El comercio minorista en la UE recupera los niveles de antes del coronavirus

Un comercio el día de apertura tras el confinamiento. [EFE/ Manu]

Bruselas (EuroEFE).- El volumen de ventas del comercio minorista de la zona euro y de la Unión Europea (UE) recuperó en junio “los niveles alcanzados en febrero de este año” tras registrar un repunte respecto a mayo del 5,7 % y 5,2 % respectivamente, informó la oficina de estadística comunitaria Eurostat.

Se trata del segundo mes de ascenso consecutivo tras la relajación de las medidas de confinamiento impuestas en la mayoría de países europeos, y que ya se tradujo en un alza del negocio del comercio minorista de un 20,3 % en la zona euro y de un 18,3 % en la UE en mayo.

En la comparativa interanual, ambas zonas registraron un repunte del 1,3 % respecto a junio de 2019.

España fue el segundo país de la UE con un mayor aumento de las ventas en el comercio minorista, con un 16,5 % de incremento en junio respecto a mayo.

En mayo, coincidiendo con la progresiva reapertura de los comercios tras la fase más dura de la crisis sanitaria, el volumen de negocio de los comercios ya había aumentado un 18,1 %.

A nivel europeo, los países con un mayor repunte de la actividad minorista en junio fueron, además de España, Irlanda (21,9 % de aumento), Italia (13,8 %) y Francia (9,4 %).

En el otro extremo, tanto Austria (-2,5 %) como Alemania (-1,6 %) tuvieron descensos en las ventas de sus comercios minoristas durante junio.

Los dos sectores que más aumentaron su volumen de negocio en junio en la eurozona fueron la gasolina y el textil, con un 20,4 % de incremento, seguidos de la electrónica y los libros que repuntaron un 3,6 %.

En cómputo global, los productos no alimentarios (de donde se excluyen automóviles y gasolina), incrementaron su negocio un 12,1 % en la zona euro y un 10,6 % en el conjunto de la UE.

Por otro lado, las ventas de alimentación y el tabaco cayeron un 2,7 % en la eurozona y un 2,2 % en la UE tras ser uno de los sectores que mantuvieron incrementos sostenidos durante los meses más duros del confinamiento.