Más del 50 % de los jóvenes europeos evita los contenidos digitales ilícitos

Ocio digital

Jóvenes en el festival de ocio digital "Dreamhack", en Valencia, en 2016. EFE/Manuel Bruque

Alicante (EuroEFE).- El 51 por ciento de los jóvenes europeos de entre 15 y 24 años afirma no haber utilizado, jugado, descargado o accedido a contenidos digitales ilícitos en los últimos doce meses, 11 puntos más que hace tres años, según el barómetro de Propiedad Intelectual y Juventud de 2019.

Este estudio ha sido elaborado entre jóvenes de Los 28 países miembros por la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO), con sede en Alicante, y llega después de que el anterior barómetro (2016) reflejara que únicamente cuatro de cada diez jóvenes evitaba utilizar fuentes ilícitas.

El 22% de los encuestados, dispuesto a pagar si la tarifa es adecuada

Los resultados sugieren que esta apuesta por los contenidos lícitos puede estar vinculada con el aumento de la oferta y lo asequible de los servicios de suscripción para contenidos digitales ya que el 22 por ciento de los encuestados europeos afirma estar dispuesto a pagar por estos servicios si la tarifa es adecuada, 9 puntos más que en 2016.

En el caso de España, el 29 por ciento de los jóvenes de 15 a 24 años encuestados afirmaron que habían accedido deliberadamente a contenidos digitales de fuentes ilícitas, cuatro puntos porcentuales menos que en 2016.

La música es el contenido digital más popular entre los jóvenes comunitarios como se refleja en que casi todos (el 97 por ciento) la escuchen directamente o la descarguen, y los consultados que admiten usar fuentes ilegales ha caído casi una tercera parte: del 56 al 39 por ciento.

Además, más de nueve de cada diez jóvenes bajan películas o series (94%) y juegos (92) mientras que aproximadamente ocho de cada diez logran ‘on line’ contenidos educativos (82) y programas de televisión o deportes (79).

En cambio, las proporciones de acceso a revistas o periódicos, y libros electrónicos, siguen siendo algo inferiores con un 59 y un 56 por ciento.

La principal razón por la que los jóvenes usan de manera intencionada las fuentes ilegales es el precio, motivo alegado por el 56 por ciento de los encuestados (10 puntos menos que en 2016), y otros argumentos dados son la falta de oferta legal (30) y la percepción de que hay una mayor variedad de contenidos en el mercado ilícito (26)

Más conciencia sobre la seguridad en línea

Según el informe difundido por la EUIPO, los jóvenes europeos son cada vez más conscientes de los posibles riesgos de la seguridad en línea y de la importancia de respetar la ley a la hora de acceder a contenidos digitales como música, películas o series.

El riesgo de robo de datos de las tarjetas de crédito o posibles virus que infectan los dispositivos personales son algunos de los motivos por los que evitan acceder de forma irregular.

Sin embargo, este cambio de conducta no se refleja en la tendencia de los jóvenes a comprar otros artículos falsos no digitales como ropa, accesorios o calzado, para los que el precio sigue siendo el factor clave en el momento de la compra.

El 13 por ciento de los jóvenes encuestados declaró que había comprado de manera deliberada falsificaciones en los últimos 12 meses frente al 12 en la edición de 2016 (España al 16 por ciento desde el 20).

El 66% es consciente del perjuicio para artistas y creadores 

En todo caso, más de la mitad de los encuestados cree que comprar falsificaciones “no es guay” y el 66 por ciento reconoce que los artistas, creadores y los equipos que los respaldan pueden verse perjudicados.

En palabras del el director ejecutivo de la EUIPO, el belga Christian Archambeau, “a la hora de diseñar políticas y programas para proteger la propiedad intelectual en el futuro hay que entender qué motiva a los jóvenes hoy en día”.

Más del 54% de las pymes ven un efecto positivo de la propiedad intelectual

Asímismo, la EUIPO ha sacado otro estudio que concluye que más de la mitad (el 54%) de las pequeñas y medianas empresas (pymes) afirman que los derechos de propiedad intelectual tienen un efecto positivo en sus actividades, especialmente en la mejora de la reputación y la credibilidad, el aumento de la facturación la mejora de las perspectivas de ampliación del mercado.

Por el contrario, casi cuatro de cada diez pymes afirman que el desconocimiento de los derechos de propiedad intelectual, como las patentes, las marcas y los dibujos y modelos, les ha impedido obtener la protección en materia de PI que necesitaban.

Archambeau ha manifestado que “las pymes son agentes clave en la economía de la innovación, y la propiedad intelectual ayuda a proteger sus valiosos activos empresariales”.

La EUIPO es la Oficina de la UE encargada del registro de las marcas, dibujos y modelos comunitarios y, del mismo modo, emprende investigaciones y actividades para combatir la vulneración de los derechos de propiedad intelectual a través del Observatorio Europeo de las Vulneraciones de los Derechos de Propiedad Intelectual.

 

Edición: Catalina Guerrero

Para saber más: 

► Barómetro de la propiedad intelectual entre los jóvenes

► Barómetro de la EUIPO sobre las pymes y la propiedad intelectual