La justicia europea tendrá que pronunciarse otra vez sobre el índice IRPH

Una oficina bancaria en Barcelona. [EFE/Quique Garcia]

Madrid (EuroEFE).- El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) tendrá que volver a pronunciarse sobre el IRPH a instancias del mismo juzgado de Barcelona que elevó una cuestión prejudicial sobre este índice hipotecario, lo que llevó al alto tribunal a decidir que sean los jueces nacionales los que decidan.

El pasado 3 de marzo, el TJUE abrió la puerta a los jueces españoles para que fueran ellos los  que analicen, caso por caso, si las entidades comercializaron sus hipotecas referenciadas al IRPH de forma transparente, pudiendo anularlas de constatar su abusividad.

El fallo, que daba un respiro a la banca al no declarar nulo el IRPH, dispone que para que la cláusula sea transparente no sólo tiene que ser comprensible desde el punto de vista “formal y gramatical”, sino que debe aclarar al consumidor medio cómo se calcula el tipo de interés y sus consecuencias económicas.

A fin de proteger al cliente, el tribunal deja en manos de los magistrados nacionales el posible cambio del índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios (IRPH) -en su modalidad cajas- por otro índice legal, siempre cuando éstos constaten que hubo abuso en la contratación de esa hipoteca.

Tribunal europeo: los jueces deberán controlar si el IRPH es abusivo y sustituirlo por otro

Bruselas (EuroEFE).- El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) dio este martes la razón a los consumidores con hipotecas referenciadas al índice IRPH al sentenciar que los jueces españoles deben controlar si se comercializaron de forma abusiva, lo …

El juzgado de Barcelona cree que la información del TJUE no es suficiente

Pero el juzgado de primera instancia nº 38 de Barcelona, el mismo que elevó la anterior cuestión prejudicial, entiende que la información ofrecida por el TJUE “no es suficiente”, ya que se siguen suscitando dudas en cuanto a la interpretación del alcance del control de transparencia y de las consecuencias aplicables de resultar insuficiente la información facilitada al consumidor.

La polémica por el uso del IRPH se desencadenó entre 2013 y 2016, cuando se estabilizó en valores próximos al 2 %, lo que dejaba a los clientes en una situación de desigualdad respecto a los hipotecados con euríbor, cuyas cuotas se fueron reduciendo considerablemente por la caída progresiva de su índice de referencia a terreno negativo.

A cierre del pasado año, la gran banca española sumaba una cartera hipotecaria referenciada al IRPH de unos 15.500 millones; CaixaBank contaba con 6.060 millones; el Santander, 4.300 millones; el BBVA, 2.800 millones; Bankia, 1.300 millones, y el Sabadell, 751 millones.

Tras el fallo europeo, audiencias provinciales y juzgados de toda España han emitido distintas sentencias sobre el IRPH, tanto a favor como en contra del cliente, de ahí que la asociación de consumidores Asufín valore especialmente la decisión del juzgado de Barcelona de pedir al TJUE más precisión y que despeje cualquier duda.

La presidenta de Asufín, Patricia Suárez, considera que es muy difícil que la cláusula del IRPH supere el control de transparencia exigible, consagrado por una directiva europea sobre las cláusulas abusivas en los contratos celebrados con consumidores “que no puede convertirse en papel mojado”.

La cláusula del IRPH estipula algo tan crucial como la retribución del préstamos mediante intereses, lo que exige que el consumidor la entienda, añade Suárez.

La abogada Maite Ortiz, una de las impulsoras de los recursos contra el IRPH. EFE/ Javier Etxezarreta

Dos fallos a favor de la banca

Las Audiencias Provinciales de Barcelona y Sevilla han dado recientemente la razón a la banca y han avalado el uso del índice de referencia de préstamos hipotecarios (IRPH) al considerar que “no puede hablarse de falta de transparencia” al estar fijado y elaborado por el Banco de España.

Los magistrados abren así una brecha respecto a los juzgados de Primera Instancia que, desde que Europa dejara la nulidad del índice en manos de la justicia española, han venido sustituyendo el IRPH por la fórmula del euríbor más un diferencial al ser más beneficiosa para el consumidor.

En el caso analizado por la Audiencia de Barcelona, los clientes demandaron al BBVA solicitando la nulidad de varias cláusulas, entre ellas, la referencia al IRPH, de una hipoteca de 120.000 euros suscrita en 2003.

En su sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, la sección 15 recuerda que el IRPH viene establecido por el Banco de España, e insiste en que “es a la administración pública a quien corresponde controlar que no sean abusivos”, no a los tribunales, al tratarse de un asunto que queda “fuera” de sus competencia.

Esta conclusión impide “entrar a valorar el modo en el que se ha fijado un tipo de referencia legalmente predeterminado, analizar si puede ser manipulado por las entidades, o si en la configuración se han podido tener en cuenta elementos, datos o factores no adecuados”.

Tampoco se puede ponderar “el grado de incidencia o influencia de las entidades en la determinación del índice”, prosigue el tribunal, que recalca que “todos estos factores los fiscalizan los órganos reguladores de la administración”.

Los jueces sostienen además que la cláusula del contrato “es clara, es precisa y permite al prestatario conocer, comprender y aceptar que la cuota o plazo de devolución de su hipoteca se hará a partir de un tipo de referencia fijado y controlado por el Banco de España”, con lo que supera el control de transparencia.

Por tanto, “es realmente difícil decir que la elección de uno de los tipos de referencia en ese momento es contraria a la buena fe”, apunta la sentencia, que descarta que el banco tuviera “capacidad de influir decisivamente en su determinación y lógicamente no conoce su futura evolución”.

En términos similares se expresa la Audiencia Provincial de Sevilla sobre una hipoteca suscrita en 2008 con CaixaBank, y aclara que el que el euríbor haya tenido un comportamiento “más favorable (…) no es argumento suficiente para acordar la nulidad del IRPH“.

Según el tribunal hispalense, “tampoco cabe afirmar que el IRPH sea más caro, cuando el contrato todavía no ha llegado a su fin”, y asegura que los elementos para su cálculo “resultaban asequibles” al aparecer en el Banco de España y el Boletín Oficial del Estado (BOE).

El director del área de asesoría jurídica en Tecnotramit, David Viladecans, cree que ambas sentencias sientan precedente ya que, al haber sido dictadas por Audiencias Provinciales, con potestad para resolver recursos respecto a fallos de primera instancia, “se convertirán en una especie de guía” para los tribunales.

En opinión de Viladecans, los litigios por la nulidad del IRPH “serán batallas jurídicas controvertidas” en los que el consumidor tendrá que asumir “un riesgo elevado”.

No obstante, frente a estas dos sentencias negativas, los juzgados españoles ya han dictado al menos una decena de fallos favorables al cliente.

A tenor de Asufin, en España hay “casi un millón de hipotecas referenciadas al IRPH, con pérdidas de 25.000 euros de media”.

Edición: Luis Alonso