Nuevo fallo de la OMC posibilita a EEUU mantener las contramedidas por el Airbús

El Airbus A380 en el centro de pruebas de Airbus en el Aeropuerto Internacional de Toulouse-Blagnac el 13 de abril de 2005. [EFE/-]

Ginebra, Washington, París (EuroEFE).- Ni un fallo de la OMC da tregua en el contencioso entre Airbús y Boeing.  La OMC determinó que la UE y cuatro de sus miembros -Francia, Alemania, España y Reino Unido- siguen sin cumplir sus requerimientos cuando determinó que  subvencionó ilegalmente a Airbus. Airbús dice que EEUU debe reducir las contramedidas que padecen algunos productos de la UE y Boeing afirma que los subsidios ilegales siguen perjudicando a la industria aeroespacial estadounidense.

Todo un galimatías.  La Organización Mundial del Comercio (OMC) volvió este lunes a fallar contra la Unión Europea en el actual contencioso entre Airbus y Boeing, dos meses después de haber autorizado a EEUU a aplicar contramedidas contra los Veintiocho por valor de 7.500 millones de dólares.

El nuevo veredicto de la OMC abre la puerta a que Estados Unidos mantenga sus contramedidas, que afectan sobre todo a exportaciones procedentes de España y de los otros tres países más implicados en el contencioso.

Los aranceles de Estados Unidos a Europa, ya en vigor

Washington (EuroEFE).- Llegó el día. Ya están en vigor los aranceles por valor de 7.500 millones de dólares a bienes de la Unión Europea que la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, decidió y que afectan especialmente a España, Alemania, Francia …

La UE defendió que ha tomado 18 medidas para enmendar sus sistemas de ayuda financiera y créditos al desarrollo de dos modelos de Airbus (el A380 y el A350 XWB) para cumplir las reglas de la OMC, lo que habría tenido como resultado la retirada de los subsidios o el fin de sus resultados adversos.

Sin embargo, la OMC concluyó, entre otros puntos, que la UE no ha conseguido demostrar que se haya logrado la retirada de subsidios por parte de los cuatro países al A380, o similares ayudas de los gobiernos alemán y británico al A350 XWB.

Desde el 18 de octubre el contencioso se ha traducido en aranceles estadounidenses por valor de 7.500 millones de dólares a bienes principalmente procedentes de España, Alemania, Francia y el Reino Unido.

Entre los productos cuyas exportaciones a EEUU se han visto más afectadas destacan queso fresco, aceitunas y aceite de oliva español, vino y quesos franceses, café, galletas y gofres alemanes, o whisky y dulces británicos.

El aceite de oliva, uno de los productos afecados por las contramedidas de EEUU. EFE/JOSE PEDROSA/ARCHIVO

La cantidad de 7.500 millones de dólares se calculó con arreglo al prejuicio económico que se considera sufrió Boeing por las ayudas europeas a Airbus en relación con cinco campañas de venta de aviones que la fabricante europea ganó entre 2011 y 2013 en distintos mercados.

El contencioso en el sector aéreo ha enfrentado a Estados Unidos y la Unión Europea durante 15 años, y aún continúa en el seno de la OMC, que el próximo año debería pronunciarse en otro contencioso paralelo en el que la UE solicitó aplicar sanciones comerciales contra EEUU por sus subsidios a Boeing.

Airbús dice que EEUU debe reducir las contramedidas económicas

Estados Unidos debe reducir en 2.000 millones de euros los 7.500 millones de dólares en las contramedidas que la Organización Mundial del Comercio (OMC) le autorizó a aplicar contra la Unión Europea (UE) debido a que las subvenciones recibidas por Airbus para su avión gigante A380 ya no tienen efectos negativos para Boeing.

Este es el elemento que se esforzó en destacar Airbus en un comunicado del fallo de la OMC de este lunes.

El constructor europeo hizo notar que, a la vista de las nuevas conclusiones del panel de la OMC, Estados Unidos “debería reducir inmediatamente” en unos 2.000 millones de euros los 7.500 millones de dólares de aranceles que legalmente puede infligir a los Veintiocho para compensar el perjuicio sufrido por Boeing.

La razón es que las ayudas que Airbus recibió a comienzos de la década de 2000 para el programa del A380 ya han dejado de ser dañinas para el fabricante estadounidense en la medida en que el avión gigante de los europeos ya no se vende y se va a dejar de fabricar porque no ha dado el resultado comercial que se esperaba cuando se concibió.

Airbus A380, adiós al avión más grande del mundo

París (EuroEFE).- Airbus cerró este jueves una etapa con la decisión de dejar de fabricar a partir de 2021 el avión gigante A380, buque insignia de una compañía que cambia de rumbo por la falta de demanda de ese aparato, que podría afectar a hasta 3.500 empleos en Europa.

A su juicio, tanto la UE como Airbus “han demostrado su voluntad de garantizar un entorno comercial justo que respete los acuerdos comerciales internacionales”.

Al mismo tiempo, reprochó a la otra parte (Estados Unidos y Boeing) no haber tomado medidas para corregir “sus subvenciones ilegales” pese a otro fallo de la misma OMC de abril de 2019 sobre las ayudas de las que se benefició el fabricante estadounidense en los programas de sus aviones 737 MAX, 787 y 777X.

Airbus recordó que su posición es poner fin a todas estas disputas a través de discusiones que la Comisión Europea (CE) ha propuesto a las autoridades estadounidenses.

“Un arreglo negociado es la única forma de restablecer y preservar una competencia justa y un comercio abierto que es esencial para el sector de la aviación global”, concluyó. EFE

Boeing considera que los “subsidios ilegales” siguen perjudicándole

La aeronáutica estadounidense Boeing consideró que el fallo de la Organización Mundial del Comercio (OMC) confirma que los “subsidios ilegales” a su rival “siguen perjudicando a la industria aeroespacial de Estados Unidos”.

“El fallo de hoy es una completa pérdida para Airbus y sus patrocinadores gubernamentales”, dijo a Efe un portavoz de Boeing,

La decisión, afirmó Boeing, “confirma lo que está claro desde hace tiempo: la UE no ha cumplido con las órdenes de la OMC”, y “millones de euros en subsidios ilegales siguen perjudicando a la industria aeroespacial de Estados Unidos (EEUU)”.

“Esperamos que ahora Airbus y la UE dediquen su esfuerzo a resolver este caso”, agregó.

Edición: Luis Alonso