España ocupa la quinta posición mundial en valor de marca del sector textil

Fachada de un Zara en la Gran Vía en Madrid durante la quinta jornada laboral por aislamiento. EFE/Kiko Huesca

Madrid (EuroEFE).- España posee el 5 % del valor de marca total en el sector textil mundial y ocupa la quinta posición a nivel global, según la clasificación Apparel 50 2020 elaborado por la consultora Brand Finance, que incluye a las marcas del grupo español Inditex, Zara y Bershka entre el medio centenar de las más importantes del mundo, cuyo liderazgo mantiene Nike.

El sector textil está en riesgo de perder hasta el 20 % del valor total de marca tras la pandemia del coronavirus, según se ha destacado en el informe.

Zara cuenta con un valor de marca de 13.100 millones de euros y ocupa la sexta posición a nivel global, mientras que Nike, con un valor de marca de 31.400 millones de euros continúa siendo la firma del sector textil más valiosa del mundo.

Dentro del Grupo Inditex, que cerró 2019 con 28.286 millones facturados y aumentó un 6 % su beneficio neto hasta los 3.639 millones de euros, Zara continúa siendo “la cadena estrella” como motor de las ventas, mientras que Stradivarius y Uterqüe son las que más crecen, según Brand Finance.

Bershka repite como la segunda firma del grupo por cifra de negocio, seguida por Pull&Bear, Massimo Dutti y Oysho.

Pese a ello, las dos marcas han sufrido una de las mayores caídas en cuanto al valor de marca.

Precisamente, Bershka, la cadena de moda joven, ha caído un 26 % y Zara, la firma estrella del Grupo, un 21 % y ambas descienden 4 puestos en la lista.

Zara abandona el segundo lugar que este año es ocupado por la italiana Gucci, con un valor de marca de 15.900 millones de euros, y cae hasta el puesto 6 de la tabla, mientras que Bershka se coloca en el puesto 44.

En Brand Finance han señalado que, a pesar de que el coronavirus no dejará de afectar a Inditex, el grupo hará frente a esta crisis gracias a su “solvencia financiera y solidez de la marca a nivel internacional”. Tanto Zara como Bershka poseen una fortaleza de Marca superior al 70 sobre 100 (79,4 en el caso de Zara y una calificación de ‘AA+’ y 73,2 para Bershka con un rating de ‘AA’).

Estados Unidos, con 17 marcas, aporta el 29 % del valor de marca del listado, seguido de Francia, con 6 marcas del segmento del lujo que suman el 22 % del valor, e Italia con 9 marcas en la clasificación y una aportación del 14 %.

Según ha señalado la directora gerente de Brand Finance España, Teresa de Lemus, el “COVID-19 ha venido como un tsunami dando un vuelco” y “las marcas no son ajenas a ello”.

Ha añadido que “el inicial estado de shock ha dado paso a numerosas muestras de adaptación de las marcas a la situación y a las necesidades de sus públicos primando la sensibilidad y empatía en sus comunicaciones”.

En su opinión, “el consumidor se enfrentará a nuevos paradigmas como hacer la compra con guantes” y será extraño adaptarse “a no poder tocar los tejidos como antes”.

Por ello, cree que “es el momento de que las marcas, conscientes de esta nueva realidad, consideren investigar al nuevo consumidor que saldrá de casa cuando pase el estado de alerta en España y las tiendas vuelvan a abrir sus puertas”.

En España, Zara es desbancada por el banco Santander por valor de marca

En el informe 2020 de las 100 empresas españolas con mayor valor de marca, el banco Santander desbanca a Zara y se coloca en el primer puesto con un valor de marca de 15.852 millones de euros. Movistar sube al top 3 como la marca más valiosa entre las “telecos” y Mercadona es la marca que más ha crecido en valor de marca en 2020

Los 5 sectores que más aportan valor de marca al total nacional son por orden de importancia: Banca (27%), Textil (18%), Telecomunicaciones (9,6%), Distribución (8,8%) y Energía (8,1%).

“Hay que poner en valor el comportamiento de nuestras marcas, que a pesar de haber visto resentida su reputación, no han desfallecido y se han sobrepuesto a un contexto marcado por los signos de desaceleración económica de nuestro país, a la persistencia de los tipos de interés en negativo, a las tensiones geopolíticas que han añadido volatilidad a los mercados, y a una intensa agenda supervisora y regulatoria”, señaló De Lemus.

Edición: Catalina Guerrero

“El contenido del sitio refleja exclusivamente el punto de vista del autor. La Comisión Europea no es responsable del uso que pueda hacerse de la información contenida en el mismo”.

 

 

Supported by

EUIPO