Independentistas catalanes desalojados de la frontera entre Francia y España en La Jonquera

La autopista que enlaza España y Francia en el paso de La Jonquera bloqueada por manifestantes. [EFE/Alejandro Garcia]

La Jonquera (España)/París (EuroEFE).- La operación policial de evacuación de los manifestantes independentistas que bloqueaban la frontera entre Francia y España, en la zona de La Jonquera, ha terminado y que ahora la gestora de la autopista, Vinci, despeja la vía y repara los desperfectos.

“La operación, realizada en estrecha cooperación con España, se ha desarrollado bien y no hay que lamentar ningún herido”, indicó la Prefectura de Pirineos Orientales en un comunicado, que confirmó asimismo la detención de 18 personas.

Las autoridades francesas recordaron que el eje viario europeo formado por las autopistas A9 y la AP7 había sido bloqueado por manifestantes independentistas desde la tarde de este pasado lunes.

La policía francesa, en cooperación con la española, había iniciado este martes una operación conjunta para desbloquear la frontera entre ambos países en la zona de La Jonquera, cerrada desde el lunes por manifestantes independentistas catalanes .

La operación de desalojo comenzó sobre las 7.30 horas (6.30 GMT), cuando unidades de la policía antidisturbios empezaron a levantar a los miles de manifestantes que ocupaban la autopista que une ambos países.

ILas fuerzas del orden francesas actuaron un día después de que comenzara el bloqueo de la frontera, que ha provocado largas colas de camiones en la autopista.

La jornada de ayer, lunes, era festiva en Francia, donde se celebraba el final de la Primera Guerra Mundial, por lo que la circulación de camiones estaba prohibida en los grandes ejes del país, incluida la autopista que se dirige a la frontera española.

Los manifestantes independentistas catalanes habían sido convocados a ambos lados de la frontera por autodenominada la organización Tsunami Democràtic, que protesta por las recientes sentencias impuestas en España a los líderes soberanistas catalanes.

El pasado viernes, Tsunami Democràtic anunció que preparaba su “acción más ambiciosa” para justo después de las elecciones del 10 de noviembre en España y que se iban a prolongar durante tres días.

Esta organización, surgida recientemente, está investigada por terrorismo por la Audiencia Nacional española tras bloquear los accesos al aeropuerto de Barcelona el pasado 14 de octubre, día en que se conocieron las condenas de cárcel a los líderes del proceso independentista catalán de 2017.

Importante impacto sobre la actividad de los transportistas

La asociación de empresas del sector del gran consumo AECOC ha expresado “indignación, preocupación y malestar” por la protesta y ha lamentado el impacto que tendrá sobre la actividad de los transportistas, ya que este punto fronterizo tiene un tráfico diario de más de 10.000 camiones.

Las pequeñas y medianas compañías de transporte, agrupadas en Fenadismer, han calculado que la protesta afecta a 20.000 vehículos pesados, mientras que Foment del Treball ha emplazado al Govern a restablecer la normalidad en esta vía de conexión entre Francia y España.

El secretario general de la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM), Dulsé Díaz, ha cifrado en 15 millones de euros las pérdidas para el sector del transporte y ha señalado que observan con perplejidad como el Gobierno “no se toma en serio” sus avisos sobre bloqueos como este.

Transportistas franceses modifican sus rutas y priorizan el País Vasco

El bloqueo de la frontera entre Francia y España desde el lunes por manifestantes independentistas catalanes, en la zona de La Jonquera, ha forzado a los transportistas franceses a modificar sus rutas y priorizar los accesos por el País Vasco, dijo a Efe la patronal de transportes francesa.

La delegada departamental de la Federación Nacional de Transporte por Carretera (FNTC, por sus siglas en francés), Eléonore Gicquiaud, indicó a Efe que los transportistas se han visto afectados por los bloqueos aunque la patronal no ha establecido aún el impacto económico de la manifestación.

La protesta ha obligado a cortar una parte de la autopista A9 a partir de Narbona y en dirección a España, y a desviar el tráfico por carreteras nacionales, lo que ha ocasionado atascos de unos 4 kilómetros en la entrada de las carreteras alternativas, informó en sus redes sociales la gestora de la autopista Vinci.

Sin embargo, la FNTC explicó que al haber remitido durante los últimos dos días la información de tráfico ofrecida por la Prefectura de Pirineos Atlánticos los transportistas han podido anticipar sus rutas, tomando otras carreteras hacia España y evitando así mayores pérdidas.

La constructora Vinci, a través de su emisora de radio, aconsejó a los conductores que eviten los desplazamientos en el sector, los aproximadamente 100 kilómetros que separan La Jonquera hasta la ciudad francesa de Narbona, e informarse antes de conducir en esta zona.