La UE cree “miope y contraproducente” que EEUU le aplique sanciones por el caso Airbus

Airbus

Foto cedida por la compañía Airbus que muestra un avión Airbus A380 en el aeropuerto Le Bourget de París. EFE/Airbus/H. Gousse

Bruselas/Ginebra (EuroEFE).-  La Unión Europea consideró este miércoles que si Estados Unidos decide imponerle sanciones comerciales por hasta 7.500 millones de dólares por daños derivados de las ayudas ilegales al fabricante aeronáutico europeo Airbus, avaladas por la OMC, será una medida “miope y contraproducente”.

“Seguimos opinando que, incluso si Estados Unidos obtiene autorización por parte del órgano de resolución de disputas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), optar por aplicar contramedidas ahora sería miope y contraproducente”, consideró en un comunicado la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, tras conocerse el fallo de Ginebra.

La comisaria dejó claro que la UE sigue dispuesta a lograr un acuerdo con Washington en el marco del conflicto comercial que desde hace quince años enfrenta a Airbus y a su competidor estadounidense Boeing, acusados por la OMC de recibir ayudas públicas ilegales.

En cambio, advirtió de que si EEUU decide imponer las sanciones autorizadas este miércoles, “empujará a la Unión Europea a una situación en la que no tendrá otra opción que hacer lo mismo”.

Malmström recordó que, en un caso paralelo, Ginebra concederá igualmente a la UE en unos meses el derecho a imponer contramedidas a EEUU como resultado de haber infringido de forma continuada las mismas normas de la OMC.

La comisaria apuntó que la UE ya publicó el pasado abril una lista preliminar de productos estadounidenses susceptibles de aplicarles esas contramedidas.

En todo caso, dejó claro que en su opinión “la imposición mutua de contramedidas sólo infligiría daños a las empresas y a los ciudadanos de ambos lados del Atlántico”, y perjudicaría “al comercio global y a la industria de la aviación en general en un momento sensible”.

Malmström apuntó que Bruselas ha “comunicado consistentemente a EEUU que la UE está dispuesta a trabajar con ellos por una solución justa y equilibrada para nuestras respectivas industrias aéreas”.

“El sector de la aviación está entre las industrias más complejas del mundo desde el punto de vista del desarrollo, producción y financiación”, enfatizó, y agregó que su especificidad “reclama disciplinas integrales de subsidios para que todos los jugadores compitan en pie de igualdad”.

Así, la UE compartió en julio pasado “propuestas concretas” con EEUU para un régimen de subsidios a la aviación y una vía para las obligaciones que ambas partes deben cumplir, afirmó la comisaria.

La UE, dispuesta a tomar represalias si no hay acuerdo en el caso Boeing-Airbus

La víspera, la UE dijo estar dispuesta a aplicar nuevos aranceles a Estados Unidos si Washington no se aviene a un acuerdo sobre el conflicto entre el constructor aeronáutico europeo Airbus y el estadounidense Boeing.

“Hasta ahora no hemos recibido una respuesta positiva (de EEUU), pero seguimos dispuestos a lograr un acuerdo justo y positivo”, dijo la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, en una rueda de prensa tras participar en un encuentro informal con ministros comunitarios del ramo.

“En cambio, si EEUU decide imponer, autorizar contramedidas, la UE está preparada para hacer lo mismo, y volveremos a este asunto durante el otoño”, agregó Malmström tras su última reunión con los ministros europeos antes de que concluya su mandato el próximo 31 de octubre.

La comisaria europea dijo que “entramos en una etapa crucial esta semana” sobre el conflicto entre Airbus y Boeing porque se espera que la OMC presente “a partir de mañana” la cifra a la que podrían ascender los aranceles que podrían imponer en represalia por las ayudas ilegales a los gigantes de la aviación.

EEUU anunció en julio que se plantea imponer nuevos aranceles a 89 productos europeos, con un valor comercial de 4.000 millones de dólares (3.540 millones de euros), por el perjuicio que, en su opinión, le han causado las ayudas europeas a Airbus.

La UE, por su parte, también ha denunciado ante la OMC las ayudas de EEUU a Boeing y, a la espera de su decisión, estudia aplicar aranceles a importaciones estadounidenses por valor de 20.000 millones de euros como represalia.

Malmström aseguró que imponer aranceles “no es la manera correcta” de actuar en este caso, ya que éstos “siempre son contraproducentes, llevan a un comercio más caro y afectan a los consumidores y a las empresas, especialmente a las pequeñas”.

Por ello, indicó que “hemos enviado a EEUU propuestas sobre cómo podemos comprometernos en disciplinas en lo que se refiere al sector de la aviación civil, esperando hasta el último momento que podamos iniciar ese diálogo, congelando nuestros respectivos aranceles”.

En cambio, dejó claro que “si tuviéramos que tomar represalias, estamos preparando una lista con los Estados miembros” en línea con las normas de la OMC, y explicó en todo caso que las cantidades de los aranceles que podría imponer la UE “sólo serán públicos a principios del año próximo”.

Malmström, preocupada por la situación en la OMC

Por otra parte, la comisaria consideró “preocupante” la situación en la OMC por el bloqueo que EEUU mantiene sobre la renovación de su órgano de apelación y que llevará a que deje de estar operativo, y aseguró que la UE seguirá “trabajando en Ginebra para lograr una solución”, aunque dijo que por el momento no es “muy optimista”.

Editado por Catalina Guerrero

Para saber más: 

► La guerra comercial y el “brexit” tiran a la baja de las previsiones de crecimiento de la OMC