ad valorem” se centra en productos de España, pero también de Francia (vino, quesos), Alemania (café, galletas, gofres), el Reino Unido (whisky, dulces) o Italia (quesos), a los que hay que añadir otros procedentes de más de una veintena de países comunitarios.

El capitulo de bebidas se centra en una mayor carga impositiva para los vinos de menos de 14 grados embotellados, así como en el whisky de malta irlandés y el whisky escocés.

Según la directora ejecutiva de la Cámara de Comercio de España en Estados Unidos, Gemma Cortijo, “los aranceles impuestos por la Administración Trump afectan a productos muy populares en EE.UU., pero no dañan de una manera importante el comercio bilateral” puesto que representan un volumen del 5,72 % sobre el total de exportaciones a ese país.

En concreto, según explicó, la Administración Trump penaliza con un incremento del 25 % de aranceles cuando es exportado en recipientes o botellas de menos de dos litros y con una concentración de alcohol de menos del 14 %. En este caso, la afectación es del 54 % de los 321 millones que se exportan a EE.UU., es decir, 174 millones de euros.

La comisaria de Comercio en funciones, Cecilia Malmström, indicó que el Ejecutivo comunitario hará un seguimiento del impacto de esos aranceles, “especialmente en el sector de la agricultura”, y recalcó que la institución está “comprometida con defender a las empresas, agricultores y consumidores europeos”.